?


Contenido desarrollado para

DENTAID

La salud empieza en la boca: claves (indispensables) para una correcta salud bucal

La boca puede actuar como un chivato de nuestra salud general y está ligada a enfermedades como la diabetes o los problemas cardiovasculares. Por eso, la prevención y una correcta higiene bucal son fundamentales para mejorar nuestra salud general

Laura Fortuño

Compartir

Adivina qué animal puede coleccionar más de 24.000 dientes diferentes a lo largo de su vida. No, no es el Ratoncito Pérez. Se trata del tiburón tigre, un animal que en 10 años puede producir esa desorbitada cantidad de dientes reemplazando así su dentadura durante toda su existencia. Los humanos, por el contrario, solo mudamos nuestros dientes una vez en la vida, en un proceso que se extiende, aproximadamente, desde los seis hasta los 12 años. Por eso, cuidarlos desde la salida del primer diente de leche y hasta la vejez resulta fundamental porque cada uno de nuestros dientes cumple mucho más que una función estética: nos ayuda a masticar, comer, deglutir y hablar.

Mantener una buena salud bucal resulta imprescindible para gozar de una buena salud general, tal y como alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS). En un informe reciente asegura que más de 3.500 millones de personas en todo el mundo padecen enfermedades bucales sin tratar. La prevalencia entre caries, enfermedad periodontal y pérdida de dientes sigue estando, durante los últimos 30 años, un 45% más alta que cualquier otra enfermedad no transmisible.

Porque la boca es mucho más que una cuestión estética: es salud. La boca es la puerta de entrada de microorganismos como las bacterias, por lo que si no prevenimos y tratamos las enfermedades de la cavidad bucal, ponemos en riesgo nuestra salud a nivel global tal y como dice VITIS, marca especializada en salud bucal: Más que una boca, es salud.

Existe una relación entre la diabetes y la enfermedad periodontal

Por ejemplo, existe una relación entre la diabetes y la periodontitis (la más grave de las enfermedades de las encías, que puede suponer la pérdida de los dientes). De hecho, la enfermedad periodontal puede aumentar el riesgo de sufrir diabetes y sus complicaciones y, a su vez, la diabetes supone un factor de riesgo para la periodontitis. No solo eso: la periodontitis también puede ser un factor de riesgo de una enfermedad cardiovascular aterosclerótica, como el infarto de miocardio y el ictus. Las enfermedades cardiovasculares suponen la primera causa de mortalidad en nuestro país, según la Fundación Española del Corazón. También las mujeres embarazadas deben prestar especial atención a su boca, porque una mala salud de las encías aumenta el riesgo de parto prematuro, preeclampsia o bajo peso del bebé al nacer.

Por otro lado, podríamos decir que la gingivitis, que afecta a una de cada dos personas en España, es la antesala de la periodontitis. El sangrado y la inflamación de las encías son los principales signos de alerta. Realizar una correcta higiene bucal y utilizar productos específicos, como VITIS Encías, es fundamental para mantener las encías en buen estado, evitando el desarrollo de enfermedades periodontales.

Así puedes mantener la salud de tu boca

Si la boca es reflejo de nuestra salud, podríamos decir que también actúa como una alarma natural que nos puede ayudar a detectar incluso patologías a nivel general. Es decir, es una especie de “chivato” que da la primera señal de que algo no funciona correctamente. Por eso, la prevención es la clave desde la infancia hasta la vejez, así como llevar a cabo una correcta higiene bucal óptima adaptada a las necesidades de cada uno, pero hay que tener en cuenta cómo lo hacemos.

-Cepilla los dientes dos veces al día, o después de las comidas, durante al menos dos minutos. El cepillo de dientes es la base de la salud bucal. Por eso VITIS (marca de cepillos nº1 en ventas de Farmacia) ofrece una amplia gama, incluida de cepillos infantiles, que se adapta a las necesidades de cada boca. Se recomienda reemplazar el cepillo cada tres meses o antes si los filamentos están muy abiertos o gastados.

-Elige una pasta de dientes que se adapte a tus particularidades: desde las opciones para el cuidado integral hasta las que previenen la aparición de la caries, blanqueadora, para prevenir y reducir la inflamación y el sangrado de encías por gingivitis, las específicas para ortodoncias tradicionales e invisibles o protección bucal activa.

-Utiliza la seda o cinta al menos una vez al día para eliminar la placa bacteriana en espacios interdentales.

-Termina la limpieza con un colutorio bucal con efecto antiplaca para protegerte y prevenir enfermedades de la encía. El CPC es un principio activo muy importante que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlo, ya que es un antiséptico con una potente acción antiplaca, que encontramos en colutorios como VITIS Encías o VITIS CPC Protect.

-Sigue una dieta saludable, con la mínima presencia de alimentos o bebidas azucaradas.

-Evita el consumo de tabaco.

-Acude a las revisiones odontológicas como mínimo una vez al año para detectar de manera precoz cualquier problema que pueda surgir y programa higienes dentales de manera regular.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca