?


un proyecto con

Acción social

“Pardela a torre de control”: un láser verde guía en La Palma a su ave más querida

¿Cómo conciliar la necesaria transición energética con los hábitos de un ave nocturna? Un nuevo sistema ya lo intenta en el parque eólico de Fuencaliente

Ana García-Novo

Compartir

¿Cómo conciliar la necesaria transición energética con los hábitos de un ave nocturna? Un nuevo sistema ya lo intenta en el parque eólico de Fuencaliente

Ana García-Novo

Compartir

Antes de nada: una pardela no es una gaviota. Se confunden a menudo y sí, ambas son aves marinas, pero son especies distintas. También sus costumbres son distintas: las gaviotas suelen vivir más pegadas a tierra, mientras que las pardelas atlánticas o canarias son más aventureras y pasan meses en alta mar. 

Ahora, cuando las pardelas regresan de sus aventuras a los acantilados de La Palma, después de volar cientos de kilómetros sobre el océano, encuentran una luz verde que las guía. Es un láser que señaliza el parque eólico de Fuencaliente (La Palma) de Enel Green Power, una instalación que produjo en 2019 un total de 11.027 MWh, suficientes para abastecer a más de 3.000 viviendas con energía eléctrica.

Los hábitos nocturnos de un ave muy querida

En La Palma, la pardela es un ave muy querida. No es para menos: verlas regresar a sus acantilados es señal de que la primavera —y, con ella, la vida— vuelven a la isla después del invierno. Se trata de una especie incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y también en el Catálogo Canario de Especies Protegidas.

Renovables

Los números del parque eólico que salva pardelas

El proyecto del parque eólico de Fuencaliente aúna generación de energía renovable con respeto a la biodiversidad de la zona. En función de los resultados obtenidos, el proyecto de láser verde podría replicarse en otras instalaciones renovables de Enel Green power.

3

aerogeneradores en Fuencaliente

56

metros de altura de cada aerogenerador

3.163

viviendas abastecidas en 2019

Fuente: Enel Green Power

Concretamente, las pardelas atlánticas o canarias vuelven cada año a La Palma entre marzo y octubre para anidar y criar a sus pollitos. Después vuelan a otras latitudes y pasan mucho tiempo en el océano. Concretamente, una pardela puede llegar a pasar hasta el 40% de su vida en alta mar. Eso sí, cuando vuelve a casa, lo hace literalmente: estas aves suelen regresar siempre al mismo sitio cuando toca ampliar la familia.

El láser para guiar pardelas de La Palma es el primero que se prueba en el mundo en una instalación de energías renovables

Se trata de aves de hábitos nocturnos, con una actividad intensa en la zona cercana a Fuencaliente, donde se encuentra el parque eólico de Enel Green Power, la filial de energía renovable de Endesa. Van a anidar a los acantilados, pero también a buscar y traer comida para la prole. Son capaces de ir hasta África a llenar la despensa, unas expediciones que suelen realizar ya bajo la luz de las estrellas.

Con tan poca luz disponible, las pardelas necesitan guías que les ayuden a evitar los aerogeneradores. Por eso, Endesa decidió probar un sistema que ya se había ensayado con otras aves enamoradas de la noche. Así surgió la instalación del láser verde que, desde el pasado mes de abril, ayuda a las pardelas a evitar la infraestructura de Fuencaliente.

“El sistema láser trata de que las aves nocturnas que vayan a pasar por las cercanías del parque eólico puedan identificarlo y modificar su trayectoria”

“El sistema láser trata de que las aves nocturnas que vayan a pasar por las cercanías del parque eólico puedan identificarlo y modificar su trayectoria”, explica Manuel Ortega, Responsable Territorial de la Dirección de Operación y Mantenimiento de Enel Green Power.

Un sistema pionero

El sistema, que empezó a operar a finales de abril y continuará con su actividad hasta finales de año, es el primero que se prueba en el mundo con aplicación en una instalación de energías renovables. Antes ya se habían ensayado sistemas similares para guiar a aves nocturnas en otros países. En Hawái se ha probado a guiar pardelas lejos de tendidos de líneas eléctricas. También hay experiencias relacionadas con invernaderos y campos de cultivo que han arrojado resultados prometedores.

Una torre de control para aves

En el caso del parque eólico de Fuencaliente, se trata de una infraestructura conformada por tres aerogeneradores y una estación meteorológica. El mecanismo de iluminación láser se ha colocado en esta última y se dirige hacia el fuste del último de los aerogeneradores, que es el que está más cerca del mar. De esta manera, se señaliza la fila de aerogeneradores y se ayuda a las pardelas en su aproximación hacia este lugar de la costa, en cuyos acantilados mantienen sus nidos alejados de depredadores como los gatos o las ratas.

“El rayo láser no puede dirigirse libremente por cuestiones de seguridad”

Manuel Ortega, Responsable Territorial de la Dirección de Operación y Mantenimiento de Enel Green Power

Aunque el sistema pueda parecer sencillo, su diseño y puesta en marcha ha sido fruto de meses de trabajo y de la coordinación de distintos organismos. “El rayo láser no puede dirigirse libremente por cuestiones de seguridad”, explica Manuel Ortega. “Podría interferir con el tráfico aéreo de la zona o incluso con el marítimo”.

No solo eso: a pocos kilómetros de distancia hay una entidad que es otro de los grandes orgullos de los palmeros. Se trata del Instituto de Astrofísica de Canarias, que cuenta con un observatorio en el Roque de los Muchachos de La Palma y que ha participado en algunos de los grandes descubrimientos astronómicos de las últimas décadas.

La Ley del Cielo de La Palma establece, entre otras cautelas, que los haces de luz como el del láser verde de Fuencaliente no pueden sobrepasar la línea del horizonte para no interferir con el trabajo de esta institución. “Después de consultar a los organismos que podían verse afectados por el sistema, decidimos que el láser debía morir en el fuste del último aerogenerador de la fila, siguiendo nuestra filosofía de diseño sin riesgo”, aclara Ortega.

El trabajo previo a la instalación del láser verde incluyó también el estudio del comportamiento de las pardelas atlánticas en el entorno del parque eólico de Fuencaliente durante los últimos años, sobre todo de los ejemplares que llegan a la isla para anidar. También se ha trabajado en la identificación de las huras que utilizan como nidos y se han marcado algunos ejemplares con sistemas GPS para determinar sus rutas de vuelo.

A partir de los datos recogidos y la coordinación con las distintas entidades, se decidió la instalación de este sistema de láser verde. “El rayo muere en el fuste del último aerogenerador, que mide alrededor de 56 metros de altura, y lo hace concretamente en su cota 40. Así nos aseguramos de que tiene un tope y está controlado”, indica Ortega.

Investigación imprescindible

Proyectos como este, que sirve para guiar a las pardelas, son una muestra del trabajo que realiza Enel Green Power para integrar sus instalaciones renovables en el entorno de manera responsable.

“Llevamos a cabo muchos proyectos en parque eólicos que son más permeables con la fauna de la zona, como es el caso de la instalación de Fuencaliente”, apunta Ortega. “En algunos casos implantamos sistemas comerciales que ya funcionan en otras infraestructuras, pero en otros nos toca investigar y desarrollar otras nuevas. Realizamos un trabajo inmenso para proteger a las aves que pudieran interactuar con estas instalaciones que son tan importantes para plantar cara problemas como el cambio climático o la inflación”.

Para Ortega, es necesario apoyar este tipo de investigaciones que ayudan a conciliar la transición energética con el respeto a la biodiversidad. Un apoyo que debe proceder de los propios centros de investigación, pero también de las compañías como Enel Green Power.

“Es cierto que, en ocasiones, los resultados de este tipo de proyectos de investigación no acompañan, pero hay que seguir porque los parques eólicos y las plantas fotovoltaicas son indispensables para esa transición energética tan exigente que tenemos por delante. Somos líderes en este mercado y también seremos líderes en investigación”, concluye.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca