?


Un proyecto junto a

Ecoeficiencia

Guía práctica (y sencilla) para ahorrar energía, dinero y emisiones

La calefacción, el consumo de agua o la electricidad son algunos de los elementos a tener en cuenta para reducir nuestra huella de carbono

Dani Cabezas

Compartir

En tiempos de incertidumbre económica y espiral inflacionista, el ahorro se ha convertido en un imperativo para muchos ciudadanos. Y aunque cuidar la buena salud de nuestro bolsillo es una cuestión de pura necesidad para pagar las facturas, la importancia de reducir nuestra huella de carbono y contribuir en la lucha contra el cambio climático son también alicientes para un número muy elevado de ciudadanos.

A la hora de ahorrar energía, las posibilidades son tantas como actividades realizamos en nuestro día a día. Empezando por nuestra propia casa: algunos pequeños gestos pueden ser muy poderosos. Cambiar las bombillas por otras de bajo consumo, por ejemplo, puede resultar enormemente útil: Naturgy calcula que el 9% de la energía eléctrica de un hogar se consume en iluminación.

En invierno, la calefacción se lleva una buena parte del pastel: en concreto, el 41% durante los meses más fríos del año, según Naturgy. Regular la temperatura diurna entre 19ºC y 21ºC y la nocturna entre 15ºC y 17ºC es un buen baremo para fomentar el ahorro. Conviene recordar que cada grado más de temperatura supone un incremento de consumo de un 7%, aproximadamente. Del mismo modo, conviene evitar pérdidas de calor bajando las persianas por las noches.

No obstante, la crisis energética desatada por la guerra de Ucrania está cambiando las recomendaciones y escenarios. El Plan de Ahorro y Gestión Energética en Climatización del Gobierno, aprobado para reducir el consumo de gas y petróleo un 5% a corto plazo, marca que los edificios de las administraciones públicas, los establecimientos comerciales, los espacios culturales o las estaciones y transportes de viajeros tenga la calefacción y refrigeración entre 19 y 27 grados, respectivamente, así como que cuenten con cierres automáticos en las puertas de acceso para impedir que se queden abiertas permanentemente, con el consiguiente despilfarro por pérdidas de energía al exterior.

SOSTENIBILIDAD

NATURALEZA

COMERCIO DE PROXIMIDAD

RECICLAJE

CUIDADO DEL PLANETA

SOSTENIBILIDAD

NATURALEZA

COMERCIO DE PROXIMIDAD

RECICLAJE

CUIDADO DEL PLANETA

Una mirada diferente comprometida con la imaginación y con el mundo que le rodea.
Así podríamos definir a Diego Ingold, un enamorado del teatro y del arte entendido como autorrealización. Donde cualquier otro ve un libro viejo, un cable pelado o una botella de plástico tirada donde no debía estar, él ve arte. Con esos materiales (rescatados y reciclados), el artista mallorquín nos anima en +Naturales a cuidar del medioambiente y, de paso, mejorar nuestra vida.

El agua es otro de los recursos que debemos cuidar. Instalar perlizadores en los grifos puede llegar a suponer un ahorro importante. Un accesorio que inyecta aire en la salida del agua, provocando que la sensación de caudal sea la misma y el consumo mucho menor: hasta un 60% menos. Igualmente, ajustar la temperatura del agua caliente entre los 30ºC y los 35ºC es más que suficiente y también contribuye al ahorro energético.

Además, desenchufar los aparatos eléctricos cuando no los utilizamos, poner la lavadora con agua fría o a baja temperatura, evitar el modo stand by de algunos electrodomésticos como el televisor o cocinar con ollas a presión son medidas sencillas que, cuando se toman en conjunto, pueden suponer a corto y medio plazo un ahorro económico importante, así como también reducir considerablemente nuestra huella de carbono.

La importancia de un buen aislamiento

Aislar la vivienda es otro punto esencial para convertirla en un hogar eficiente. Un aislamiento térmico adecuado puede traducirse en niveles de ahorro en torno al 50% de energía demandada, tanto en lo que respecta a la calefacción en invierno como a la refrigeración en verano. Una buena reforma puede suponer un cambio sustancial.

Los datos apuntan precisamente a la necesidad de tomar medidas. En España, la media de edad de las viviendas es de 45 años. Más de la mitad de los edificios son anteriores al año 1980, cuando por primera vez entró en vigor una normativa que obligaba a los constructores a cumplir unos estándares de eficiencia energética. Hoy, y pese a que las cosas van cambiando poco a poco, la ineficiencia energética del parque de viviendas español sigue suponiendo una importante huella de carbono, ya que se calcula que genera unas 29.000 toneladas de gases de efecto invernadero, el 14% del total del país.

De la dependencia a la sostenibilidad

Como ocurre en todo lo relacionado con la lucha contra el cambio climático y la necesidad de reducir nuestra huella de carbono, la solución no pasa única y exclusivamente por los ciudadanos: también por los gobiernos y las empresas. Estas últimas, de hecho, están llamadas a jugar un papel protagonista en la transición ecológica.

En invierno, la calefacción se lleva una buena parte del consumo energético de un hogar: el 41%

De nuevo, el contexto actual puede suponer una oportunidad. El plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos (conocido como Plan REPowerEU) aspira a reducir en el menor tiempo posible la dependencia con respecto a estos combustibles y avanzar con rapidez en la transición ecológica. Un objetivo ambicioso que fue presentado por la Comisión Europea el pasado mes de mayo, en línea con la opinión pública respecto a este asunto: el 85 % de los europeos cree que la UE debería reducir su dependencia con respecto al gas y el petróleo rusos lo antes posible para apoyar a Ucrania.

Las medidas del plan son muchas y muy variadas: ahorro de energía, diversificación del suministro de energía y despliegue acelerado de las energías renovables para sustituir a los combustibles fósiles en los hogares, la industria y la producción de electricidad.

Desde las administraciones públicas europeas se muestran convencidos de que la necesaria transformación ecológica traerá ventajas en aspectos diversos: reforzará el crecimiento económico, la seguridad y la lucha contra el cambio climático. Un futuro que puede ser esperanzador si, entre todos, empezamos a cambiar poco a poco nuestro chip en materia de energía.

DE ESTE CONTENIDO

El 100% de las personas implicadas en este contenido han apagado las regletas y no han dejado en stand by sus equipos durante su elaboración

Este contenido se ha hecho con luz natural

Los materiales utilizados en el vídeo son bombillas y cables antiguos de 125v de la casa familiar del artista

En la producción de este contenido se han emitido 0,01884 toneladas de CO², el equivalente a un viaje en avión Madrid-Barcelona o a un árbol absorbiendo emisiones durante un año. El 31,4% de las emisiones ligadas a la producción de este contenido se corresponden con la creación de los vídeos animados, mientras que la producción y el desarrollo del contenido ha supuesto un 68,6% de las emisiones totales. Naturgy, a través de la iniciativa #BuenaHuella, va a compensar el total de las emisiones producidas por el proyecto +Naturales.

Créditos

Content Strategy

Prado Campos

Diseño UI y Dirección de Arte

Alessandro Marra & Sofía Sisqués

Video Artist

Diego Ingold

Maquetación

Saúl Fernández

Producción Ejecutiva

Delia Blesa

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca