?


Contenido desarrollado para

BANCO SABADELL

Esta es la verdadera (y olvidada) rentabilidad de un fondo de inversión

Banco Sabadell ofrece un fondo de inversión rentable, ético y solidario que, desde 2006, ya ha destinado más de 2.750.000 euros a causas sociales. Solamente este año, el Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI, ha donado 343.404 euros a 28 entidades, ONG, congregaciones religiosas y fundaciones

Ángela Zorrilla

Compartir

Actuar de forma ética y solidaria no debería ser incompatible con invertir de forma rentable. De hecho, está comprobado que invertir con ese prisma solidario es una práctica que beneficia a todos. Por un lado, a la sociedad y al propio planeta evitando malas prácticas ambientales; pero también a las personas menos favorecidas y, finalmente, al inversor.

Varios estudios refuerzan la idea de que invertir de una forma ética, evitando acciones de compañías que pueden sufrir pérdidas de valor -por cuestiones reputacionales, multas o prohibiciones, por ejemplo- es rentable. Además, tras el paso arrollador de la pandemia provocada por el coronavirus, los valores ESG (criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo) se han visto reforzados. Y mucho. 

Muestra de todo esto es el Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI que ha entregado, desde 2006, ayudas por más de 2.750.000 euros. Este fondo está especialmente pensado para inversores de riesgo medio que quieran invertir respetando los criterios sociales, contribuir a causas solidarias y, a su vez, hacerlo conforme los principios de la Doctrina Social de la Iglesia. Todo ello buscando siempre la máxima rentabilidad, acorde al nivel de riesgo de cada inversor. 

De hecho, este producto financiero invierte alrededor de un 80% en activos de renta fija y un 20% en activos de renta variable, principalmente europea. Es también un Fondo ético ya que incorpora en su proceso de inversión filtros de carácter ético y social, además de los criterios únicamente económicos y financieros. Es decir, a la hora de decidir por los inversores se lleva a cabo un análisis adicional orientado a evitar malas praxis en términos de responsabilidad social. 

Esta solución de inversión responsable y de impacto social vio la luz en el año 2006 de la mano de Banco Sabadell y Sabadell Asset Management, que en la fecha fueron pioneros en eso de las finanzas éticas. Se trata de un Fondo de Inversión que destina una parte importante de la comisión de su gestión a proyectos solidarios.

Es más, en el caso de Sabadell Inversión ética y solidaria, FI esas donaciones suponen entre el 0,20% y el 0,35% anual del patrimonio gestionado, dependiendo de la clase de participaciones contratada. Pero, en palabras de Francisco Vallejo, presidente del Consejo Territorial Banco Sabadell- Madrid Centro, “hay que remar para incrementar el volumen del fondo para poder contribuir con mayores cuantías a las necesidades que vamos a tener delante”. 

Donaciones a colectivos en riesgo

Aún así, solamente este año, el importe de las donaciones derivadas del Fondo Sabadell Inversión Ética ha ascendido a 343.404 euros destinados a 28 entidades, ONG, congregaciones religiosas y fundaciones. Todas ellas han sido seleccionadas por el Comité Ético del Fondo, presidido por María Benjumea, quien estudia los proyectos solidarios aspirantes. En esta edición, se ha beneficiado a entidades y propuestas que ayudan a la infancia y a la población civil que vive en zonas de conflicto, a personas con enfermedades o discapacidades y a colectivos en riesgo de exclusión como familias numerosas, inmigrantes o presos. 

Para Francisco Vallejo, en este marco, las entidades del tercer sector juegan un papel clave. “Sois la esperanza de los más desfavorecidos, aunque ojalá no fuerais necesarios”, asegura. Mientras, la entidad, mediante esta solución de inversión responsable, seguirá apostando por su trabajo y donando parte de sus comisiones para que las entidades puedan hacer que su tarea siga siendo un bien para toda la sociedad. 

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca