?


Contenido desarrollado para

BANCO SANTANDER

Así es la primera ecociudad de Reino Unido que inspira la transición verde de la Fórmula 1

Banco Santander ha vuelto a la Fórmula 1 como patrocinador del equipo Ferrari con el objetivo de impulsar la transición verde del sector automovilístico y ayudar a la Scuderia en su compromiso de ser neutro en emisiones de carbono en 2030. Elmsbrook, la primera ecociudad del Reino Unido, se ha convertido en un referente para ello.

Jacobo Castro

Compartir

La Fórmula 1 es uno de los deportes con mayor seguimiento del planeta. Con una audiencia de más de 1.500 millones de espectadores alrededor del mundo, veinte pilotos y diez equipos se enfrentan durante casi nueve meses en circuitos de todo el globo en busca de la victoria.

Sin embargo, desde hace años la trascendencia de este espectáculo ha traspasado las fronteras del deporte, y su influencia a nivel global no ha pasado desapercibida en lo referente a asuntos que afectan a todo el planeta. El mejor ejemplo es que la categoría reina del mundo del motor busca ayudar en una tarea en la que todos estamos llamados a colaborar: la reducción de emisiones con el fin de eliminar la huella de carbono.

Para ello, a una gran marca como es la Fórmula 1 se ha sumado otra que apunta a tener un papel clave en esta tarea: Banco Santander, que tiene como objetivo acompañar a la marca italiana en su transición verde.

Santander: una marca comprometida con el medioambiente

Banco Santander lleva años inmerso en un viaje hacia la búsqueda de soluciones que logren reducir el impacto de su actividad sobre el medio ambiente. Un trabajo que le llevó a que en 2020 lograse ser neutro en carbono o a situarse como líder mundial en financiación de energías renovables en la primera mitad de este año.

Entre sus próximos objetivos se encuentra, entre otros, lograr las cero emisiones netas para sus clientes derivados de sus servicios de financiación, inversión o asesoramiento en el año 2050. Para ello cuenta con equipos especializados en asesorar a grandes clientes en la transición verde a través de su banco de inversión, Santander CIB.

Una experiencia acumulada que se ha convertido en el faro que guía la presencia del Santander en la F1, ya que la entidad quiere ayudar al objetivo que se ha marcado Ferrari para 2030: ser neutro en carbono, y contribuir de esta forma a la ambición de la F1 de alcanzar las cero emisiones netas en el mismo año, lo que ayudará a progresar al sector automovilístico.

El ejemplo de Elmsbrook

Elmsbrook se encuentra situada en Bicester, una localidad a 18km de Oxford, y en ella conviven alrededor de 400 casas que tienen una particularidad muy especial. Se trata de un conjunto de viviendas eficientes desde el punto de vista energético, que han logrado alcanzar las cero emisiones netas.

Las claves residen en el uso de paneles solares en todas las construcciones, autobuses eléctricos o a la bicicleta como medio de transporte principal, que han convertido a este lugar en un referente en sostenibilidad. Su cercanía con la sede de Banco Santander en Milton Keynes, hace que la entidad conozca de primera mano lo que ocurre en este curioso lugar y aprenda sobre cómo poder aplicarlo a través de las diferentes iniciativas que tiene en marcha, con especial énfasis en su presencia en la Fórmula 1.

Un acuerdo que va más allá de un patrocinio

La vuelta de Banco Santander como patrocinador del equipo Ferrari tiene el compromiso de buscar de manera conjunta un planeta menos contaminado y una energía cada vez más eficiente. Con el compromiso de conseguir ser neutro en carbono en el año 2030, Santander ha puesto a disposición de Ferrari una amplia gama de soluciones para desarrollar avances tecnológicos y contribuir a la sostenibilidad del sector.

Estas soluciones tienen que ir de la mano, como no podía ser de otra manera, de las nuevas tecnologías, que ya han permitido, sin ir más lejos, que el motor de los Ferrari que conducen esta temporada Carlos Sainz y Charles Leclerc tengan un 30% mayor de eficiencia que en años anteriores.

Ferrari inicia el camino en su propia fábrica

La marca italiana es, probablemente, la más conocida del mundo del automóvil, ya sea general o de competición. Es por ello que también ha empezado a dar pasos adelante hacia esa descarbonización adoptando diferentes medidas, como el uso de paneles solares, bio combustibles o hasta una pila de combustible. Todo ello enfocado a poder reducir el impacto de su actividad en el medio ambiente y seguir contribuyendo a la reducción de emisiones.

Por todos es sabido que la Fórmula 1 siempre ha ido un paso por delante de los vehículos en general, y que esta categoría ha servido en muchas ocasiones para probar elementos que posteriormente pueden ser incorporados a la industria automovilística. Esta transición verde no es una excepción, y el interés de Banco Santander y de Ferrari, de la mano de Formula One Management (FOM), propietario de la F1, es llevar a cabo un cambio que trascienda a la propia categoría.

La intención de teñir de verde esta industria es evidente, ahora solo falta seguir buscando medios para conseguirlo. En este sentido, la colaboración entre ambas marcas puede resultar decisiva para acelerar los procesos de aparición de nuevas tecnologías que contribuyan a un mundo más descarbonizado, a un mundo como el que ya tienen en Elmsbrook.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con BANCO SANTANDER.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca