?


Contenido desarrollado para

MERCK-PFIZER

La importancia del diagnóstico precoz en cáncer de vejiga

Es el quinto tumor más diagnosticado en España, el cuarto en varones. El tabaco es responsable del 50% de los casos.

Ana Belén Madrid

Compartir

El cáncer es una enfermedad sin duda popular, pero no todos los tipos de cáncer lo son por igual. El de vejiga es uno de los más desconocidos, pese a que también se encuentra entre los más diagnosticados en nuestro país. ¿El problema? Que este desconocimiento generalizado puede alargar el proceso hasta que se detecta.

De hecho, en el caso del cáncer de vejiga, conocer sus síntomas e identificarlos a tiempo marca una gran diferencia: se trata de un tumor con una elevada tasa de supervivencia si se descubre de manera precoz. Por suerte, ese diagnóstico temprano se realiza, en la mayoría de los casos, cuando la enfermedad se encuentra en estadios localizados, es decir, cuando no se ha diseminado a otras partes del cuerpo, y la primera opción es la cirugía.

Pero ¿cómo identificar la enfermedad antes de que esto ocurra? Existen signos que nos pueden alertar de su presencia y a los que debemos prestar atención. El más común y visible es la hematuria, la aparición de sangre en orina a la que, en muchas ocasiones, no se le otorga la importancia que merece creyendo que se trata de un problema menor, como una posible infección de orina. Es importante tener en cuenta que cuando se habla de sangre en la orina no siempre se percibe como un color rojo vivo a simple vista, este tumor también puede presentarse tiñendo la orina, es decir, que ésta sea más oscura de lo habitual.

Principales síntomas del cáncer de vejiga

• Hematuria o sangre en la orina
• Incontinencia urinaria
• Alta frecuencia urinaria y/o dolor durante la misma
• Cansancio
• Dolor abdominal, lumbar o pélvico
• Infecciones de orina frecuentes
• Pérdida de peso

Fuente:

Mayo Clinic. 2019, Bladder cancer

Fight Bladder Cancer. 2020. Signs and Symptoms 

Así es el cáncer de vejiga en España

Cada año se registran más de medio millón de nuevos casos de cáncer de vejiga en todo el mundo, lo que lo sitúa como el décimo tipo de tumor más diagnosticado en el planeta. Sin embargo, en España ocupa la quinta posición —22.300 personas cada año— y la cuarta si hablamos de varones, con una de las incidencias más elevadas a nivel global.

Eso sí, también la supervivencia de los pacientes de cáncer de vejiga en España es superior a la de otros países. Si se compara con la media europea (69%), nos encontramos con que hasta el 75% de los españoles y el 70% de las españolas que presentan esta enfermedad sobreviven más de cinco años si el diagnóstico se da en las fases tempranas de la enfermedad.

Ahora bien, la complejidad viene cuando la enfermedad ha progresado puesto que se vuelve más difícil de tratar. Hasta el punto de que la tasa de supervivencia a cinco años de los pacientes con cáncer de vejiga metastásico se reduce al 5%.

Esta es la razón por la que resulta esencial prestar atención a los síntomas que nos pueden avisar de la presencia de esta enfermedad, cuya forma más común es el cáncer urotelial, que supone el 90% de los casos, y que comprende partes como la pelvis renal, los uréteres, la vejiga y la uretra.

EL TABACO TRIPLICA LA POSIBILIDAD DE TENER CÁNCER DE VEJIGA

En cuanto a las principales causas de esta enfermedad, el tabaco es el responsable del 50% de los casos. Esto se debe a que su consumo, a diferencia de lo que se suele pensar, no solo afecta a las vías respiratorias a través del humo, sino que va mucho más allá. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los cigarrillos contienen más de 60 productos carcinógenos, que son absorbidos en la sangre y eliminados a través de la orina. La orina permanece en la vejiga hasta que es expulsada, por lo que se encuentra expuesta a estas sustancias durante horas, afectando así a las células de la pared de la vía urinaria.

PERFIL DEL PACIENTE: HOMBRE, 60 AÑOS Y FUMADOR

“Si tuviéramos que hacer un retrato robot de un paciente afectado por cáncer de vejiga, diríamos que es varón, en torno a los 60 años, habitualmente con una historia de tabaquismo o exposición profesional a sustancias tóxicas y, por lo general, con patología derivada del tabaquismo”, describe el Dr. José Ángel Arranz, jefe de Sección del Servicio de Oncología Médica del HGU Gregorio Marañón (Madrid).

Es un tumor más frecuente en hombres y el síntoma más llamativo o significativo es la sangre en la orina

Su mayor incidencia en pacientes varones hace que el diagnóstico del cáncer de vejiga se produzca en la consulta de urología. “Al ser un tumor más frecuente en hombres, ante síntomas relacionados con el aparato urinario, de los cuales el más llamativo y significativo es la hematuria, sangre en la orina, aunque a veces también coincide con problemas de próstata, habitualmente el paciente acude al urólogo, que suele ser clave en el diagnóstico de las fases iniciales”, indica el Dr. Arranz.

Aunque los síntomas ayudan a comenzar el proceso de diagnosis, este tumor no siempre avisa. “Muchas veces se trata de un tumor silente y no hay que buscar solo en este tipo de pacientes”, advierte el experto.

De izquierda a derecha: Doctora Carmen Perezagua (jefa de Servicio de Oncología Médica del Hospital del Henares de Madrid), Doctor José Ángel Arranz (jefe de sección Servicio de Oncología Médica del HGU Gregorio Marañón) y Zeltia Rodríguez (psicooncóloga).

CÓMO AFECTA AL PACIENTE EL DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD

La Dra. Carmen Perezagua, jefa de Servicio de Oncología Médica del Hospital del Henares de Madrid, explica cómo suelen reaccionar los pacientes cuando se les detecta cáncer de vejiga: “Yo diría que cuando llegan a nuestra consulta ya se lo esperan. Por lo general, son pacientes que vienen o de urología o de hacerse una serie de pruebas con las que intuyen que algo está pasando”.

Se muestran de manera diferente según la fase en la que se encuentre la enfermedad. “Cuando más se suelen angustiar es una vez que se hacen las pruebas para ver si el tumor tiene metástasis. Cuando es localizado, los pacientes suelen asimilar ‘me van a operar’ o ‘me voy a curar’. Sin embargo, en cuanto tienen metástasis ya no piensan en esa curación”, explica la doctora.

Por esa razón, es importante apostar por un abordaje interdisciplinar que incluya la atención psicológica. “Nuestra labor comienza prácticamente al inicio del proceso, junto al paciente y a la familia”, comenta Zeltia Rodríguez, psicooncóloga. “En la primera visita intentamos determinar hasta qué punto el paciente, y su familia, ha entendido lo que le ha contado el oncólogo”.

La especialista añade, “el oncólogo deriva a los pacientes a psicooncología para ayudarles a llevar la enfermedad, que es algo para lo que nadie está preparado”.

ABORDAJE DEL CÁNCER DE VEJIGA AVANZADO

Una vez diagnosticado el cáncer de vejiga, se establece el abordaje más adecuado para cada paciente. En este sentido, en los últimos cinco años se han producido avances importantes, que permiten combinar terapias en el caso de tumores metastásicos.

En los últimos cinco años se han producido avances importantes en el abordaje de esta enfermedad

La Dra. Perezagua detalla la evolución en los tratamientos de este tipo de cáncer: “Hasta hace cinco años, el cáncer de vejiga, a pesar de ser muy frecuente, no había tenido grandes novedades terapéuticas, especialmente en el cáncer de vejiga metastásico. Sin embargo, han aparecido nuevos mecanismos de acción de inmunoterapia y también nuevas opciones de quimioterapia para este tumor metastásico”.

Para los pacientes que controlan la enfermedad tras la quimioterapia, el abordaje terapéutico pasa por la inmunoterapia, que activa las defensas del sistema inmune para luchar contra las células cancerosas. Aunque algunas personas muestran una buena reacción al tratamiento, en otras la enfermedad progresa o reaparece. En estos casos, los objetivos del tratamiento pasan a ser prolongar la supervivencia y mejorar la calidad de vida del paciente.

HACIENDO VISIBLE UN TUMOR POCO CONOCIDO SOCIALMENTE

El Dr. José Ángel Arranz, la Dra. Carmen Perezagua y Zeltia Rodríguez, junto con el Dr. Álvaro Pinto, médico adjunto del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Paz de Madrid, son los protagonistas de ‘Conversaciones sobre el cáncer de vejiga’, una iniciativa impulsada por la Alianza MerckPfizer con el objetivo de visibilizar una patología que, a pesar de su incidencia, es poco conocida en nuestro país.

A través de una serie de entrevistas a estos profesionales sanitarios nos acercamos a la realidad diaria de este tipo de tumor, el trabajo que se lleva a cabo con los pacientes y familiares en las consultas, y el abordaje integral de esta patología.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Merck-Pfizer. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca