?

TRABENSOL

La vida de Carmen en un 'cohousing senior': ''De aquí no me mueve nadie''

La historia de Carmen Rodríguez y Trabensol comienza hace más de 20 años. Después de una vida llena de trabajo y entrega a los demás, decide cambiar. Adaptarse a una nueva forma de vivir en comunidad porque para eso siente que ha nacido. Esta es su historia y el inicio de Trabensol.

Contenido desarrollado por

Laura Sutil

Compartir

Scroll Down

Cuando se jubiló, Carmen Rodríguez encontró en Trabensol la forma de vida que le hacía feliz.

La historia de Carmen Rodríguez y Trabensol comienza hace más de 20 años. Después de una vida llena de trabajo y entrega a los demás, decide cambiar. Adaptarse a una nueva forma de vivir en comunidad porque para eso siente que ha nacido. Esta es su historia y el inicio de Trabensol.

“Nosotros vivíamos en un barrio de Madrid felices, hasta que nos dimos cuenta de que nos hacíamos mayores y no queríamos pasar ese tiempo solos. Nuestros hijos eran mayores y teníamos que hacer algo”. Allá por el 2001, Carmen Rodríguez y su marido tenían una vida plena en Moratalaz. Ella, muy activa socialmente, vivía inmersa en numerosas asociaciones de mujeres y grupos de parroquia. Un día surgió la idea de continuar, ya en la vejez, viviendo en comunidad de una manera algo diferente. Y aquí es donde empieza la historia de Carmen y Trabensol.

Ella misma se define como una mujer trabajadora que ha dedicado su vida al bienestar de los demás. Tras una vida laboral enfocada en la enseñanza, comprendió que ese contacto con las personas era algo que necesitaba, que formaba parte de su ADN. Por eso, explica que cuando se jubiló, encontró en Trabensol esa alternativa a la forma de vivir que realmente le hacía feliz.

El término Trabensol deriva de ‘trabajadores en solidaridad’ y consta de un conjunto residencial de 84 viviendas ubicadas a unos 70 kilómetros de Madrid, concretamente en el término municipal de Torremocha del Jarama. Trabensol se define como una residencia colaborativa para mayores o, lo que es lo mismo, un Co-housing. Este término anglosajón que cada vez se hace más popular en nuestras conversaciones consiste en un sistema de vivienda colaborativa que pone el foco en vivir en comunidad, rodeado de gente, pero teniendo también tu propio espacio privado dentro de tu casa.

El término anglosajón Co-housing es un sistema de vivienda colaborativa que pone el foco en vivir en comunidad, rodeado de gente, pero teniendo también tu propio espacio privado dentro de tu casa

Hasta llegar a lo que es hoy en día, el camino no fue del todo sencillo y poco a poco Carmen y su marido, que falleció hace algunos años, fueron fraguando esta idea para que pasase de una idea personal a un proyecto factible y comunal. “Cuando nos reunimos por primera vez para poner en marcha esta idea, todo parecía muy difícil. Mira ahora, casi 20 años después estamos aquí sentados, en este maravilloso patio de Trabensol viviendo en comunidad, en familia”, sentencia Carmen.

Los mayores viven en comunidad y colaboran en todas las tareas diarias

"Si me preguntas si quiero volver a mi casa te digo que no, de aquí no me mueve nadie, no se me ocurre mejor sitio para vivir"

«El punto fuerte de un Co-housing es la convivencia»

Carmen, vecina de Trabensol

Echando la vista atrás y repasando estas dos décadas, Carmen desengrana cómo fue el paso a paso del proyecto con cierto tono de satisfacción en su voz. La pareja se puso manos a la obra con la elección del terreno primero y después con la búsqueda de asociaciones que se sintiesen motivadas a formar parte de ese plan. Con esfuerzo y algún que otro quebradero de cabeza, lo consiguieron. Señala que ha sido un camino tortuoso, pero se le ilumina la cara cuando mira a su alrededor y ve que el proyecto con el que tanta ilusión pensaron un día ella y su marido se ha hecho posible.

Trabensol, un proyecto joven hecho para mayores

Para Carmen, “el punto fuerte de Trabensol es la convivencia”. La gente mayor viene aquí para vivir en comunidad y colaborar en todas las tareas diarias, aparte también de poder sentirse vivos y útiles. “Las penas en Trabensol son menos penas, porque siempre tienes a un vecino, que es familia, que te ayuda”, indica Carmen con una sonrisa.

Un imprescindible para que este sistema funcione es, sin duda, la organización. Este es uno de los pilares básicos establecidos por los convivientes, ya que son ellos mismos quienes mediante un organigrama van organizando su día a día. “Aquí todo se debate. Tenemos reuniones regulares donde por medio de consenso decidimos qué actividades hacer, qué horario ponerles y hasta qué plantar en el huerto”.

El contacto con la naturaleza es básico en esta equilibrada comunidad que han creado.

Y es que, además del devenir del día a día, dentro de Trabensol tienen lugar innumerables actividades para hacer en común, como teatro, pilates, sesión de cinefórum, actividades acuáticas, senderismo, etc. En este sentido, el contacto con la naturaleza es básico en esta equilibrada comunidad que han creado.

Trabensol es un residencial absolutamente autoabastecido, que cuenta con energías renovables para el confort de sus habitantes

Un entorno 100% sostenible

Otro aspecto “maravilloso” de Trabensol es que es un residencial absolutamente autoabastecido, que cuenta con energías renovables para el confort de sus habitantes. En la comunidad hay placas solares para poder abaratar el consumo eléctrico de las casas y, a su vez, abaratar también el sistema de geotermia que tienen instalado para el confort climático, tanto en verano como en invierno.

Además, cuentan con 18 pozos repartidos por todo el terreno. “Se trata de pozos de donde se extrae calor de la tierra a una temperatura de aproximadamente 17 grados, lo que hace que tanto calentar en invierno como enfriar en verano sea mucho menos costoso, ya que tienes mucha capacidad termal ganada gracias a este tipo de energía”.

Gracias a esta conciencia sostenible con la que se ideó Trabensol, este sistema de co-housing también cuenta con refrigeración en verano por medio del suelo radiante, ya que la geotermia enfría el agua de los conductos y no necesitan usar aires acondicionados más contaminantes y menos respetuosos con el medio ambiente.

«El huerto para nosotros es muy importante, porque aparte de poder tener tanto verduras como frutas totalmente frescas y libres de pesticidas químicos, es un punto de unión muy fuerte para quienes vivimos aquí»

Por último, una de las joyas de la corona de Trabensol es su huerto: “El huerto para nosotros es muy importante, porque aparte de poder tener tanto verduras como frutas totalmente frescas y libres de pesticidas químicos, es un punto de unión muy fuerte para quienes vivimos aquí”. Un huerto con el que autoabastecerse y estrechar vínculos afectivos y que cuenta, además, con un sistema de compostaje que convierte esta comunidad en 100% respetuosa con el medio ambiente.

Para Carmen vivir en Trabensol lo es todo y no lo cambia por nada del mundo. Compartir su vida con sus vecinos, que para ella son ya su propia familia, es lo que le hace feliz. Y es que ese es, ni más ni menos, el objetivo final del co-housing. “Si tú me preguntas si quiero volver a mi casa te digo que no, de aquí no me mueve nadie, no se me ocurre mejor sitio para vivir. Porque a Trabensol se viene a vivir, no a morir”.

todos
hacemos
el cambio

Un proyecto de

El futuro sostenible ha de ser verde y para construirlo, todos podemos aportar nuestro granito de arena. Podemos cambiar la forma en la que vivimos para vivir mejor, la manera en que consumimos para consumir mejor, el modo en que nos cuidamos para cuidarnos mejor. Ese es el compromiso de Todos hacemos el cambio, un proyecto con el que Leroy Merlin quiere ayudarnos a desde lo más íntimo de nuestra vida: nuestros hogares. Poniendo al ciudadano en el centro, este proyecto pretende inspirar y concienciar a los lectores para que sepan que ellos también pueden ser los protagonistas de un movimiento que, sin duda, acaba haciendo mejor no solo al planeta o a nuestros hogares, también a nosotros mismos. Materializar esta aventura depende de todos. Si quieres, también de ti.

Transformando el mundo desde nuestro hogar

Coordinación:
Cecilia Marín

Diseño UI y Dirección de Arte:
Alessandro Marra

Maquetación:
Silvia González
Eva Marina

Producción Vídeo:
Delia Blesa

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca