?


Contenido desarrollado para

HONOR

Ocho historias para ''hemocionarse'': los mejores momentos de la historia de la Selección Española

Te presentamos ocho momentos míticos de la selección española que nos han provocado todo tipo de emociones de la mano de la marca tecnológica HONOR, que ha apoyado incondicionalmente a nuestro equipo nacional durante el Mundial de Qatar

Jacobo Castro

Compartir

A lo largo del año en España, el fútbol queda mayoritariamente ocupado por los clubes, que se disputan títulos a nivel, sobre todo, nacional. Esa lucha, que en muchos casos no deja de ser la de una ciudad contra otra ciudad, incluso a veces entre vecinos de la misma, genera una gran rivalidad. Sin embargo, esa confrontación queda aparcada unos días al año por apoyar al equipo de todos: la Selección Española.

El combinado nacional afrontaba un reto mayúsculo en este final de 2022: el Mundial de Qatar. Mientras, los aficionados buscábamos una vez más experimentar esas emociones que, tanto en sus éxitos como en sus malos momentos, siempre nos despierta nuestra selección. Finalmente, esta vez salió cruz, pero eso no quita que no podamos guardar esta vivencia como otra de las que recordaremos durante muchos años de nuestro equipo nacional. Sobre esto precisamente consiste lo que busca la marca tecnológica HONOR: que estos momentos no caigan en el olvido y se sumen a una extensa lista que ha llevado al hincha de España a, como ellos dicen, “hemocionarse”.

A través de su campaña #Honortobewithyou, ha recopilado algunos de los momentos de la historia de nuestra Selección que más emociones han despertado a la afición. Muchos de ellos no son éxitos, pero precisamente las emociones que nos provoca el fútbol no son siempre con el triunfo. Además, han decidido ponerle a cada uno de ellos un nombre muy especial.

La injusticia tres veces repetida

Entre 1986 y 2002, España y su afición experimentaron de primera mano la frustración que produce ser víctima de una injusticia. Tres decisiones arbitrales en las Copas del Mundo que cambiaron el destino de un combinado nacional destinado a hacer grandes cosas.

En 1986, en el Mundial de México, España quedó encuadrada en el grupo con Brasil, Irlanda del Norte y Argelia. En el duelo con los brasileños, el árbitro no vio como un buen disparo de Míchel González daba en el larguero y entraba en la portería, haciendo que la Selección cayese en ese partido por 1-0. Aquel “Casigol” y esa derrota provocaron que los de Miguel Muñoz avanzasen a octavos como segundos de grupo y cayesen en cuartos ante Bélgica.

Ocho años más tarde, España se enfrentaba a Italia en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos. En el descuento, perdiendo 2-1 con los transalpinos, Luis Enrique Martínez, actual seleccionador, recibía dentro del área un codazo en la nariz de Mauro Tassoti. Sin embargo, el colegiado del partido, Sandor Puhl, no apreció la jugada, por lo que el claro penalti no fue decretado. La imagen de Luis Enrique desesperado, con la nariz ensangrentada, reflejaba perfectamente la indignación de todo un país por una jugada que quedará para la historia como la “Tassost*a”.

Ninguna de esas dos acciones fue comparable a lo que sufrió España en los cuartos de final del Mundial 2022 por parte del colegiado egipcio Gamal Al-Ghandour. Los de José Antonio Camacho jugaban los cuartos de final ante la anfitriona Corea del Sur y fueron víctimas de uno de los peores arbitrajes que se recuerda, con dos goles mal anulados y varios fuera de juego mal pitados. La Selección Española acabó siendo eliminada en penaltis y aquel partido siempre será recordado como “Malghandour”.

avanti
indietro

La incredulidad ante un error fatal

En el año 1998 no hizo falta mirar al árbitro para buscar los errores, si no que la propia selección se encargó de hundir todas sus aspiraciones con un fallo que jamás olvidarán los que vieron aquella Copa del Mundo.

“PeroZubi” es la mejor manera de llamar a aquella jugada en el partido inicial de España en el Mundial de Francia ante Nigeria. El portero vasco desvió hacia dentro de la portería un centro de la selección africana que le venía a las manos. Un hecho desgraciado que llevaría a nuestro combinado nacional a caer ante los nigerianos y que, a la postre, haría que España no pasase de fase de grupos.

Cuatro hazañas inolvidables

Pese a que mucha gente piensa que los grandes momentos de España han llegado en este siglo, lo cierto es que podemos recordar uno que se produjo en los años 80 y que hizo que nuestra selección entrase en la historia del fútbol.

En 1983, España se enfrentaba a Malta en el Benito Villamarín en el último partido de la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia de 1984 y necesitaba ganar por una diferencia de 11 goles para poder lograr el pase, algo casi imposible. El 3-1 de la primera parte, con el hat-trick de Carlos Santillana, ponía el reto a nivel de milagro: había que marcar nueve goles en 45 minutos. Cuatro goles de Poli Rincón, dos de Antonio Maceda y otros dos marcados por Santillana y Manu Sarabia acercaron un sueño que se encargó de hacer realidad Juan Señor, firmando el 12-1 y logrando “La Maltada”, una gesta para la historia.

Casi 25 años tuvo que esperar España para poder celebrar algo grande otra vez, pero en este caso lo hizo en forma de título, logrando la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008. Con Luis Aragonés al frente y un juego absolutamente descomunal, la Selección Española dejó en el camino a Italia y Rusia para plantarse en la final ante Alemania. Allí surgió el “EuroTorres”, un gol de Fernando Torres que convirtió a nuestro combinado nacional en campeón de Europa 44 años más tarde.

Solo dos veranos después España afrontó el más difícil todavía, acudiendo a Sudáfrica para disputar el Mundial 2010 como una de las claras favoritas. Tras empezar con un tropiezo ante Suiza en fase de grupos, la selección logró meterse en las fases de eliminatoria y superó a Portugal, Paraguay y Alemania, para encontrarse con Países Bajos en la final. Hubo que esperar a la prórroga, al minuto 116 de ese partido, para que Andrés Iniesta anotase “El Gol de Todos” y nos hiciese campeones del mundo por primera vez en nuestra historia.

Y para España no hubo dos sin tres, porque en la Eurocopa de Polonia y Ucrania de 2012 confirmó su dominio total del deporte rey. El equipo de Vicente del Bosque superó la fase de grupos, eliminó a Francia y Portugal en las eliminatorias, y se encontró con Italia en la final. El 4-0 que le endosaron a los transalpinos sirvió para ganar el título y para que, tras tres títulos en apenas cuatro años, España se ganase el apodo de “La Invencible”.

avanti
indietro

HONOR quiere sumarse a nuevas historias emocionantes

A través de la campaña #Honortobewithyou, HONOR no quiere únicamente rememorar los grandes momentos de nuestro equipo nacional, también sumarse a los que vengan en el futuro. Es por ello que ha lanzado un sorteo para ganar un smartphone HONOR Magic4 Pro. Sigue el twitter de HONOR para conseguirlo.

Además, en Navidad HONOR ofrece descuentos de hasta un 55% en muchos de sus productos con los que, por ejemplo, puedes ahorrar 420 € en su HONOR MagicBook 16 y obtener regalos valorados en 298€ con el smartphone HONOR 70.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca