?


El abuelo tiktoker que arrasa en la red social

Con más de 51.000 seguidores en TikTok, Jordana se ha convertido en un referente generacional. Un ejemplo de cómo lograr que nadie se quede fuera de la foto de la digitalización.

Gonzalo Garzón

Compartir

Eva Prieto

Compartir

Tiktokers, youtubers, influencers… Son neologismos asociados generalmente a un público muy joven. Palabras que poseen un importante significado para los que han crecido rodeados de tecnología, pero que aún son un misterio para muchos de los que ya han cumplido una determinada edad. Y sin embargo, siempre hay excepciones. Personas dispuestas a romper con lo establecido y demostrar que las posibilidades de las más modernas tecnologías son cosa de todos.

José Luis Jordana es uno de los ejemplos más claros de ello. A sus 84 años, es secretario de la Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad, pero muchos le conocen, sobre todo, por su perfil como influencer en las redes sociales, donde es conocido como El Abuelo Inquieto. Y cuando decimos muchos, es literalmente muchos: tiene más de 51.000 fans en la red social TikTok. Un auténtico fenómeno de masas cuyos vídeos, unos 550 hasta la fecha, suman más de nueve millones de reproducciones.

Ayudar a todos… en todo

“Empecé con Youtube, pero no me convenció”, cuenta José Luis. “Mis hijos, que son informáticos, me animaron a probar TikTok. Y mis nietos, especialmente la pequeña, se convirtió en mi profesora particular”. Pero el idilio de José Luis con las nuevas tecnologías viene de lejos: en 2008 ya escribía un exitoso blog que sumaba más de 2.000 visitas diarias. “¡Tenía más visitas que la web del Imserso!”, bromea. Y así era. El blog llegó incluso a recibir un prestigioso premio de la Fundación Pfizer, que reconoció su trabajo en la promoción de la salud y los hábitos saludables.

Hoy, esa labor continúa en los pequeños vídeos que sube prácticamente a diario. Y las reacciones de sus seguidores no pueden ser más entusiastas. “Al fin algo bueno en TikTok”, “Encontrarlo ha sido un regalo”, “Don José Luis, alma joven, lo admiro”, “Yo de mayor quiero ser como tú” o “Sus consejos son buenos para todas las edades”. Son sólo algunos de los comentarios que José Luis recibe y que le animan a continuar con su labor.

En sus vídeos, el Abuelo Inquieto reflexiona sobre todo aquello que le interesa o le inquieta, especialmente lo relacionado con el envejecimiento y la salud. ¿Qué diferencia hay entre jubilado, pensionista y abuelo? ¿Y entre anciano y viejo? ¿Qué es la tercera edad? ¿Y la cuarta? “Refranes, consejos, curiosidades… y hasta chistes malos: cuento de todo”, ríe. El objetivo es claro: ayudar a otras personas a vivir mejor. A disfrutar de todo lo bueno que te ofrece una etapa de la vida que, como todas las demás, es única e irrepetible.

En opinión de José Luis, “los mayores son el mayor potencial que tiene la sociedad española, y está infrautilizado”, asegura. Un potencial en el que también creen compañías como Telefónica, que es muy consciente de las incertidumbres y desigualdades que, si no es accesible a todos, puede provocar la tecnología. Por ello, pone foco en acercar la tecnología a las personas para poder tener más oportunidades y ayudar a que todos, sin excepción, “salgamos en la foto”. ¿Cómo? A través de una tecnología inclusiva que permita que todos desarrollemos, como José Luis, nuestro pleno potencial y generemos progreso

La vida en movimiento

El mensaje es claro, pero también poderoso: “Se comienza a envejecer cuando deja uno de moverse”, asegura José Luis. “También cuando se deja de aprender, cuando se pierde el interés por el mundo que le rodea. O cuando se deja de amar, pues la parte afectiva es muy importante. Cuando uno deja de salir de casa y sólo va del sofá a la cama o, como mucho, al club del jubilado. Se comienza a envejecer cuando se deja de reír”, asegura. “Yo lo resumo con un refrán muy bonito: “el que va y viene, vida tiene. Y si vengo y voy, vivo estoy”.

"Se comienza a envejecer cuando deja uno de moverse"

Con esa misma filosofía en mente, y como actor clave en la generación de valor económico y social, Telefónica lleva tiempo trabajando cada día para acercar la tecnología a la sociedad con el objetivo de que nadie se quede atrás y puedan tener más oportunidades para que puedan salir en la foto de la sociedad, así lleva acumulando 6.152.158 horas de formación impartidas gracias a su Fundación Telefónica, en las que han participado 1.212.765 personas. A través de iniciativas como Conecta Empleo, la compañía ha formado en competencias digitales gratuitamente a 19.703 personas en España en 2021.

El mejor ejemplo de ese compromiso son programas de la Fundación Telefónica como "Renacer digital", centrado precisamente en las competencias digitales de las personas mayores. Toda una serie de talleres en los que se enseña a hacer un uso básico del smartphone para dominar con soltura el WhatsApp, las videollamadas o las compras online, y en los que han participado un total de 1.103 personas tanto en España como en Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela.

El abuelo tiktoker que arrasa en la red social

Con más de 51.000 seguidores en TikTok, Jordana se ha convertido en un referente generacional. Un ejemplo de cómo lograr que nadie se quede fuera de la foto de la digitalización.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca