?


Contenido desarrollado para

IBERIA

La aerolínea que ayuda a las empresas españolas a expandirse por todo el mundo

Iberia afronta un ambicioso plan de transformación que pasa por reforzar su plantilla, retomar su plan de renovación de flota, crecer en América Latina y avanzar hacia la sostenibilidad

Bernardo Álvarez-Villar

Compartir

Hay empresas cuya función va más allá de ofrecer un producto o prestar un servicio determinado. Se trata de esas compañías que vertebran a una sociedad y que son la condición de posibilidad para que los demás actores económicos-consumidores, empresas, instituciones- puedan proseguir con su actividad. Empresas que pertenecen a eso que suele llamarse “sectores estratégicos” por su crucial importancia en el entramado económico de un país.

En un mundo globalizado, en el que los negocios no tienen fronteras y las empresas se internacionalizan para competir más allá de sus fronteras, las comunicaciones y el transporte son uno de esos sectores sobre los que se carga el peso de toda la economía. Que un país disponga de una aerolínea de confianza y con buenas conexiones internacionales es vital para que alcance un buen posicionamiento en el mercado global.

En un contexto de economía globalizada, Iberia apuesta por mejorar las conexiones de España con Estados Unidos y América Latina

En España es Iberia la empresa que se ocupa de este papel. La primera aerolínea española, fundada en 1927, es líder en nuestro país en lo que a vuelos internacionales se refiere. Y tiende a aumentar su capacidad en este sentido. Dentro del plan de transformación que está afrontando la compañía, bautizado como Next Chapter, la aerolínea tiene previsto fortalecerse en el aeropuerto de Madrid para consolidarse como la mejor opción para viajar desde o hacia España. “Desde España, generamos prosperidad conectando personas con el mundo”, dicen desde la aerolínea.

Tras el parón pandémico, Iberia ha recuperado toda la red de destinos con la que contaba en el 2019, al tiempo que ha logrado acercarse a las cifras de capacidad que registraba en ese momento, con un cuarto trimestre en el que ha desplegado un 95% de lo que volaba en 2019, y con la perspectiva de iniciar el 2023 con una capacidad que está cinco puntos porcentuales por encima de los niveles pre pandemia.

Además de recuperar los vuelos previos a la pandemia, se ha embarcado este verano en un ambicioso plan para reforzar las conexiones de España con una de las mayores potencias económicas del globo: Estados Unidos.

Este año, Iberia ha lanzado una fuerte ofensiva en Estados Unidos, con el estreno de Dallas y Washington, y cuenta ya con ocho destinos (Nueva York, Miami, Boston, Los Ángeles y Chicago, a los que se sumaron San Francisco, Dallas y Washington). La aerolínea suma 120 vuelos semanales entre España y ese país, y este invierno ha desplegado un 15% más de capacidad en este mercado que antes de la pandemia.

América Latina ha sido la otra gran apuesta de Iberia en 2022 y lo será aún más en 2023. Tras la recuperación de las rutas a Caracas y Río de Janeiro, cuenta con 18 destinos de 16 países, y con una oferta de alrededor de 260 vuelos semanales, cifra que se prevé que siga creciendo en los próximos meses. Los crecimientos más relevantes de Iberia en este mercado han sido en México (hasta tres vuelos diarios) y en Colombia (donde crecerá de dos vuelos diarios a 18 frecuencias y, progresivamente, hasta los tres vuelos diario).

Estos dos países junto con Perú (en donde pasará de siete a diez vuelos semanales, y la intención de la aerolínea es llegar a dos vuelos diarios) y Argentina centrarán la ofensiva de Iberia en 2023, que ya ofrece vuelos diarios a toda Centroamérica, sigue creciendo en Caribe y está incrementando su capacidad en otros países como Ecuador y Uruguay.

Casi un 1% del PIB y del empleo en España

Más allá de la importancia de disponer de estos vuelos, la aportación de Iberia a la sociedad y a la economía española también se puede medir en cifras. La consultora Price Waterhouse, a petición de la compañía, ha elaborado un informe en el que analiza el peso de la aerolínea en la economía española. 

Según dicho estudio Iberia genera, de forma directa e indirecta, más de 9.300 millones de euros al PIB español, lo que supone un 0,6% del total. El cálculo incluye también la aportación económica derivada de los más de siete millones de turistas que Iberia trae a España, que alimentan uno de los principales sectores de nuestro país. Estos visitantes dejan en la economía española unos 6.720 millones de euros, aproximadamente el 0,5% del PIB del país.

De forma indirecta, según las estimaciones de Price Waterhouse, algo más de 160.000 empleos en España están relacionados directa o indirectamente con la actividad de Iberia. Eso supone, más o menos, el 0,9% del total de los puestos de trabajo que hay en nuestro país.

El reto de la sostenibilidad

El sector aéreo afronta un reto mayúsculo con la descarbonización y la reducción de emisiones. Los Acuerdos de París para la lucha contra el cambio climático, suscritos en 2016, se proponen alcanzar la nulidad de emisiones entre 2030 y 2050.

Iberia, ya en 2021, logró operar su primer vuelo con combustible sostenible, generado a partir de residuos, en línea con las recomendaciones de dicho tratado. Pero, es necesario ir mucho más allá. Una parte fundamental del plan Next Chapter pasa por recuperar la solidez financiera de la empresa, amenazada durante la pandemia, para poder hacer frente a las inversiones necesarias para garantizar un futuro sostenible.

La sostenibilidad es de hecho uno de los pilares de la transformación de Iberia. Hay cuatro líneas de trabajo en este sentido, aunque la principal es la relativa a la transición ecológica que está atravesando todo el sector aéreo. Esto pasa por renovar la flota para que los vuelos sean más eficientes, o por generalizar el uso de combustibles sostenibles.

Otras líneas de actuación consisten en la eliminación de los plásticos a bordo, la instalación de un sistema de gestión de residuos, la compensación de la huella de carbono y el apoyo a la I+D+i orientada a reducir el impacto ecológico del sector. Iberia seguirá conectando a España con la economía global, pero lo hará sin emitir gases contaminantes.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Iberia. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca