?


un proyecto con

SEGUROS

“La jubilación no tiene por qué apartarte de la sociedad”: así ha conseguido Jesús María vivir tranquilo

Al igual que mucha gente, este profesional de la seguridad social en Durango, que ejerció de director director de oficina, se he enfrentado a su nueva etapa con alegría y ganas de aportar valor a la sociedad. Se jubiló anticipadamente y no por ello renunció a vivir

Laura Sutil

Compartir

Laura Sutil

Compartir

Jesús María Tobalina se jubiló anticipadamente con 63 años. Y lo que para muchos es algo negativo, donde la tristeza y el aburrimiento te invaden, para él no, para él ha sido una oportunidad para hacer cosas que antes no podía hacer. “Ahora puedo ir al gimnasio, a la piscina a nadar, hago cosas que antes eran imposibles por mi trabajo”, señala. 

Jesús fue durante muchos años director de la oficina de la seguridad social de Durango, trabajador incansable que ha encontrado ahora, cuando comienza su jubilación, una nueva manera de vivir, de poder organizar su tiempo y disfrutar como nunca de su nueva vida y su familia.  

Jesús es cliente de la seguradora desde hace más de 31 años y, según nos cuenta, no lo cambiaría por nada del mundo. “Tengo muchísima confianza en MAPFRE, llevo trabajando con ellos muchos años y siempre han satisfecho mis necesidades en todos los campos donde lo he necesitado”. 

'Los clientes llegan a formar parte de tu día a día, se convierten en amigos por todo el tiempo que pasamos con ellos, somos sus consejeros'

Javier Quintanilla es director de la delegación de MAPFRE de Bilbao, y conoce a Jesús desde hace más de 29 años. “Conocí a Javier hace 30 años en un gimnasio y, a partir de ahí, surgió una amistad muy bonita. Les visito mucho en la oficina”, comenta, por su parte, Jesús. 

Según cuenta el propio Javier, como delegado de la oficina tiene muchos clientes y con todos guarda mucha afinidad. “Realmente los clientes llegan a formar parte de tu día a día, se convierten en amigos por todo el tiempo que pasamos con ellos, somos sus consejeros” 

La amistad que guardan Javier y Jesús es muy real, como él mismo nos explica, muchos días les visita en la oficina por el mero hecho de saludarles o incluso quedan a hacer algún plan juntos con sus respectivas familias. “Después de tantos años -según cuenta Javier-, la implicación es mutua. Jesús sabe que me tiene para lo que necesite las 24 horas al día, y eso es fundamental para él y para mí”. 

Dentro de esta tranquilidad que nos comentaba Javier en la oficina, también nos comenta el nuevo producto que Jesús ha contratado y por qué. “Una vez vas cumpliendo años, el seguro de dependencia de MAPFRE da mucha tranquilidad y por eso se lo ofrecí a Jesús”, reconoce.

Jesús al jubilarse comenzó a plantearse la idea de contratar este seguro por recomendación de Javier, porque aunque actualmente Jesús es una persona joven y se vale totalmente por sí mismo, dentro de unos años nadie sabe qué ocurrirá. “Hablando con Javier en la oficina vi la oportunidad de contratar el seguro de dependencia, porque realmente merece la pena, no sabes lo que deparará el futuro y puede que lo necesite”, añade.

Lo importante es vivir la jubilación en plenitud, sin preocuparte de nada más

Una de las cosas que convenció a Jesús María para contratar el seguro fue la tranquilidad que a él le daba de cara a su familia. “Yo necesitaba saber que si a mí me pasa algo no iba a ser una carga para mi familia, que tendría un dinero para poder contratar a una persona que se ocupase de mí”, considera. 

Realmente este tipo de seguro que ofrece MAPFRE es una gran tranquilidad, la tranquilidad de poder vivir la jubilación en plenitud, sin preocuparse de un hipotético traspiés que pueda hipotecar la vida del asegurado. “De esta manera podemos estar tranquilos, lo que más preocupa a la gente es ser dependiente de cara a sus familiares, con este seguro y sus coberturas se puede estar totalmente tranquilo, si viene un problema se soluciona inmediatamente”, comenta Javier. 

Después de estas palabras, Javier y Jesús se emplazaban a tomar unos pinchos en el centro de Bilbao con una frase que demuestra el cariño de ambos, “Ahora lo que hace falta es disfrutar de la vida y no tener que hacer uso del seguro”. Ahora, José María sonríe.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con MAPFRE. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca