?


Contenido desarrollado para

Fundación IDIS

El paciente requiere una perfecta colaboración y comunicación entre la sanidad pública y privada

Un 23% de la población española tiene doble aseguramiento-público y privado, por lo que garantizar la continuidad entre ambos sistemas es un reto a conseguir y lograr una sanidad más eficiente que se adapte las necesidades del paciente

Bernardo Álvarez-Villar

Compartir

En los últimos tres años, desde la llegada de la pandemia, el estado del sistema sanitario se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Las largas listas de espera o el tapón en la atención primaria han suscitado un debate acerca de la eficiencia de la sanidad y sus modelos de gestión. La Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) una entidad sin ánimo de lucro dedicada a resaltar la aportación de la sanidad privada, lleva años indagando en las grietas de nuestro modelo sanitario y proponiendo soluciones para conseguir un óptimo nivel asistencial.

Una de esas grietas que dificulta y deteriora la asistencia sanitaria es la falta de continuidad asistencial. Llamamos continuidad asistencial al conjunto de procesos puestos en marcha de forma integrada por el sistema sanitario con el fin de ofrecer al paciente la atención sanitaria que precisa, con independencia de que esté en el sector público o en el privado. El sistema actual, sin embargo, sigue una lógica muy distinta, dificultando el flujo de información entre el sector público y privado y las sinergias entre diferentes niveles asistenciales.

A esta cuestión, decisiva en el futuro del sistema sanitario en la época de la transparencia y la digitalización, le ha dedicado la Fundación IDIS el informe “Continuidad asistencial y paciente único”, elaborado por Accenture y que incluye una encuesta realizada por Sigma Dos a 3.000 personas, siete entrevistas a profesionales sanitarios y la experiencia de una paciente de cáncer de mama que muestra a la perfección los puntos de ruptura existentes entre niveles y sectores del sistema sanitario.

Una vida más cómoda para los pacientes

“Llevamos mucho tiempo trabajando en este informe”, explica Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS. A su juicio, la continuidad asistencial es imprescindible para tener conocimiento de la situación de los pacientes. “Que haya continuidad entre diferentes niveles asistenciales, como entre atención primaria y hospitalaria o en diferentes Comunidades Autónomas, pero también que haya continuidad entre el sector público y el privado”, apunta.

Un 23% de la población española tiene doble aseguramiento-público y privado. Ese porcentaje alcanza el 38% en la Comunidad de Madrid. Antes de la pandemia, el 85% de los pacientes con seguro privado combinaba asistencia pública y privada, por lo que garantizar la continuidad entre ambas se convierte en un imperativo. En opinión de Abarca, hay tres razones por las que es importante ahora mismo implantar la continuidad asistencial: una de índole moral, otra social y otra legal.

La primera, la moral, es intentar hacerle a los pacientes la vida más cómoda y fácil posible. Luego, desde un punto de vista social o pragmático, para hacer el sector sanitario lo más eficiente posible, sobre todo estando en un entorno pospandémico y con un envejecimiento importante: no hay dinero para todo, y tenemos que ser eficientes. En lo legal, la Unión Europea lleva meses trabajando en un reglamento de datos sanitarios que obliga a los Estados a tener interrelacionados sanidad pública y privada.

Establecer la continuidad asistencial es “una obligación” que impacta directamente en el derecho de los pacientes a transitar por el sistema de una forma libre

Por ello, desde la Fundación IDIS defienden que establecer la continuidad asistencial es “una obligación” que impacta directamente en el derecho de los pacientes a transitar por el sistema de una forma libre, buscando los mejores resultados para su problema médico. Con ello, conseguiríamos reducir la presión asistencial del sistema público, evitaríamos redundancias, y facilitaríamos la tarea de los facultativos, mejorando, sin duda, la experiencia del paciente, así como los resultados sanitarios y de salud”, considera Abarca.

La Fundación IDIS ya está trabajando en ese sentido, y próximamente pondrá en marcha una plataforma digital de interoperabilidad en el sector sanitario privado, para que pacientes con un seguro privado puedan pasar entre hospitales y médicos extrahospitalarios pudiendo consultar su historial clínico y farmacológico “para que el paciente tenga la mejor experiencia y la mayor satisfacción”.

1. Más cooperación

Un 70,2% de la población considera fundamental impulsar la cooperación entre la sanidad pública y la privada

2. Más accesibilidad

El 88% de los encuestados piensa que los informes médicos deberían poder compartirse entre profesionales de distintos centros sanitarios, y el 84% cree que esa transferencia debería ser autorizada por el paciente

3. Más interoperabilidad

El 95,2% de los encuestados cree necesario o muy necesario que se destinen más recursos públicos al sistema sanitario 

Avanzar hacia la continuidad asistencial

Marta Villanueva, directora general de la fundación, aboga porque la continuidad asistencial es clave para impulsar una mejor sanidad para todos. “Se trata de trabajar para que el sistema se adapte al paciente, y no viceversa”, apunta. En la actualidad, el sistema dista mucho de ello: “Nuestra historia clínica no está digitalizada, y nunca se comparte. Hay muchas brechas y rupturas en el flujo de información”, asegura Villanueva.

Una encuesta elaborada por la Fundación IDIS refleja este clamor: un 70,2% de la población considera fundamental impulsar la cooperación entre la sanidad privada y la sanidad pública para promover un modelo sanitario más sostenible. Asimismo, un 85,6% considera muy positivo, bastante positivo y positivo el recibir tratamiento o hacerse pruebas en la sanidad pública y privada y que todos los datos puedan ser reconocidos y evaluados por el profesional sanitario que le atienda en cada momento. El 88% de los encuestados creen que es razonable que los informes médicos sean compartidos para que los profesionales de otros centros sanitarios tengan acceso. El 84% cree también que esa comunicación debería ser autorizada por el propio paciente.

Entre las propuestas de Fundación IDIS para superar esta situación se encuentra “empezar la senda de la continuidad asistencial”. Y, para ello, es necesario crear una estrategia integrada de planes de prevención, crear comités mixtos por áreas sanitarias en los que participen profesionales de la pública y de la privada o que se constituyan grupos multidisciplinares de apoyo para los pacientes. Se trata, pues, de buscar una mejor asistencia sanitaria para todos.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca