?


Contenido desarrollado para

AYUDA EN ACCIÓN

La importancia de poder reinventarse

Yahia y Saray protagonizan dos historias distintas de superación en el segundo capítulo de la docuserie ‘La oportunidad’, de Ayuda en Acción

Dani Cabezas

Compartir

La vida no siempre es fácil. Especialmente para quien se ha tenido que enfrentar a circunstancias adversas prácticamente desde el principio. Y sin embargo, estamos rodeados de personas cuyo afán de superación resulta inspirador. Personas que demuestran que, con el apoyo adecuado, es posible salir adelante. Yahia y Saray son dos de esas personas. Todo esto lo vemos reflejado en la docuserie «La Oportunidad».

Yahia nació en el Sáhara Occidental. Una zona que lleva medio siglo en conflicto y que ha provocado que miles de personas se vean abocadas a vivir en campos de refugiados. Con sólo 8 años viajó por primera vez a España con una familia de acogida. Hoy, con 16, estudia en nuestro país y sueña con un mañana mejor. “Decidí quedarme aquí porque está la guerra, y no quiero que me lleven con 15 años. Vine aquí para tener otro futuro”, cuenta.

Mientras tanto, Yahia sigue recibiendo noticias trágicas de su país. “Tengo un amigo que murió antes de ayer, tenía 19 años. Perdió la vida en la guerra”, relata. Tiene claro que quiere luchar por un destino distinto, tanto para él como para su familia, a quien ayuda en todo lo que puede.

«En 10 años me imagino que ya seré una persona muy importante para mi familia y que tendré un buen futuro»

Para Yahia ha sido clave la figura de Alberto, su orientador de Ayuda en Acción, con quien se siente integrado y acompañado. “Vine aquí sin conocer a nadie. Entré en una clase y encontré un amigo que ahora es mi mejor amigo y conocí a más gente”, recuerda. Y las cosas van bien: estudia una FP Básica de Servicios Administrativos, y ya se imagina cómo será su futuro. “En 10 años me imagino que ya seré una persona muy importante para mi familia y que tendré un buen futuro”, vaticina.

Del Sáhara a Galicia

El caso de Saray es muy distinto, aunque guarda similitudes con el de Yahia. Gallega de 20 años, la suya tampoco fue una infancia sencilla, aunque por motivos distintos. Además de una situación familiar complicada, sufrió bullying por su físico, y poco a poco empezó a desconectarse de los estudios. Repitió dos cursos y tuvo que tomarse un año para descansar para luego volver a los estudios. “Había problemas en mi entorno, y me preocupaba más por la familia que por el resto. Entonces empecé a dejar los amigos, los estudios, y me fue mal en los estudios”.

Esa etapa fue dura y afectó profundamente a su autoestima y a la confianza en sí misma. “A raíz de lo que pasé, me costaba sobre todo hablar en público. No podía”, recuerda. “Empezaba a tartamudear y no paraba”.

Ahora todo es distinto: Saray es otra persona. Acaba de aprobar su segundo curso de ciclo medio de Gestión Administrativa y está en prácticas. Con el apoyo de los equipos de Ayuda en Acción se ha ido creciendo, ha vuelto a creer en sí misma y a proyectarse en el futuro. “La salud mental es algo muy importante, y también lo es tener buenos entornos”, reflexiona. Entre otros obstáculos, superó su miedo de hablar en público, hasta el punto de que presentó su proyecto en una Feria de emprendimiento y fue voluntaria en un taller de entrevista de trabajo. “Gracias a ellos, ahora hablo en público y trabajo mejor en grupo”, cuenta.

En buena compañía

Historias como las de Yahia y Saray demuestran que, para algunas personas, el camino es más complicado, pero que, a pesar de ello, se pueden generar encuentros que ofrecen otras oportunidades. Estos encuentros cobran especial importancia durante etapas clave como la juventud y la adolescencia, en las que la incertidumbre puede generar bloqueos. Es un momento que requiere tomar decisiones acertadas, para lo que es importante estar acompañado y tener el apoyo necesario que permitirá facilitar una orientación adecuada.

En ese sentido, Ayuda en Acción ha diseñado toda una serie de modelos de intervención para acompañar a los profesores y alumnos, especialmente a aquellos en situación de vulnerabilidad, con planes de orientación que mejoren el desarrollo personal, la autoestima, la autoconfianza y la empleabilidad. Un acompañamiento que posibilita que puedan definir su proyecto vital y profesional y que tengan todas las herramientas necesarias para construir su futuro.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Ayuda en Acción. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca