?


Contenido desarrollado para

PHILIPS

Trabajar, relajarse o espantar ladrones: así es la iluminación conectada que viene

Luces que se convierten en sensores de movimiento o cenas románticas perfectamente iluminadas con solo dar una orden. Sistemas como WiZ lo hacen posible

Ana Belén Madrid

Compartir

La luz es una de esas cosas que están presentes en nuestra vida diaria, pero pasa desapercibida. Damos por sentado que estará ahí cuando la necesitemos. Salvo grandes apagones o averías, así suele ser.  Eso sí, siempre hay matices. ¿Qué pasa cuando llegamos a casa con las manos ocupadas y no vemos bien? O cuando nos levantamos en medio de la noche y vamos tanteando paredes por toda la casa, poniendo en riesgo mobiliario y dedos de los pies. Si organizamos una cena romántica con nuestra pareja, ¿confiamos la iluminación a la misma lámpara que nos sirve para teletrabajar? 

Por suerte, los sistemas de iluminación avanzan para hacernos la vida mucho más cómoda y también más segura. El ecosistema WiZ de Signify es una buena muestra de todo lo que la iluminación conectada del futuro puede hacer ya por un hogar.

Luces, cámaras… ¡acción!

Instalar un sistema de iluminación inteligente puede parecer una tarea complicada y costosa. Nada más lejos de la realidad: WiZ consta básicamente de una serie de elementos de iluminación, —tales como bombillas, focos de suelo, tiras led o luminarias, junto a enchufes inteligentes— que se conectan mediante wifi a una aplicación en el móvil. 

Se trata de un sistema plug&play. Es decir, para utilizarlo no hay más que enchufar una lámpara WiZ y acceder a la aplicación en el móvil para encenderla y apagarla o cambiar el color de la luz o su intensidad. También se pueden utilizar controles de voz mediante el uso de altavoces inteligentes: basta con pedir en voz alta que se encienda una luz para que el sistema lo haga. Y, por supuesto, también se pueden utilizar los interruptores de toda la vida.

La aplicación de WiZ incluye algunas funciones más avanzadas, como colores y escenas personalizados que se activan fácilmente. Esta última función permite tomar una fotografía del estado actual de la habitación, ajustar la configuración de la luz según se desee, elegir qué dispositivo se ve afectado y dar nombre a la escena. Después, solo hay que nombrar las diferentes escenas dentro de la aplicación o con el control de voz de Siri. El sistema también se puede integrar con altavoces como Google Home o Amazon Alexa, para tener centralizado el control del hogar.

Este sistema tan fácil de instalar y utilizar da mucho juego en el día a día. Por ejemplo, ahora es más sencillo que nunca cambiar el tono de las paredes sin tener que pintarlas: el color de la luz se puede encargar de ello. Por supuesto, también es más fácil encender o intensificar la luz de la cocina cuando tenemos las manos ocupadas o ver por dónde pisamos cuando vamos a beber agua en plena noche: las luces se encenderán solas a nuestro paso y lo harán sin despertar a toda la casa. ¿Y si queremos organizar una sesión de cine en casa o practicar yoga en el salón? En un momento habremos configurado las luces para trasladarnos a una auténtica sala de proyecciones o a un estudio.

Todo esto es posible porque WiZ es un ecosistema flexible, fácil de integrar con diversas funciones que van saliendo para mejorar la experiencia en el hogar. Gracias a esto, las luces se pueden convertir en sensores de movimiento y se pueden añadir cámaras. Todo ello para aumentar la seguridad en el hogar

Seguridad ante todo

Basta con pedir en voz alta que se encienda una luz para que WiZ lo haga

Efectivamente, los sistemas de iluminación conectada como WiZ son escalables y pueden incorporar todo tipo de funciones para hacernos la vida más fácil y segura. Un ejemplo de ello es la nueva funcionalidad SpaceSense de WiZ, que automatiza el encendido de las luces sin tener que instalar sensores de movimiento: las propias lámparas se encargan de ello. ¿Cómo? Muy sencillo: son ellas las que captan perturbaciones en las ondas wifi que ya hay en la habitación. Son pequeñas oscilaciones que causa la presencia de una persona. 

De esta forma, el sistema ilumina automáticamente las habitaciones, encendiendo la luz cuando alguien entra y apagándola cuando ya no se detecta movimiento. La sensibilidad de SpaceSense también se puede ajustar para que las mascotas no enciendan y apaguen las luces a su paso. Para aumentar la seguridad al andar por la casa y comenzar a ahorrar en la factura de la luz con SpaceSense, basta con instalar al menos dos luces por habitación y conectarlas con la aplicación WiZ V2. 

La última novedad del sistema también va destinada a incrementar la seguridad en el hogar: las cámaras interiores WiZ se integran en las funciones de monitorización del hogar que ya ofrece la aplicación, como las rutinas personalizables que permiten controlar la iluminación con un solo clic. Es tan fácil como indicar la rutina deseada para que el sistema WiZ sepa que el usuario sale de casa y activar un conjunto de comportamientos de iluminación para ayudar a asegurar su hogar. Por ejemplo, rutinas de simulación de presencia o de activación intensa si se detecta algún movimiento. La aplicación también notifica sobre actividades o movimientos inesperados en el hogar, una ventaja para poder tomar medidas cuanto antes.  

Al añadir las cámaras interiores WiZ, la cobertura del hogar se completa. Estas cámaras, que también cuentan con visión nocturna, permiten controlar en todo momento lo que sucede y envía una notificación al móvil si detecta cualquier movimiento o sonido sospechoso. Al recibirla, basta con abrir la aplicación WiZ para ver en directo lo que ocurre. Además de la presencia de intrusos, la cámara también puede detectar ruidos fuertes y repentinos, ventanas rotas o ruidos procedentes de alarmas de incendios o detectores de humos.

El hogar del futuro es ya presente gracias a los sistemas de iluminación conectada como WiZ, que ganan inteligencia día a día. Empezar a disfrutarlos es tan rápido y sencillo que ya no hay excusas para seguir haciendo contorsiones para encender la luz al llegar de la compra o inquietarnos cuando estamos lejos de casa: no hay más que mirar al teléfono móvil para encontrar las respuestas necesarias.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Phillips. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca