?


Contenido desarrollado para

Engie

El compromiso de ENGIE para impulsar una energía neutra en carbono

Los grandes retos del sector energético ponen de manifiesto la necesidad de un mix energético que permita afrontar esos retos y abordar una transición energética hacia un futuro neutro en carbono. La propuesta de ENGIE se basa fundamentalmente en su énfasis en el desarrollo de renovables y en acompañar a sus clientes en su camino hacia la descarbonización

Ana García

Compartir

La relevancia de la energía en nuestro día a día ha quedado de manifiesto en los últimos años. En la actualidad, estamos viviendo una emergencia climática y diferentes retos geopolíticos que han complicado en muchas ocasiones el suministro y la disponibilidad de energía, tanto para la industria como para los hogares. Este conjunto de factores ha convertido a la energía en un foco de atención para todos los agentes de la sociedad.

De acuerdo con el estudio «Los españoles, las energías renovables y la biodiversidad», publicado en el Observatorio ENGIE España, 2 de cada 3 españoles piensan que las energías renovables favorecen la lucha contra el cambio climático. El estudio también pone de manifiesto la preocupación de los ciudadanos sobre la protección de la biodiversidad y el reequilibrio territorial y reflejaba que las energías renovables son percibidas como una opción energética “positiva” y una alternativa que favorece a España en las vertientes medioambiental y económica.

En este contexto, la energía se enfrenta a un triple reto: en primer lugar, hay que garantizar su suministro; en segundo lugar, hay que hacerlo de manera asequible y, por último, de forma sostenible y respetuosa con el medioambiente. Un gran desafío en la que ya trabajan compañías energéticas como ENGIE. Su propuesta es pionera: construir un mix energético flexible, capaz de adaptarse a todos los retos que están por venir.

Invertir para lograr sus objetivos

ENGIE apuesta por asegurar la independencia energética acelerando el desarrollo de la electricidad renovable, junto al desarrollo y creación de gas verde. Para cumplir con sus objetivos, ENGIE cuenta con una hoja de ruta en la que se enmarca la inversión de crecimiento de 22.000 a 25.000 millones de euros para el periodo entre 2023 y 2025, lo que supone un 50% más que en el periodo 2021-2023. De esa inversión, el 70% se destinará a renovables y soluciones energéticas, y el 10% al desarrollo de gases renovables y proyectos de almacenamiento en baterías.

Concretamente, la combinación energética de ENGIE incluye la producción de energía renovable a gran escala para proporcionar energía competitiva baja en carbono, invirtiendo en energía eólica, así como en energía solar. También abarca el desarrollo de capacidades de producción flexibles como puede ser el caso de las baterías que permiten el almacenamiento de los excedentes de la electricidad.

Como resultado de la inversión en gases renovables, ENGIE se sitúa a la vanguardia en la construcción de un mix energético cada vez más verde. En ese sentido, la compañía se ha fijado el objetivo de desarrollar una capacidad de producción de hidrógeno verde de unos 4 GW en 2030 y desplegar 700 km de redes para distribuirlo, así como poner en funcionamiento más de 100 estaciones de repostaje. Y también prevé acelerar su crecimiento en biometano en Europa con 10 TWh/año de producción de este gas renovable de aquí a 2030.

Acompañar a sus clientes

ENGIE está presente en toda la cadena de valor de la energía, lo que le permite ofrecer a sus clientes propuestas energéticas integrales y totalmente adaptadas a sus proyectos y soluciones que permiten reducir los costes, el consumo de energía y las emisiones de CO2. De esta manera, la compañía los acompaña en su camino hacia la neutralidad en carbono y contribuye a la transición energética.

Su enfoque orientado al cliente se complementa con una infraestructura que permite acelerar el impacto de sus soluciones de descarbonización y reforzar la independencia energética. Esta infraestructura se compone de redes locales de energía, producción de energía in situ y servicios de eficiencia energética y prevé alcanzar 32 GW para 2025 (8 GW más que en 2020). De esta forma, ENGIE espera evitar la emisión de hasta 45 Mt de CO2 para sus clientes.

Estamos en un momento crucial para configurar un futuro sostenible y, responsable con el planeta y, la energía tiene y tendrá un peso decisivo en el resultado. Resulta imprescindible contar con un enfoque energético ambicioso que no pierda de vista las necesidades de todos los usuarios y, un mix energético adecuado para contribuir definitivamente a que ciudadanos, empresas y entidades públicas alcancen el objetivo Net Zero Carbon.

Cómo construir el mix enérgito del futuro

La realidad presente y las previsiones a futuro hacen necesario desarrollar un mix energético capaz de dar respuesta a las distintas necesidades de los usuarios, así como a los retos geopolíticos y medioambientales que pueden impactar negativamente en el suministro y la disponibilidad.

La respuesta de ENGIE a esta complejidad consiste en el desarrollo de mezclas energéticas flexibles con una visión única en el mercado: combinar moléculas de gas y electrones. Con esta receta busca afrontar los múltiples retos a los que se enfrenta el sector y dar alcanzar al triple objetivo de facilitar una transición sostenible, accesible y segura.

De esta forma, el Grupo plantea la combinación de gas y electricidad, mientras intensifica cada vez más el desarrollo de energías renovables y, es que, el mix energético de hoy no será el mismo de mañana. Por eso ENGIE trabaja para ofrecer un mix energético sostenible que contribuya al bienestar del conjunto de la sociedad y al mismo tiempo ayude a dar respuestas diferenciadas a la industria, a las administraciones públicas y a los ciudadanos.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Engie. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca