?


Contenido desarrollado por

INSTITUTO PULEVA DE NUTRICIÓN

Índice Omega 3 en sangre, así puede ayudarte en la prevención cardiovascular

Varios estudios muestran que a pesar de la importancia que tienen para la salud el Omega 3, los españoles no consumen las cantidades necesarias de este tipo de ácido graso que contribuye a mejorar y alargar la calidad de vida

Ángela Zorrilla

Compartir

Las enfermedades cardiovasculares provocan, según la Organización Mundial de la Salud, la muerte de cerca de 18 millones de personas al año en todo el mundo. En España, son ya la primera causa de muerte. Pero pese a estas cifras, no todo son malas noticias. 

Los expertos en salud aseguran que, con una buena alimentación y un estilo de vida saludable, se pueden prevenir este tipo de problemas cardiovasculares desde edades tempranas y tener un corazón fuerte y sano. Y en esa dieta sana y equilibrada, añaden, no deberían faltar los nutrientes cardioprotectores como el Omega 3, que resulta fundamental para la salud del corazón. 

Los ácidos grasos Omega 3 son indispensables para que el corazón, el motor del cuerpo, funcione correctamente. Este nutriente reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, pero también contribuye a regular la presión arterial y a aumentar la elasticidad de las arterias. A su vez, el Omega 3 es capaz de reducir los triglicéridos. Es decir, es muy beneficioso y necesario para que este motor humano siga en marcha. 

Un nuevo test para prevenir enfermedades cardiovasculares

El problema es que, pese a su importancia para la salud, más del 60% de los españoles realiza un consumo menor de Omega 3 al recomendado que es de 250 mg al día, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Y esta situación se da, sobre todo, en la infancia y primeros años que es, precisamente, cuando estos ácidos grasos son vitales para el buen desarrollo del niño o niña. 

Además, estudios recientes aseguran que un índice bajo de Omega 3 en sangre podría estar asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, este tipo de test en sangre resulta un novedoso indicador que podría ser de gran utilidad a la hora de prevenir problemas de corazón en un futuro. 

Pero ¿en qué consiste este test analítico? Es cierto que la mayoría de personas desconoce qué significan los datos de la prueba del Índice Omega 3. Se trata de una medida que analiza la cantidad de EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) –dos ácidos grasos poliinsaturados esenciales- en sangre, específicamente en las membranas de los glóbulos rojos. No analiza otro tipo de Omega 3 también muy popular como ALA, que se encuentra en fuentes vegetales. 

Su utilidad es que puede medir qué porcentaje de ácidos grasos de los eritrocitos son concretamente Omega 3. Y es importante porque, por ejemplo, diversos estudios aseguran que este Índice se asocia con el riesgo de mortalidad por cardiopatía coronaria.  

Cómo conseguir la dosis recomendada de Omega 3

El cuerpo humano tiene una capacidad muy limitada para sintetizar EPA y DHA. Por eso, es importante incorporarlos en la dieta. En ensayos de prevención, se ha demostrado que el pescado o el aceite de pescado reducen la mortalidad por cardiopatía coronaria. Bastaría con ingestas de aproximadamente 1 g/día. Más allá del pescado azul (salmón, sardinas, atún, etc…) y el marisco no hay muchas fuentes dietéticas de Omega 3.

Y, si con esta dieta no se alcanzan esos 250mg diarios, también existen otro tipo de alimentos como las leches enriquecidas con Omega 3, que ayudan fácilmente a la población a conseguir ese aporte de nutrientes fundamental para cuidar el corazón.

Así, la leche enriquecida con Omega 3 de Puleva se ha convertido en una opción muy cómoda, práctica y útil para asegurar la ingesta diaria recomendada de este nutriente. Además Puleva Omega 3 contribuye, con un solo vaso, a reducir la ingesta de grasas saturadas y a regular los niveles de colesterol.

Y es que tal y como concluye el informe “La leche como vehículo de salud: ácidos grasos poliinsaturados Omega 3”, el consumo de este tipo de nutrientes para el cuidado cardiovascular y la prevención de enfermedades del corazón está recomendado. Sí, existe un beneficio real del consumo de la leche en el control de los factores de riesgo en este tipo de patologías. 

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, para Instituto Puleva de Nutrición. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca