?


Contenido desarrollado por

UNIVERSAE

Cómo convertir la vocación de servicio en una profesión con futuro

El sector de Emergencias y Protección Civil se ha convertido en una salida profesional con una alta tasa de empleabilidad en el ámbito público y privado, y UNIVERSAE oferta dos grados formativos con un método disruptivo que garantiza una alta cualificación

Álvaro Piqueras

Compartir

Poder aunar un futuro profesional próspero con una clara vocación de servicio a los demás es una de las aspiraciones de miles de jóvenes. Y la coyuntura actual, en la que las situaciones de emergencias y catástrofes están a la orden del día, hace que determinados perfiles estén cada vez más solicitados.

Vivimos tiempos convulsos. Los efectos imprevisibles y devastadores del cambio climático hacen necesario redoblar esfuerzos a la hora de velar por el bienestar de la humanidad. Existe la percepción, errónea, de que este proceso significa principalmente que tendremos temperaturas más cálidas. Pero nada más lejos de la realidad.

El aumento de la temperatura global puede conllevar, entre otros aspectos de consecuencias imprevisibles sequías intensas, escasez de agua, incendios graves, aumento del nivel del mar, inundaciones o tormentas devastadoras. Situaciones todas ellas que van a requerir de una alta cualificación para quienes tengan que lidiar con ellas de manera directa.

Por mencionar alguno de los problemas más habituales de carácter estacional con la llegada del verano, el riesgo extremo de incendios ha aumentado exponencialmente debido a las altas temperaturas y a la acuciante situación de sequía, hechos que se ven agravados en algunas latitudes por la densa vegetación y las igniciones provocadas por el ser humano. De ahí que sea necesario colaborar en labores de prevención y establecer medidas de vigilancia para evitar incendios forestales, y por qué no decirlo, también urbanos e industriales.

Tampoco conviene menospreciar las tareas de salvamento en entornos costeros y el apoyo en la evacuación de los bañistas que se encuentren en peligro como consecuencia de la imprevisible acción de mares y océanos, e incluso en otros entornos aparentemente más controlados como pantanos, embalses, lagunas y ríos. O fruto de catástrofes como lluvias torrenciales.

El brillante futuro que ofrece UNIVERSAE

Por estos y otros motivos, la figura de los técnicos de Protección Civil para salvaguardar la integridad física y la vida de las personas es cada vez más necesaria. Como conveniente es conseguir que su cualificación esté a la altura de las circunstancias.

Precisamente, el Instituto Superior de Formación Profesional UNIVERSAE, que pone a disposición de sus estudiantes un proceso de aprendizaje único que integra tecnología inmersiva, actividades gamificadas y simulaciones en 3D, ofrece la más adecuada oferta educativa para los futuros especialistas de este ámbito, tanto a través del Grado Superior en Coordinación de Emergencias y Protección Civil como del Grado Medio en Emergencias y Protección Civil.

Ambas titulaciones, avaladas oficialmente por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, suponen el más cualificado nicho de técnicos para engrosar las filas de las plantillas, de índole público o privado, de los diferentes los Servicios de Extinción de Incendios y Salvamento repartidos por toda la geografía nacional. Y es que, las titulaciones capacitan al alumno para realizar rescates y salvamentos, así como intervenir en emergencias provocadas por sucesos o catástrofes originadas en entornos rurales, forestales y urbanos.

Un método infalible

Si hay algo que caracteriza el método de la institución a la hora de formar a los profesionales del futuro es la innovación. Los alumnos asimilan a través de la plataforma virtual UNIVERSAE360 los conceptos y conocimientos que más tarde tendrán que poner en práctica. Porque esa es otra de las características del Grado Superior en Coordinación de Emergencias y Protección Civil y del Grado Medio en Emergencias y Protección Civil: no hay mejor modo de aprender que enfrentarse a la realidad.

Para ello, UNIVERSAE complementa los conocimientos teóricos con los adquiridos sobre el terreno en un campo de prácticas de más de 7.000m2, ubicado en la Región de Murcia, donde los estudiantes pueden realizar simulacros en entornos reales, desde rescates en altura a entornos acuáticos. Entre los innumerables recursos que presenta este espacio destaca una estructura de tres pisos, una piscina de 25 metros, espacios que simulan vagones de trenes, embarcaciones, un contenedor de flashover –en el que se puede observar la evolución real de un incendio–, redes de conductos subterráneos y hasta un helicóptero con el que podrán simular intervenciones de emergencias de la mano de expertos.

“Hemos desarrollado una plataforma virtual en la que los alumnos encuentran situaciones idénticas a los ejercicios que posteriormente desarrollarán de forma presencial en el campo de prácticas, respetando sus dimensiones y todas las estaciones que este presenta”, destaca Sergio Gil, director de la Unidad de Defensa, Seguridad y Emergencias de UNIVERSAE, que además pone en valor dos hechos fundamentales.

“El nivel de nuestros docentes, ya que todos ellos proceden del ámbito profesional y han conocido en primera persona las materias que imparten, y la garantía de que los estudiantes podrán completar su formación con periodos de prácticas en la Administración Pública y en las empresas más competitivas”, zanja el coordinador de los dos grados que ofrece UNIVERSAE.

Una salida real, una demanda creciente

Si la metodología de UNIVERSAE facilita e impulsa el aprendizaje de nuevas destrezas, conocimientos y habilidades entre los futuros profesionales de la Protección Civil y las Emergencias, no es menos cierto que esos conocimientos adquiridos son altamente valorados tanto por el sector privado como público, que consideran que las capacitaciones que se obtienen a través de estos grados formativos de FP casan mejor con las destrezas que demandan de sus futuros trabajadores.

En este sentido, la tasa de empleabilidad de la Formación Profesional (FP), que se sitúa en el 42,2% según el último Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) -casi cuatro puntos más que la universitaria (38,5%)- confirma que la oferta educativa de UNIVERSAE es sinónimo de oportunidad en el mercado laboral, que demanda profesionales comprometidos.

Perfiles como bombero forestal, bombero de servicios municipales y provinciales, bombero en aeropuertos, técnico en emergencias de las Fuerzas Armadas Españolas, vigilante de incendios forestales, técnico de gestión en incendios forestales, técnico en Emergencias y Protección Civil, coordinador de Protección Civil y Emergencias,  jefe de servicios de extinción de incendios urbanos, jefe de servicios de intervención ante emergencias de origen natural, tecnológico y antrópico o jefe de los servicios de emergencias y protección civil de los ayuntamientos, son alguna de las salidas profesionales más destacadas de los grados formativos de FP que ofrece UNIVERSAE.

Convertir las oportunidades en prosperidad forma parte de la idiosincrasia de UNIVERSAE.  Y la institución cuenta con los medios y experiencia para que aquellas personas que buscan nuevas oportunidades o están pensando en cambiar de rumbo profesional tengan éxito. Y lo es porque apuesta por una formación de calidad que tiene en cuenta los nuevos enfoques y tendencias educativos que aportan un beneficio directo a la capacitación y la empleabilidad de los alumnos. La formación profesional es garantía de futuro. Y UNIVERSAE lo tiene muy presente.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Universae con Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca