?


Contenido desarrollado para

CITROËN

La forma más fácil y accesible de subirse a la movilidad eléctrica

Disfrutar de la conducción manteniendo el control sobre las emisiones y el consumo es el reto que asume Citroën con el nuevo C5 Aircross Hybrid 136. Un SUV innovador que combina un motor de nueva generación, uno eléctrico auxiliar y una batería que se recarga automáticamente

Álvaro Piqueras-Corchano

Compartir

Si hay algo que caracteriza el presente del sector automovilístico es la carrera sin retorno emprendida hacia la producción de modelos respetuosos, en mayor o menor medida, con el medioambiente. Las tendencias actuales en cuanto a movilidad se refiere van encaminadas a la sustitución de coches que funcionan completamente con combustibles fósiles por alternativas sostenibles y el objetivo último es que estos sean totalmente electrificados.

Pero la actualidad viene marcada por un período de transición en el que los fabricantes tratan de adecuar su oferta a las exigencias -y posibilidades- de la sociedad. No todos los consumidores quieren dar el salto a un vehículo eléctrico puro o a un híbrido enchufable, o simplemente no pueden permitírselo. 

Y es en ese punto donde los fabricantes, como sucede en el caso de Citroën, apuestan por tecnologías como la denominada mild hybrid (híbrido ligero o microhíbrido) que cumplen con las exigencias de las administraciones en cuanto a la reducción de emisiones de CO2 y de los conductores, cada vez más concienciados con la preservación del planeta. Y sin que ello suponga un desembolso inasumible. Nada más lejos de la realidad.

Básicamente, los vehículos que integran esta tecnología bajo el capó se caracterizan por disponer de un motor térmico, un motor eléctrico auxiliar y una batería de almacenaje no enchufable cuya combinación lleva asociadas una serie de características muy particulares. Y es aquí precisamente donde destaca la irrupción en el mercado para el segundo semestre del año del Citroën C5 Aircross Hybrid 136, la nueva versión con la que la marca de los dos chevrones pretende dar un golpe encima de la mesa en un sector altamente competitivo como es el de los SUV.

Y lo hace de la mano de un modelo que por su precio contenido, similar en proporción al de un diésel, hace más accesible la movilidad eléctrica introduciendo una innovadora tecnología híbrida que combina un motor de gasolina 1.2 PureTech de nueva generación de 136 CV (100 kW) y una nueva caja de cambios de doble embrague electrificada, ë-DCS6, con un motor eléctrico de 21 kW, y una batería de 48V que se recarga automáticamente durante algunas fases de la conducción.

ECO: menos combustible y emisiones

La consecuencia directa es que estamos ante un vehículo eminentemente tecnológico y una nueva alternativa electrificada que proporciona todo el confort de la conducción puramente eléctrica, ahorra combustible -hasta un litro cada 100 kilómetros además de un 30% en entornos urbanos- y reduce las emisiones de CO2 -hasta un 15 % menos que un motor de gasolina equivalente no electrificado-, lo que le convierte en una de las opciones más atractivas del mercado y candidato a superventas.

Con estos parámetros, la experiencia eléctrica es fluida y sin interrupciones. Los modos de conducción y la recuperación de energía se gestionan automáticamente, por lo que hasta el 50% de los trayectos urbanos puede realizarse en modo 100% eléctrico y cero emisiones. y sin vibraciones. Una característica que le hace valedor de la etiqueta ECO.

Un aspecto nada baladí si tenemos en cuenta que permite la circulación por zonas de bajas emisiones (ZBE). Este año, como consecuencia de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, todas las ciudades con más de 50.000 habitantes, los territorios insulares y los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los niveles de contaminación permitidos están obligadas a la creación de dichas zonas a las que por derecho propio el Citroën C5 Aircross Hybrid 136 puede acceder sin problema.

La misma esencia

Más allá de la eficiencia y la suavidad en la conducción, la nueva versión mantiene todas las características de confort a bordo del C5 Aircross (suspensión y asientos Citroën Advanced Comfort, espacio y modularidad), las mismas personalizaciones y los mismos niveles de acabado (Feel, Feel Pack, Shine y Shine Pack). 

Eso sí, también incorpora una importante novedad ya que para facilitar su uso, el cuadro de instrumentos digital se ha mejorado con una pantalla específica a través de la que se accede a toda la información necesaria sobre la conducción híbrida de forma rápida e intuitiva con aspectos como un tacómetro en azul para mostrar la conducción 100% eléctrica, el flujo de energía del motor híbrido, el nivel de carga de la batería, el modo de conducción mediante un medidor de potencia (Carga, Eco, Potencia) y el porcentaje de distancia recorrida en modo eléctrico, en cualquier momento y de media.

Apuesta innovadora para lograr ser electrificado y accesible

Así pues esta flamante apuesta innovadora, que completa la gama electrificada del C5 Aircross junto al Plug in Hybrid 180 y al Plug in Hybrid 225, refuerza y acelera la estrategia de electrificación de Citroën, que ya cuenta con diez modelos a tener muy en cuenta en lo que a eficiencia energética se refiere: del Híbrido al 100% eléctrico y el Híbrido Enchufable, del Ami al C5 X, de los turismos a los vehículos comerciales. Todo ello con el objetivo de ofrecer una solución adaptada a las necesidades del cliente, manteniendo el presupuesto bajo control.

Y es ahí, en la accesibilidad, donde reside uno de los principales éxitos del fabricante francés perteneciente al grupo Stellantis. El peso -entendido como el coste- de la transición hacia una movilidad respetuosa con el medioambiente a través de soluciones innovadoras no debe recaer sobre los hombros del consumidor. Es la industria del automóvil la que debe asumir la diferencia de costes entre los coches eléctricos y los de combustión para que el consumidor tenga ante sí un amplio abanico de opciones que le permita dar el salto que necesita el planeta. Y Citroën ha entendido a la perfección que debe liderar ese cambio, sin ir más lejos, con el Citroën C5 Aircross Hybrid 136. Un nuevo referente de confort en su segmento.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca