?


ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

Hackeando el hambre en España: tecnología contra la escasez alimentaria

Acción contra el Hambre abraza la transformación digital para potenciar su impacto en todas las regiones de nuestro país. Gracias a los fondos Next Generation, se ha invertido en proyectos y procesos de digitalización que ayudarán a mejorar el impacto de su acción social en España

Ana Belén Madrid

Compartir

En un mundo impulsado desde hace años por la innovación y la conectividad digital, para luchar contra el hambre se siguen utilizando en muchos casos las mismas técnicas de siempre. Pero acabar con ella exige ir mucho más allá que las soluciones tradicionales. En este contexto, la creatividad y la tecnología se entrelazan como herramientas indispensables para actuar contra la desnutrición, el desempleo y la escasez alimentaria. Si consideramos que el hambre en nuestra sociedad es una anomalía, una especie de virus informático, ¿por qué no atacarlo con tecnología?

En el año 2012, Acción contra el Hambre comenzó a hacer foco en España para favorecer la inclusión sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión, generando oportunidades a través de acciones de emprendimiento y empleabilidad. 

La ONG se dedica a dotar a las personas de las capacidades y competencias necesarias para crear un emprendimiento o trabajar por cuenta ajena y garantizarse así un medio de vida que les aleje de la pobreza y de la exclusión. 

Durante este 2023, la organización ha recibido fondos europeos Next Generation para invertir en proyectos y procesos de digitalización que la ayuden a realizar su actividad y estos van a dirigirse a su proyecto La transformación digital como oportunidad para mejorar la vida de las personas y contribuirán a transformar a toda la entidad y mejorar su acción social en España.

Transformación digital para ayuda directa y sistema de alerta temprana

Dentro de este contexto, Acción contra el Hambre está trabajando en diversos bloques de digitalización, cada uno centrado en mejorar una parte de su actividad.

El primero trata de modernizar los servicios sociales a través de actuaciones de transformación digital. La clave de este bloque de actuación es la tecnología aplicada: usarla para mejorar los resultados de las acciones que ya se estaban realizando, extender su impacto por España y, además, poder medir y comparar su impacto para mejorar.

Un ejemplo de esta utilización sería el trabajo que la ONG realiza con respecto a su Estrategia de Seguridad Alimentaria, enfocada a mejorar tanto el acceso a una alimentación saludable como los hábitos alimentarios en las familias en situación de vulnerabilidad. El trabajo se concreta en dos acciones.

Por un lado con el Programa Tarjeta de Ayuda Solidaria, un proyecto dirigido a personas desempleadas participantes en los programas de Acción contra el Hambre de búsqueda de empleo y para el emprendimiento y cuyo objetivo es mejorar el acceso a bienes de primera necesidad de familias en situación de alta vulnerabilidad, contribuyendo además a fomentar una compra y alimentación saludable y sostenible. 

Las familias reciben una Tarjeta de Ayuda Solidaria con un saldo de 346€ mensuales, durante dos meses. Este importe mensual es el coste estándar estipulado para garantizar una cesta de la compra básica saludable para una familia española. El uso de esas tarjetas se restringe a la compra de alimentos saludables y/o productos de higiene en establecimientos dados de alta. Como el programa de tarjetas es digital y no de producto físico, potencia la seguridad alimentaria a la vez que sirve de herramienta palanca para la empleabilidad al mejorar la autoestima y el ánimo de estas personas.

Por otro lado, para asegurar el impacto de futuras medidas de la organización, se está desarrollando el Sistema de Alerta Temprana, un modelo analítico que será capaz de detectar situaciones de vulnerabilidad e inseguridad alimentaria basándose en diferentes variables como el consumo y la realidad socioeconómica de las familias, independientemente del lugar de España en el que se encuentren. Esto permitirá ampliar el impacto y el rango de actuación de Acción contra el Hambre a todas las personas que lo necesiten independientemente de donde residan.

Campus Virtual: impulsando empleo y emprendimiento

El segundo bloque de actuación se centra en la transformación digital profunda de Acción contra el Hambre, impulsando un cambio cultural que ponga la tecnología al servicio de la optimización de los procesos de la organización para maximizar así su impacto en la sociedad y en las comunidades en las que trabaja. En definitiva, llegar a más personas con los mismos recursos.

Un ejemplo de esta optimización es cómo se ha aplicado la tecnología a los Programas de Inclusión Laboral VIVES, itinerarios de formación que potencian las capacidades técnicas, comunicativas o específicas de las personas participantes para incrementar sus posibilidades de encontrar un trabajo o de montar su propio negocio. 

En concreto, la transformación digital se está centrando en mejorar la gestión interna de la organización para poder incrementar el impacto social de los programas y en la especialización del personal para llegar a más personas, en más regiones, más rápido, con mayor impacto y con una gestión más eficaz.  

En este sentido, Acción contra el Hambre está trabajando en dos proyectos. El primero es la creación de un Campus virtual dirigido a formar en emprendimiento y empleabilidad a las personas participantes de nuestros proyectos. El segundo se centra en el análisis de la calidad del empleo obtenido por las personas beneficiarias para conocer su impacto real e identificar qué funciona mejor.

El tercer bloque de actuación se centra en incrementar las competencias digitales de los y las profesionales, de las personas participantes en los programas y de las personas voluntarias de la entidad.

La brecha digital en España sigue siendo una realidad y disminuye las posibilidades de encontrar un empleo. Además, esta situación es más grave entre las mujeres. Solo el 6% de ellas se sienten seguras cuando acceden a internet y el 14% de ellas deben pedir prestado o compartir un dispositivo digital con su familia, frente al 2% de los hombres. Esta brecha digital en las mujeres frena en muchos casos su acceso al mercado laboral. Por eso es clave la mejora de sus competencias digitales y su confianza a la hora del uso de herramientas digitales.

Es por ello que en sus programas de empleabilidad y emprendimiento, Acción contra el Hambre fomenta el uso de herramientas digitales y forma en aspectos digitales como un apoyo más para encontrar empleo. Además de en estas formaciones, la entidad está trabajando en varios proyectos como el Sistema automatizado de evaluación de las competencias digitales de las personas beneficiarias, una herramienta dirigida a valorar las competencias digitales para mejorar el acompañamiento en la inserción laboral a las personas beneficiarias.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Acción contra el Hambre.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca