?


Contenido desarrollado para

CITROËN

Espacio, practicidad y bienestar: Todo lo necesario para pasar el verano sobre 4 ruedas

El recién estrenado Citroën Holidays incluye todo lo necesario para vivir un verano de aventuras y cerca de la naturaleza

Bernardo Álvarez-Villar

Compartir

El verano es ese momento del año en el que se rompe la monotonía de lo cotidiano. Son esos meses en los que todo nos invita a la aventura, a la búsqueda de nuevos horizontes, de compañía y diversión. Huir de los lugares conocidos, de los espacios de nuestra rutina para descubrir otros paisajes y otras culturas. Mientras que el resto del año es tiempo de sedentarismo, el verano es la ocasión para el viaje y el movimiento. Sentarse al volante y conducir hasta donde nos lleven nuestros deseos es la imagen más precisa de lo que es el verano. Pensando en esa sensación, poniéndose en la piel de esos pasajeros con rumbo al mar, Citroën ha diseñado el nuevo Holidays, a la venta en concesionarios de la marca francesa desde la pasada primavera.

Con este modelo Citroën hace su entrada triunfal en el mundo de las caravanas, que representan una forma de turismo cada vez más popular. El Citroën Holidays supone un estreno a la grande: en él pueden viajar hasta cuatro personas, dormir dentro del vehículo y preparar comidas a bordo. Lo que marca la diferencia en esta gama de automóviles es el espacio, que en este caso está sobradamente garantizado gracias a su habitáculo amplio y modulable. Su interior incorpora hasta cuatro plazas, una cocina, una mesa desmontable, techo retráctil y asientos delanteros pivotantes. Es decir, todo lo necesario para una escapada vacacional, pero sin olvidarse de la practicidad del día a día.

Pero la nueva Citroën Holidays es mucho más que un interior espacioso sobre cuatro ruedas. Todo en este modelo está pensado para perfeccionar la experiencia de la “van life”, un fenómeno que busca una nueva forma de vivir los viajes. El ideal es proporcionarle al conductor y a sus acompañantes la máxima libertad de movimientos, de tal forma que este alojamiento móvil les permita pasar la noche en increíbles paisajes en plena naturaleza, y fomentar así un turismo más responsable y económico. La fórmula es la suma de bienestar, funcionalidad y amplitud.

Dormir y cocinar a bordo

Para dar a luz a este diseño Citroën se ha asociado con Bravia Mobil, una compañía de referencia en el mercado de la transformación de este tipo de vehículos. La experiencia de ambas empresas ha dado como resultado un automóvil en el que hasta el más mínimo detalle ha sido ingeniosamente pensado para ofrecerle al viajero un alto grado de autonomía. La clave de bóveda de esta concepción reside en el techo retráctil, y todas las posibilidades que este autoriza. Gracias a él, dos personas pueden dormir en el colchón de la parte superior, mientras que otras dos cabrán en la cama que se extrae de la segunda fila de asientos.

Otro de los aspectos indispensables de esta clase de vehículos es la cocina, fundamental para garantizar la autonomía de los viajeros. La del Citroën Holidays está compuesta por un fregadero, dos placas de gas, un frigorífico y una mesa retráctil. La modularidad y flexibilidad del espacio permite también, gracias a las puertas correderas y a la mesa plegable, mover la cocina al exterior para cocinar al aire libre en los días soleados.  El tercer pilar de esta comodidad y funcionalidad a bordo es el espacio de almacenaje, fundamental para viajar durante días y mantener el interior ordenado.

En cuanto a la gestión de aguas, el Citroën Holidays cuenta con un depósito de 10 litros para el agua limpia y otro de 10 litros para las aguas residuales. Si el cliente así lo desea, puede incorporar a su caravana una ducha en la parte trasera del vehículo, combinada con un depósito de 25 litros, y un inodoro extraíble. Imposible no sentirse como en casa, aun estando en medio de la montaña o frente al mar.

Conectividad y tecnología para facilitar la conducción

Un vehículo de estas características ha de contar a la fuerza con un correcto sistema eléctrico. En su exterior, el Citroën Holidays dispone de una toma de carga entrante de 230 V, mientras que en el interior presenta una toma de 230 V y 2 tomas USB A y USB C. También cuenta con un cargador inalámbrico para smartphone en la consola central, al alcance de los dos pasajeros delanteros, y un panel solar en el techo. Esta consola central incluye un cuadro de instrumentos de diez pulgadas que permite personalizar la visualización de la información clave para la conducción. Esta pantalla táctil de 10 pulgadas es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y cuenta con un reconocimiento de voz natural que le permite funcionar como un asistente personal.

A la hora de conducir, el Citroën Holidays hace gala de un sencillo manejo y fácil maniobrabilidad. Cuenta con un diseño compacto y una dirección asistida eléctrica que reduce el esfuerzo del conductor. Y, para olvidarse aún más de las complicaciones, el Holidays incorpora la cámara de marcha atrás Top Rear Vision y el freno de estacionamiento eléctrico para que aparcar no cueste trabajo. 

En cuanto a la motorización, el Citroën Holidays presenta dos opciones diésel— una manual con 6 velocidades y una automática con 8—pero en cualquier caso con la potencia y eficacia necesarias para recorrer largas distancias. Aún estás a tiempo de disfrutar de un verano inolvidable a los mandos de esta van de última generación.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Citroën. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca