?


EN RED

un proyecto con Nedgia, grupo Naturgy

Este bus lo mueves tú

Nedgia

El autobús urbano que se mueve gracias a las aguas residuales de los vecinos

Un proyecto revaloriza las aguas negras del área metropolitana de A Coruña para propulsar una línea de transporte

Ana Belen Madrid

Compartir

Justo cuando me deshice de mi coche, me volvió a hacer falta”. Carmen López, vecina de A Coruña, recuerda así cuando su tía, que vive en la cercana localidad de Sada, fue sometida a una operación de urgencia y requería cuidados durante su convalecencia. “Yo me turnaba con mis primos para atenderla, pero suponía desplazarme 32 km todos los días entre ida y vuelta. Así que me tocó recurrir al bus”. La sorpresa de Carmen llegó el primer día que fue a cogerlo. “Me llamó la atención lo que ponía: ‘Este bus lo mueves tú’. Un día lo explicaron por la radio y me pareció tan ingenioso, que no se me olvidó”.

Lo que explicaron por la radio es que el autobús al que se subía Carmen todas las semanas se movía, en parte, con combustible generado por ella y por el resto de los 450.000 vecinos del área metropolitana de A Coruña. Ese combustible es el biometano y se produce en las instalaciones de la EDAR Bens, la empresa que trata las aguas residuales de la zona. Es decir, se genera a partir del agua que Carmen desecha en su vivienda a través del fregadero, del inodoro o del desagüe de la lavadora. Pura energía renovable y continua. Pura energía sostenible.

Gas renovable, la gran oportunidad

Detrás de esa innovación que tanto llamó la atención de Carmen está la Unidad Mixta de Gas Renovable, un proyecto conjunto de Naturgy, el Centro Tecnológico Energylab y EDAR Bens S.A. Esta última es la empresa pública supramunicipal que presta el servicio de depuración de aguas residuales en los ayuntamientos de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros.

Entre los objetivos de la Unidad Mixta de Gas Renovable se encuentra potenciar gases renovables como el biogás —del que procede el biometano que mueve el autobús de Carmen—, el hidrógeno verde o el biosyngas (biogás de síntesis), además de evaluar su impacto.

Se trata de gases que tendrán un impacto muy importante en el transporte limpio y sostenible del futuro, como explica David Fernández Rubial, Gerente de New Business Drive en Nedgia, grupo Naturgy: “El biometano es ecológico y su tecnología es madura: ya hay experiencias exitosas desde hace años”. Y es que el biometano no solo es ya una realidad en España, sino que está llamado a ser una energía renovable protagonista en el futuro en toda Europa. “Según un estudio de la Unión Europea, España es el tercer país con mayor potencial de producción de biometano en Europa, lo que ilustra muy bien las grandes oportunidades que nos brinda esta energía limpia en el conjunto de su cadena de valor”, añade.

“Me llamó la atención la frase ‘Este bus lo mueves tú’ y me pareció tan ingenioso que no se me olvidó”

CARMEN LOPÉZ, vecina de A Coruña

El tesoro oculto en las aguas residuales

Entre las líneas de investigación que desarrolla la Unidad Mixta de Gas Renovable se encuentra la mejora en la producción de biogás, la gasificación de lodos de depuradora para obtener biosyngas o el estudio del impacto del uso de distintos gases renovables en vehículos. Así que no tardó en surgir la idea de aprovechar los gases renovables que producen las propias aguas residuales para mover un autobús público, el primero de España en utilizar biometano. Se trataba de aprovechar el tesoro oculto en las aguas residuales de A Coruña y su área metropolitana: la energía que se produce durante su tratamiento.

LEER MÁS

El biometano que utiliza el autobús tiene tasas de emisión de CO2 neutras

60%

imagen gorrion

Los autobuses diésel que utilizan biometano como combustible

pueden reducir sus emisiones de carbono hasta el 60%

LEER MÁS

25%

imagen gorrion

El 25,4 % de las emisiones de gases de efecto invernadero

en España se produce por el transporte por carretera

LEER MÁS

“Me parece increíble que algo que consideramos desecho contribuya a ayudar al medio ambiente”

CARMEN LÓPEZ, vecina de A Coruña

El valor de la economía circular

“Me pareció increíble que algo que consideramos un desecho contribuyera a que mis desplazamientos para ver a mi tía afectaran menos al medio ambiente. Ese autobús utiliza mucho menos carburante gracias a ese proceso”, comenta Carmen. “A mí de pequeña me enseñaron que no había que tirar las cosas por tirarlas y a dar valor a todo: ropa, libros, restos de alimentos… En mi casa somos muy de cocina de sobras, le damos mucho a las croquetas, las cremas, las sopas y las albóndigas. Y lo de este autobús es algo muy parecido”, añade. El razonamiento de Carmen tiene mucho que ver con los principios de la economía circular que han inspirado este proyecto. Entre ellos, la revalorización de los residuos y su aprovechamiento para producir energía neutra en carbono. Como destaca David Fernández Rubial, el biometano “contribuye a impulsar la economía circular convirtiendo los residuos en recursos, en este caso, en energía renovable”. Además, el biometano que utiliza el autobús tiene tasas de emisión de CO2 neutras. “Yo había vendido mi coche porque no lo utilizaba mucho, pero también en parte por una cuestión de conciencia medioambiental. Para mis desplazamientos por Coruña no me hace falta y, si quiero viajar, tengo medios como el tren. Desde que me deshice del coche camino más, gasto menos y contamino menos”, detalla Carmen. “Cuando me enteré de cómo funcionaba este bus, me sentí bien. Fue como reforzar aquella decisión que había tomado de cambiar algo en mi vida para cambiar algo en el planeta”, concluye Carmen.

Una energía con mucho futuro

El proyecto de la planta de producción de biometano a partir de lodos de depuración de aguas residuales y su posterior inyección en la red de gas de Nedgia ha supuesto la demostración real del gran alcance y potencial que tiene desarrollo del sector de los gases renovables en España, en palabras de David Fernández. “Este proyecto también supone la constatación del biometano como la energía limpia que más contribuye a la economía circular. Nuestros residuos generan recursos, en este caso energía renovable que, al inyectarla en la red, puede tener todos los usos finales habituales —cocina, calefacción, ACS, procesos industriales, transporte…—”, matiza el experto. En este sentido, el papel que la red de gas de Nedgia cumple a la hora de llevar biogás a los domicilios es crucial, ya que permite avanzar hacia un futuro en el cual todo el gas que circule por ellas deberá ser renovable. Ese es, de hecho, el objetivo marcado para 2050 y que hoy ya comienza a dar sus primeros pasos. Junto a la planta de producción de biometano a partir de lodos de depuración de aguas residuales de A Coruña, que opera con normalidad, se han puesto en operación cuatro nuevas plantas de biometano que inyectan en la red de gas de Nedgia. También han surgido otros proyectos de movilidad a partir de gases renovables, como la reciente iniciativa del Ayuntamiento de Madrid para alimentar 20 autobuses de EMT Madrid con biometano obtenido tras el tratamiento de residuos en la planta de Valdemingómez. “Solo este servicio permite a más de cuatro millones de viajeros disfrutar de un modo de transporte ecológico y neutro en emisiones”, remata David Fernández.

Reducir emisiones para avanzar

La movilidad es una de las actividades con mayor potencial para reducir emisiones contaminantes en el planeta. Mientras la electrificación de los vehículos se desarrolla para convertirse en una tecnología de utilización masiva, existen soluciones que ayudan a reducir la huella de carbono de los vehículos convencionales. De hecho, el autobús que puso en marcha la Unidad Mixta de Gas Renovable es un vehículo diésel que ha sido modificado para poder utilizar también gases renovables. Al tener que emplear menos carburante, el autobús ve reducidas sus emisiones de carbono a menos de la mitad. Junto a ellas se reduce la emisión de partículas finas, muy perjudiciales para la salud de las personas, y de otros elementos como el azufre o los óxidos de nitrógeno, que actúan como gases de efecto invernadero.

© Salamancahoy

Calle Azafranal 16, 1º, 37001 - Salamanca