Borrar

S. M.

Viernes, 26 de mayo 2023, 04:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La bici es un medio de transporte sostenible, sencillo para cualquier usuario, económico y saludable. Por ese motivo, se ha popularizado en los últimos años y su interés sigue creciendo, no solo entre los más aficionados al ciclismo, sino también entre aquellos que buscan combinar el deporte con la diversión. Una bicicleta puede tener muchos años de vida útil, pero para que esto sea posible es esencial hacer una correcta elección y mantenimiento. En este contexto, Trek, diseñador y productor de bicicletas y productos de ciclismo, nos ofrece una guía práctica para todos aquellos que no saben por dónde empezar.

Y es que la primera pregunta que debes plantearte es… ¿Para qué vas a utilizarla? No es lo mismo comprar un coche familiar que un descapotable, pues lo mismo sucede con las bicicletas. Si quieres usarla como medio de transporte para ir al trabajo, a la universidad o al gimnasio, es decir, para moverte por la ciudad, entonces lo que buscas es una bicicleta urbana. Existen múltiples opciones, desde las bicis de paseo que te trasladan a Ámsterdam hasta bicicletas más básicas que cumplen la misma función.

Por otro lado, si buscas montar por carreteras, asfalto o pistas de tierra, entonces necesitas una bici de carretera o de gravel. Están diseñadas para ofrecer velocidad y eficiencia por cualquier superficie. Además, deberás tener en cuenta por qué tipo de terreno vas a montar y su pendiente. También hay quienes prefieren rodar por caminos o senderos. Hay muchas formas distintas de practicar mountain bike y la elección va en función de cuáles sean tus prioridades: senderos técnicos, mayor velocidad, eficiencia y una manejabilidad rápida, entre otros.

A todos estos tipos se les puede añadir un motor que aumenta la potencia del pedaleo gracias al sistema de transmisión que impulsa hacia adelante. No importa si eres un ciclista novato o experimentado, las e-bikes o bicicletas con pedaleo asistido abren un nuevo mundo de posibilidades por su facilidad a la hora de recorrer mayores distancias y de suavizar las pendientes permitiéndote ahorrar energía.

Uno de los factores más importantes a la hora de comprar una bicicleta es también elegir la talla idónea. Pedalear en una bicicleta de una talla demasiado grande o demasiado pequeña puede generar molestias, un manejo inadecuado o incluso lesiones. Para dar con la talla correcta es necesario medir la estatura y la longitud de la pierna del ciclista. Además hay que tener en cuenta los puntos de contacto entre el ciclista y la bicicleta como los pedales, el sillín y el manillar. Para los paseos más cómodos y relajados, se recomienda pedalear en una postura más erguida. Sin embargo, las posturas neutras ofrecen confianza y control en las salidas recreativas y para hacer ejercicio. A la hora de coger velocidad y potencia, es preferible mantener una postura más inclinada.

Más información

Una vez te hayas decidido por el tipo de bici, es momento de contestar la pregunta del millón: ¿Cuánto estás dispuesto a invertir en ella? Esta será tu aliada durante un largo periodo de tiempo y en consecuencia, la elección debe estar meditada. A nivel general, se recomienda comprar una bicicleta en establecimientos especializados que cuentan con marcas de calidad, fiables y con garantía. «Para evitar sorpresas recomendamos acudir a tiendas especializadas de bicicletas donde un equipo cualificado te asesorará sobre la talla y el modelo de bici en función de tus necesidades. Además, debes tener en cuenta la política de garantía de cada marca y sus ventajas», explican los expertos de Trek.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios