Borrar
El diputado de Vox y presidente del Parlamento balear, Gabriel Le Senne. EFE
Vox estalla en Baleares y desata una crisis institucional

Vox estalla en Baleares y desata una crisis institucional

Cinco de sus diputados en la cámara balear han expulsado del grupo parlamentario al Presidente del Parlamento y a la líder regional de la formación, a los que Madrid respalda

Ander Azpiroz

Lunes, 29 de enero 2024, 12:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La rebelión de cinco de los siete diputados con los que cuenta Vox en Baleares ha hecho estallar su grupo en el Parlamento regional y ha abierto una crisis institucional en las islas de consecuencias imprevisibles. Ayer, los cinco representantes díscolos de la formación de la derecha radical en la Cámara autonómica registraron un escrito en el que solicitan la expulsión de su grupo del presidente del Legislativo, Gabriel Le Senne, y de la líder de la formación en la comunidad, Patricia de las Heras, a quienes sí apoya la dirección nacional y que estuvieron presentes el pasado sábado en primera fila en la asamblea que reeligió a Santiago Abascal como presidente de Vox hasta 2028. La decisión la adoptaron por unanimidad los cinco diputados baleares sin consultar a Madrid y sin ofrecer explicación alguna a los medios de comunicación.

El grupo parlamentario balear de Vox nació ya en medio de fuertes tensiones tras las autonómicas del 28 de mayo. Uno de los ocho representantes que les otorgaron las urnas ya pasó a ser diputado no adscrito en octubre, un camino que todo apunta que seguirán ahora Le Senne y De las Heras. De consumarse la expulsión obligaría al primero a dejar la presidencia toda vez que el artículo 39 del Reglamento de la Cámara impide desempeñar el cargo sin pertenecer a un grupo parlamentario. Sería el pleno el encargado de elegir un nuevo presidente con la incógnita de qué votaría cada facción de Vox.

El vicepresidente nacional de la formación, Ignacio Garriga, expresó ayer su total respaldo a Le Senne y a De las Heras y circunscribió la crisis a una decisión unilateral de los otros cinco diputados baleares, a los que la dirección expulsará a su vez de forma cautelar al haberse movido por «ambiciones personales». Garriga señaló como detonante la decisión del presidente del Parlamento de implantar en la Cámara «un bilingüismo real» al aprobar que las comunicaciones institucionales sean enviadas también en castellano. A su vez, Le Senne consideró ayer que se le expulsa de forma injusta. «He entrado en un partido, en un proyecto político que es Vox, y me echan, tengo que decir con tristeza, por seguir las directrices de la dirección nacional», dijo.

Gobernabilidad con el PP

Los ocho representantes que logró Vox en la cámara balear han apoyado al Gobierno en minoría de la popular Marga Prohens. El PP cuenta con 25 escaños, los mismos que los que suma toda la izquierda. La gobernabilidad del archipiélago dependerá a partir de ahora de la decisión de Le Senne y De las Heras, del diputado no adscrito y de los cinco que, según Madrid, están usurpando la marca del partido.

En este clima de inestabilidad, la presidenta balear hizo una llamada a la cordura y a mantener la responsabilidad. «Evidentemente es una situación desagradable», valoró Prohens.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios