Borrar
Landa en 'El crack'. RC
Los diez mejores trabajos en el cine de Alfredo Landa

Los diez mejores trabajos en el cine de Alfredo Landa

Durante años fue el actor más taquillero de nuestro cine y fue uno de las escasas estrellas cuyo apellido dio nombre a un género, el 'landismo'

Boquerini .

Lunes, 14 de agosto 2023, 00:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Alfredo Landa nació el 3 de marzo de 1933 en Pamplona y murió el 9 de mayo de 2013 en Madrid, hace poco más de 10 años. Durante años fue el actor más taquillero de nuestro cine y fue uno de las escasas estrelas cuyo apellido dio nombre a un género, el 'landismo', o aquellas comedias picantes de los años de la transición donde un Landa en calzoncillos perseguía a chicas con escasa ropa, llamadas también 'comedias de calzoncillo blanco', a semejanza de las comedias escapistas italiana 'de teléfonos blancos' de la Italia de Mussolini. Pero el trabajo de Landa sobrepasó aquellos personajes.

Alfredo Landa se inició como actor en el Teatro Español Universitario (T.E.U.) de San Sebastián, fundado por él mismo, junto a Iñaki y Alberto Aróstegui y P. Ruiz Balerdi, representando con el grupo más de cuarenta obras. Se instala en Madrid en 1958 y comienza a trabajar como actor de doblaje, debutando tres años más tarde en el teatro con la obra 'La felicidad no lleva impuesto de lujo'. Su debut en el cine tuvo lugar en 1962 en la película 'Atraco a las tres'. Pero es es a partir de finales de los años 70 cuando Landa lleva a cabo sus mejores trabajos como actor, con interpretaciones sólidas que le ganan el respeto de la crítica, proporcionándole varios éxitos como los que consigue con 'El puente', de Juan Antonio Bardem, 'El crack', de José Luis Garci, 'La vaquilla', de Luis García Berlanga o 'Los santos inocentes', de Mario Camus. También tuvo un gran éxito en la televisión, sobre todo con la miniserie 'El Quijote de Miguel de Cervantes', donde era Sancho Panza, bajo la dirección de Manuel Gutiérrez Aragón.

Estos son sus diez trabajos cinematográficos más destacados, entre los que se encuentran disponibles en las plataformas.

  1. 10

    Disponible en Flix Olé

    El rey del río (Manuel Gutiérrez Aragón, 1995)

Protagonizada por Alfredo Landa, Carmen Maura, Gustavo Salmerón, Ana Alvarez, Achero Mañas, Silvia Munt y Héctor Alterio. El retrato de un trepa en un entorno rural, el de un pueblo del norte de España junto a la ribera de un río con abundancia de salmones y truchas. La película toma el título del nombre que dan los pescadores a un enorme y codiciado salmón.

Un muchacho agraciado e inteligente, César (Gustavo Salmerón), fue adoptado de pequeño por sus tíos, Carmen (Carmen Maura) y Antón (Alfredo Landa). Convive con los dos hijos de la pareja, la feucha y gafada Ana (Ana Alvarez) y el torpe y fuerte Fernando (Achero Mañas). Desde siempre, Cesar intenta destacar sin reparar en medios, y una leyenda local, acerca de un enorme salmón denominado el rey del río, le brinda una idea para sobresalir de forma especial. Fernando es el alter ego de César. Rivaliza con César, pero le sigue en sus locuras. A los ojos del pueblo, es siempre el perdedor, aunque sea siempre el honrado. Ana, la hermana, vive en secreto su pasión por César desde el día que nació y sufre en silencio los primeros amores de éste con Elena (Miriam Ubri), la hija del cacique del lugar. Antón, el padre, médico del pueblo, vive obsesionado por el río y la pesca. Adora a César y desprecia a su propio hijo Fernando. Carmen, su mujer, ve proyectado en César a su hermana y, aunque le quiere como a un hijo, le teme. Es la única que le conoce bien. En el pueblo conviven los cuerdos con los locos y parece que el tiempo se ha detenido allí. En este ambiente mágico, César no dudará en sacar provecho de todos los dones que le ha dado la naturaleza incluso si para ello tiene que mentir o guardar el secreto de una muerte.

La lucha contra la corriente del río es la metáfora que utiliza el director para narrar la infancia y adolescencia de los dos muchachos que, desde que nacieron, han vivido como hermanos. Uno es y será un oportunista y el otro es y será un fracasado.

  1. 9

    Disponible en Tivify y RTVE Play

    La niña de luto (Manuel Summers, 1964)

Protagonizada por Alfredo Landa, María José Alfonso, Pilar Gómez Ferrer y Vicente Llosá. Una comedia de humor negro entrecruzada por el drama de Manuel Summers que se puede considerar el episodio intermedio de la ópera prima del director, 'Del rosa al amarillo': El caso de una pareja que se ve obligada a interrumpir periódicamente su idílico romance por los sucesivos lutos que mantiene la mujer.

En La Palma del Condado (Huelva), Rocío (María José Alfonso), hija de una humilde familia andaluza, está muy contenta porque llega el final de los seis meses de luto que tuvo que guardar por la muerte de su abuela. Por fin podrá casarse con Rafael (Alfredo Landa), su novio, ya que tuvo que aplazar la boda por el fallecimiento. Pero al día siguiente, su abuelo come demasiado en un bautizo, y muere de una indigestión. De nuevo, Rocío tiene que guardar otros seis meses de luto y aplazar la boda, no pudiendo salir de su casa sólo para acudir los domingos a misa, el único lugar donde Rafael puede verla. Este se desespera, intenta alguna cita furtiva con ella, pero la madre le la chica los descubre e impide que sigan viéndose. Rafael se plantea dejarla e irse a vivir a la capital de la provincia.

Seleccionada para la competición del Festival de Cannes, Summers combinó con acierto la negrura de la trama con aspectos casi documentales de La Palma del Condado, pueblo de Huelva donde se rodó y que el cineasta onubense conocía muy bien y donde incluyó como figurantes a numerosos habitantes del lugar.

  1. 8

    Disponible en Flix Olé y Amazon

    La luz prodigiosa (Miguel Hermoso, 2003)

Protagonizada por Alfredo Landa, Nino Manfredi, Kiti Mánver y José Luis Gómez. Gran Premio del Festival de Cine de Moscú, la película es una adaptación de la novela homónima de Fernando Marías (su primer libro) que especula con la posibilidad de que el poeta Federico García Lorca sobreviviera al fusilamiento del que fue víctima al comienzo de la Guerra Civil en agosto de 1936.

Al comienzo de la Guerra Civil, un joven pastor andaluz recoge a un hombre (Sergio Villanueva) al que sus verdugos han dado por muerto y le busca refugio en un asilo. El herido ha quedado reducido a un estado semivegetal por los disparos. En los años 80, en Granada, aquel pastores ahora un hombre maduro, Joaquin Panjero (Alfredo Landa), que se cruza con un mendigo al que cree reconocer al hombre que salvó: Ahora es un anciano al que llama Galápago (Nino Manfredi) que recorre las calles de Granada, sobreviviendo a base de limosnas. Un hecho fortuito reaviva su memoria muerta, y el viejo pastor se obstina en averiguar su auténtica personalidad y la identidad del fusilado. Poco a poco, la investigación le lleva a vislumbrar que el anciano pudo haber sido una persona importante antes de la guerra y que algunos indicios le hacen pensar que puede tratarse de Federico García Lorca.

Una película muy emotiva que fue el último trabajo de Nino Manfredi, donde Landa fue nominado al Goya al mejor actor de reparto. La banda sonora está firmada por Ennio Morricone. Una historia que permite que la imaginación se abra en libertad, viendo y sintiendo cosas para las que normalmente no está entrenada.

  1. 7

    Disponible en Flix Olé y RTVE Play

    Atraco a las tres (José María Forque, 1962)

Landa, entre otros, en 'Atraco a las 3'. RC

Protagonizada por Alfredo Landa, José Luis López Vázquez, Gracita Morales, Cassen, Katia Loritz, Agustín González, Manuel Alexandre y Jose Orjas. Una de las más famosas comedias españolas de los 60, dotada de un costumbrismo con un insólito trasfondo de crítica social, que toma como referencia 'Rufufú' de Mario Monicelli y que se apoya en un excelente reparto coral, donde Alfredo Landa debutaba por primera vez ante una cámara. Para su personaje, el productor Pedro Masó había pensado en Manolo Gómez Bur, pero al no estar disponible el actor por cuestión de fechas, Landa se hizo con el personaje.

Los modestos empleados del Banco de los Previsores del Mañana reciben con disgusto la noticia del cese del director de la sucursal, don Felipe (José Orjas), que ha sido despedido debido a su política de préstamos financieramente arriesgada. Sin embargo, uno de los empleados, Galindo (José Luis López Vázquez), un infeliz soñador que trabaja como cajero en la sucursal ve en la mala noticia el momento que había estado esperando desde hace tiempo. Reúne a un grupo de compañeros y les expone que va a atracar la sucursal, sin que ahora pudiera salir perjudicado don Felipe. Se mofan de él, pero cuando comenta que el atraco pueden darlo entre todos, las dificultades económicas de todos ellos (uno quiere casarse, otro pagar las letras del televisor, un tercero viajar a Logroño...) acaban por decidirles sobre la viabilidad del proyecto.

Los seis empleados se reúnen por la noche en casa de Galindo para preparar el plan de forma muy minuciosa y decidir el reparto de beneficios. Discuten sobre las cantidades a repartir hasta que, inesperadamente, aparece la policía en la casa y casualmente descubren que el conserje Martínez (Cassen) tiene apendicitis y debe ser operado inmediatamente. Otras reuniones de los futuros atracadores también son interrumpidas por los motivos más peregrinos. Galindo, en los mismos días, se topa con un delincuente internacional y con una vedette, Katia (Katia Loritz) a los que, en la euforia de una borrachera, comunica sus planes. El día del atraco hay malos augurios la mujer del conserje está de parto, los clientes se amontonan en la sucursal, pues algunos desean retirar dinero y Galindo se muestra reticente, ya que quiere que la caja tenga el máximo dinero posible, el coche que van a emplear en el atraco se estropea y hasta el antiguo director se pasa por allí a recoger unos papeles. Pese a ello en la oficina todo el mundo se prepara. A las tres de la tarde aparecen tres atracadores embozados; los empleados les reciben alborozados pero, tras golpear al director, descubren que no son sus amigos sino unos atracadores de verdad. Cuando están recogiendo el dinero llegan sus atracadores y es tal el jaleo que se arma que los empleados se hacen con los primeros asaltantes. Los entregan a la policía y el Consejo del banco decide premiarles con una paga extraordinaria, son citados en el Boletín de la entidad y el viejo don Felipe recibe una condecoración y es reintegrado a su puesto.

Pedro Masó ofreció el proyecto, con el guion acabado, a Forqué, cuando este aún estaba filmando 'La becerrada', por lo que no pudo intervenir en su desarrollo y tuvo que dar las instrucciones para la construcción de los decorados por teléfono. Sin embargo, en el rodaje, Forqué si que pudo añadir detalles apenas esbozados en el guion. La película costó 4,96 millones de pesetas y constituyó un inesperado éxito en el que al principio nadie creía. Inolvidable la secuencia de un sumiso José Luis López Vázquez ante una despampanante Katia Loritz repitiendo: «soy un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo...» En 2003 se realizó un remake muy inferior, 'Atraco a las 3... y media', que firmó Raúl Marchand y que también produjo Pedro Masó que no tuvo ninguna repercusión.

  1. 6

    Disponible en Prime Video y Flix Olé

    Sinatra (Françesc Betriú, 1988)

Interpretada por Alfredo Landa, Ana Obregón, Maribel Verdú, Queta Claver, Mercedes Sampietro, Julita Martínez, Luis Ciges y Manuel Alexandre. Adaptación, ligeramente libre, de la novela de Raúl Nuñez, 'Sinatra, un extraño en la noche', a cargo de Françesc Betriu (Requiem por un campesino español), en cuya escritura ha colaborado con el propio autor de la novela. La película es el retrato de un perdedor, muy bien interpretado por un Alfredo Landa muy contenido que fue nominado al Goya, que en un determinado instante casi alcanza a tocar el triunfo.

Antonio Castro, apodado Sinatra (Alfredo Landa), cumplida la cuarentena, actúa en un local del Paralelo de Barcelona como imitador de Frank Sinatra. En el mismo local trabaja su mujer (Mercedes Sampietro) como camarera, que le abandona para irse con un negro. Sinatra, hundido, vaga como un extraño en la noche y va a parar a una lúgubre pensión del Barrio Chino. Pasado un año, y al no poder pagar el alquiler, se queda en ella a cambio de trabajar como portero nocturno. Una noche, lee en una revista el anuncio de un Club de Amistades por correspondencia y su vida comienza a complicarse. Otros seres como él, le cercan con sus cartas y con sus apetencias. Será Natalia (Maribel Verdú), joven alocada y drogadicta, la que en primer lugar le haga salir de su mundo particular y privativo. La vida de Sinatra empieza a complicarse y su principal problema es que no sabe que hacer con la joven. Uno a uno van apareciendo, entre otros, la Rosita (Antonio Suárez), un travestí que sería capaz de dar la vida por el joven del que está enamorado, Begonia (Pilar Rebollar), la 'putilla' tatuada, el macarra Juan Cuevas Heredia (Víctor Pí), el Lagarto (Luis Ciges), la viudita Hortensia (Julita Martínez) y el hermano Blanco Sol (Berti Tobías). Un día, tras ganar un pleno en un bingo, pasa con Isabel (Ana Obregón), una noche en un hotel de cinco estrellas. Pero antes de un segundo encuentro con ella, es asesinada por su antiguo chulo. Eterno perdedor, Sinatra se dejará caer, lo que le conducirá de vuelta a su mundo de luces y bambalinas.

La banda sonora está firmada por Joaquín Sabina, que también interpreta el personaje de un sosías de Groucho Marx. Landa compone un personaje memorable de un perdedor lleno de ternura, como un hombre corriente al que la soledad embarga y con una bajada a los infiernos del lumpen barcelonés.

  1. 5

    Disponible en Prime Video, HBO Max y Flix Olé

    La vaquilla (Luis García Berlanga, 1985)

Protagonizada por Alfredo Landa, José Sacristán, Guillermo Montesinos, Santiago Ramos, Carlos Velat, Eduardo Calvo, Violeta Cela, Agustín González, María Luisa Ponte y Juanjo Puigcorbé. Una historia que se desarrolla durante un día y medio de tiempo real en un frente de trincheras de Aragón durante la guerra civil española. El film es una fábula sobre la guerra, en la que los dos bandos se enfrenta por una vaquilla, unos para torearla, otros para comérsela. El animal, como la España que simboliza, acaba muerta y abandonada en una zona de nadie, despellejado por los buitres y sin que ninguno de los bandos se aproveche de su carne.

En un frente de trincheras durante la Guerra Civil Española. Dos años hace ya que dura la contienda. Aquí ya no se dispara un solo tiro y los soldados dormitan o escriben cartas o juegan. Pero la tranquilidad se interrumpe cuando el altavoz de la zona nacional anuncia que, con motivo de la Virgen de Agosto, van a celebrarse en el pueblo cercano varios festejos, entre los que resaltan una gran comilona, seguida de baile y un festival taurino. Cinco combatientes de esta zona republicana, deciden apoderarse de la vaquilla que ha de ser lidiada. Con esta acción conseguirían la comida que escasea en este frente, desbaratarían la fiesta del enemigo y levantarían la moral de sus compañeros.

Luis García Berlanga tenía guardada esta historia desde mucho tiempo atrás, ya que siempre la censura franquista había impedido que se hiciese. Lo mejor de la película, que se rodó en SOS del Rey Católico, está en la descripción de unos personajes muy divertidos y algunos con su toque de patetismo. Como la mayor parte del cine de Berlanga, es una película coral en la que trabajó la mitad del cine español en pequeños personajes, creando un mosaico, de uno y otro lado del frente, muy reconocible.

  1. 4

    Disponible en Filmin

    El bosque animado (José Luis Cuerda, 1987)

Landa en 'El bosque animado'. RC

Protagonizada por Alfredo Landa, Tito Valverde, Miguel Rellán, Fernando Rey, Manuel Alexandre, Alejandra Grepi y María Isbert. José Luis Cuerda llevó a la pantalla una mágica adaptación de la novela homónima de Wenceslao Fernández Flórez a partir de un guion de Rafael Azcona. La película recrea una Galicia rural y ancestral, encantada a la par que rústica, donde se aspira una atmósfera inefable de cuentos de trasgos y aparecidos: Un bandido, un pocero, una niña que trabaja, un chico que no quiere trabajar, una muchacha que emigra y un fantasma que busca compañía configuran un mundo fantástico que se descubre entre los árboles de un bosque.

Diferentes historias se entrelazan en el bosque que rodea el pueblo gallego de Cencebre. El desocupado Malvís (Alfredo Landa) que, antes de trabajar para su amigo el pocero Garaldo (Tito Valverde), prefiere convertirse en el bandido Fendetestas y robar a quienes atraviesan el bosque. Garaldo no se atreve a declarar su amor a la bella Hermelinda (Alejandra Grepi), que cansada de los malos tratos y la tacañería de su tía Juanita Arraullo (Encarna Paso), se va a servir a Coruña. La pobre Marica da Fame (Luna Gómez) malvive con sus dos hijos pequeños, la simpática Pilara (Laura Cisneros) que sustituye a Hermelinda en casa de su tía, y Fuco (José Esteban Alenda Jr.), que vaga por el bosque, y tras ser ayudante del pocero Geraldo, se convierte en aprendiz de Fendetestas. El rico señor D´Abando (Fernando Rey) alquila una casa a las hermanas Gloria Roade (Alicia Hermida) y Amelia Roade (Amparo Baró) para que pasen el verano. Gracias al sortilegio de una bruja (María Isbert), Geraldo consigue que regrese Hermelinda y retoza con ella durante una tormenta. Mientras Malvis convence al alma en pena Fiz de Cotobelo (Miguel Rellán) para que se vaya a Cuba y le deje robar tranquilo y la joven Pilara muere al arrojarse de un tren en marcha, continúa la vida cotidiana de estas tranquilas gentes en el pequeño pueblo de Cencebre.

Entre surrealista y costumbrista, es una excelente comedia fantástica producida por el inolvidable Eduardo Ducay, en donde destaca una brillante interpretación de Alfredo Landa como Malvís que sueña con convertirse en el bandido Fendetestas, por la que ganó un Premio Goya como mejor actor protagonista.

  1. 3

    Disponible en Flix Olé, RTVE Play y Tivifi

    El crack 2 (José Luis Garci, 1983)

Protagonizada por Alfredo Landa, María Casanova, Miguel Rellán, José Bódalo, José Manuel Lorenzo, Rafael de Penagos, Agustín González, Arturo Fernández y José Manuel Cervino. Quinto largometraje de José Luis Garcí, secuela de 'El crack', con el que homenajeó a la serie negra norteamericana. En ella, Garci mantuvo los mismos principios de narración y de estructura que su predecesora, muy en la línea del cine clásico estadounidense de serie negra, a la rinde admiración.

El expolicía y ahora detective privado Germán Areta (Alfredo Landa), que tiene una oficina de investigaciones privadas en plena Gran Vía madrileña, es encargado por un antiguo jefe de un asunto que en principio parece ser cosa rutinaria: averiguar la vida de un hombre que ha abandonado a otro. En principio insignificante, el caso se enturbia a partir de que ambos individuos aparecen asesinados. Aparentemente, uno mató al otro y después se suicidó. Germán no lo cree así y sigue sus averiguaciones. Su ayudante, Cárdenas (Miguel Rellán), es asesinado, y Germán lucha entre su deseo de continuar la investigación y el miedo de morir inútilmente.

Dos años después de 'El crack', Garci recupera a un contenido Alfredo Landa como el ex policía metido a detective privado, envuelto en un nuevo caso que conforme investiga se complica más y que encubre una amplia corrupción en las altas esferas. A destacar los excelentes personajes secundarios, la fascinación por los viejos mitos del boxeo, esa visión de Madrid triste y agobiante y la excelente música de Jesús Gluck.

  1. 2

    Disponible en Filmin, Flix Olé y Mubi

    El crack (José Luis Garci, 1981)

Protagonizada por Alfredo Landa, María Casanova, Manuel Tejada, Miguel Rellán, José Manuel Lorenzo, Raúl Fraire, José Bódalo, Francisco Vidal y Maite Blasco. José Luis Garci se sumerge en la serie negro para hacer esta película de género (que tendría una continuación y una precuela tardía) en torno a un detective privado madrileño, no demasiado alejado de los cánones creados por Sam Spade en las novelas de Dashiell Hammett (al que está dedicado el filme), que se desenvuelve por los más sórdidos ambientes de la ciudad. Como manda la tradición, todo comienza con la visita al despacho del detective de un enigmático cliente que le pone sobre la pista de con caso que se convertirá en algo mucho más complejo y doloroso de lo que cabría esperar al principio.

Germán Areta (Alfredo Landa), de 43 años de edad, detective privado, trabajó 12 años en la Brigada de Investigación Criminal y ahora tiene un despacho en la Gran Vía madrileña dedicándose a resolver casos privados. Un día se presenta en el despacho Francisco Medina (Raúl Fraire), un señor un poco extraño que le encarga la búsqueda de su hija, una chica de 17 años de la que hace tiempo no sabe nada. La única referencia es un novio que tuvo la muchacha y que ahora trabaja en la radio. Germán se pone en contacto con él y se entera de que ella se quedó embarazada y que el padre la obligó a abortar, perdiéndose después su rastro. Germán en sus ratos libres sale con Carmen (María Casanova), una enfermera que tiene una hija de cuatro años habida de unas relaciones con un hombre casado. El detective se ha encariñado con la pequeña, la van a buscar al colegio y juegan. Comienzan a presionar al detective por varios conductos para que deje de investigar sobre el caso Medina. Alguien de las altas esferas financieras se encuentra implicado, y como advertencia, una bomba en un coche acaba con la vida de la hija de Carmen. Esto le deja deshecho, pero cada vez es más firme su deseo de llegar hasta el final. Germán obliga a hablar a uno de los hombres pagados por el financiero, vértice del caso Medina. La chica murió en manos del sádico financiero. Germán se traslada a Nueva York en seguimiento del culpable, vengando fríamente la muerte de la joven y de su pequeña amiga.

Sin duda la mejor película de José Luis Garci en la que Landa comenzó a ser visto como un excelente actor dramático, parco en gestos y palabras que con una mirada lo expresaba todo. Su secuela fue 'El crack dos', y aún llegaría muy tardíamente, una precuela, 'El crack cero', bastante inferior, y con intérpretes diferentes.

  1. 1

    Disponible en Movistar Plus+, Prime Video y Flix Olé

    Los santos inocentes (Mario Camus, 1983)

Imagen de 'Los santos inocentes'. RC

Protagonizada por Alfredo Landa, Francisco Rabal, Terele Pávez, Juan Diego, Maribel Martín, Agustín González, Agata Lys y Mary Carrillo. Una excelente película por la que Alfredo Landa y Francisco Rabal recibieron un premio compartido como mejores actores en el Festival de Cannes. Adaptación de una novela de Miguel Delibes, es sin duda una de las mejores películas de la década de los ochenta con un reparto de lujo, no sólo por sus nombres o popularidad, sino por el extraordinario trabajo en la creación de sus personajes. La producción corrió a cargo de Julián Mateos.

Extremadura, años 60. Una familia de campesinos españoles que, al igual que muchas otras, vive subordinada a la clase que posee la tierra que trabajan, domina los recursos y manda sobre ellos. Sueñan con la posibilidad de salir de la pobreza: Aprender a leer, a escribir, a expresarse, como una manera de salir adelante. Se atreven a soñarlo y después a intentarlo. Pero en su vida todo ha sido renunciar y obedecer. Su destino está marcado desde muchas generaciones, y únicamente algo violento completamente nuevo y fuera de lo cotidiano, trizará en mil pedazos la vida regular que es su condena. Esta familia son los guardeses de un cortijo de Extremadura. Cuidan la casa y sirven a los señores marqueses cuando organizan frecuentes cacerías, celebran fiestas o la primera comunión de alguno de sus miembros. El más despótico es el señorito Iván (Juan Diego), que utiliza a uno de los guardeses, Paco el bajo (Alfredo Landa) como secretario que rayana la esclavitud y al anciano de pocas luces Azarías (Francisco Rabal). Iván, prepotente, se acuesta con doña Pura (Agata Lys) la mujer del administrador de la finca, don Pedro (Agustín González). Aprovechándose de la habilidad de Paco para la caza de la perdiz, Iván mata a la milana de Azarías, lo que provocará que Azarías ahorque a Iván.

Narrada en cuatro capítulos que corresponden a otros tantos flash back, cada uno centrado en un personaje, Nieves, Quirce, Paco el bajo y Azarías, está dirigida por el siempre grande Mario Camus, la acción muestra las diferencias de clase, entre señoritos y campesinos, en la Extremadura de los años 60. La adaptación de novela de Delibes está firmada por Antonio Larreta, Manuel Matji y Mario Camus. La frase «Milana bonita», que dice el personaje de Rabal, Azarías, hizo historia y durante años fue un icono del filme.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios