Borrar
El chiringuito del parque de la margen izquierda. SH
El chiringuito con vistas a las Catedrales de Salamanca por 300 euros que nadie quiere abrir

El chiringuito con vistas a las Catedrales de Salamanca por 300 euros que nadie quiere abrir

El concurso para explotar el kiosko-bar del parque Elio Antonio de Nebrija queda desierto después de tres meses de exposición y toca decidir qué hacer

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 9 de marzo 2024, 19:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El consistorio sigue intentando reabrir todos los kioskos-bar de la ciudad, pero uno de los últimos concursos ha quedado desierto y el local permanecerá sin actividad a la espera de que se tome una decisión, mientras el de La Alamedilla está a punto de abrir. Se trata del que se levantó en el parque Elio Antonio de Nebrija, continuidad del entorno del Puente Romano, que salió a licitación hace unas semanas y que es uno de los que está sin uso en estos momentos.

En una resolución del pasado 6 de marzo, se ha declarado desierto el procedimiento para adjudicar el uso y explotación del bar-restaurante en el Parque Municipal de la Margen Izquierda de la desembocadura del Arroyo del Zurguén-Parque Elio Antonio de Nebrija. Salió a licitación el pasado mes de enero por 4.000 euros al año y seis años de duración con el atractivo de que es uno de los escasos lugares de descanso de la ribera del Tormes y que el contrato incluye una gran terraza. Sin embargo, no ha sido suficiente para suscitar interés.

Este nuevo parque fue inaugurado hace unos años y en el proyecto fue dotado de un anfiteatro con gradas aprovechando una pendiente natural desde la carretera. Y se instaló un kiosko-bar para proporcionar este servicio de cafetería.

El lugar ha sido explotado hasta hace unas semanas por una empresa, pero terminó el contrato y se abrió un nuevo proeso de licitación. El consistorio pedía un canon mínimo de 4.000 euros al año, no sujeto a IVA, lo que supone 300 euros al mes.

En el canon se incluye la tasa municipal que se paga por terraza, que en este caso es de 126,64 m2. La terraza está situada en torno al establecimiento aprovechando una pérgola de obra que se levantó en su momento y que proporciona algo de sombra en un lugar donde siempre han faltado árboles.

Ahora habrá que ver qué se hace, ya que el concurso no ha recibido ni una sola oferta. En estas condiciones, es posible que el consistorio vuelva a intentarlo otra vez, haga mejoras en el lugar o rebaje el canon que pretende conseguir, como ha hecho en otros lugares.

Los kioskos-bar de Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca es propietario de media docena de estos establecimientos repartidos por la ciudad, unos con más éxito que otros, y casi todos con problemas de explotación por la pérdida de atractivo para los hosteleros.

En la actualidad, está pendiente de reabrir el de Salesas. Se ha intentado hasta tres veces adjudicarlo, pero los concursos quedaron desiertos y se va a hacer un último intento: se ha rebajado el canon un 50% para atraer a alguien.

También estaba cerrado el del parque Würzburg, que ha sido recientemente adjudicado. Y en la misma situación va a permanecer el del parque Nebrija, un local con terraza y vistas a las catedrales. El último en problemas y, por ahora, cerrado es el del parque de Jesuitas, que cuenta con la que probablemente es la mayor terrazas de toda la ciudad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios