Borrar
Reunión del proyecto europeo COMBINE-CT que ha tenido lugar en el Hospital de Salamanca. IBSAL
El Hospital de Salamanca prueba por primera vez en el mundo una tecnología con el TAC

El Hospital de Salamanca prueba por primera vez en el mundo una tecnología con el TAC

Integra el TAC en la Sala de Hemodinámica para un mejor abordaje del paciente con cardiopatía isquémica

Jueves, 30 de mayo 2024, 18:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Servicio de Cardiología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, centro público de referencia del Servicio de Salud de Castilla y León (SACYL), ha probado por primera vez en el mundo una nueva tecnología que integra la imagen del TAC en la sala de hemodinámica en tiempo real para mejorar la asistencia sanitaria en casos de cardiopatía isquémica. Con la ayuda de la información en directo que ofrece la tomografía axial computarizada se mejora la planificación del intervencionismo coronario percutáneo y se prevé disminuir radiación y cantidad de contraste administrada a los pacientes.

Esta innovadora herramienta es uno de los primeros resultados del proyecto europeo de investigación COMBINE-CT: Combining CT diagnostic data and interventional approaches for futureproof cardiology care, cuyo objetivo, precisamente, es validar científicamente las ventajas de la implementación del TAC en el manejo integral de los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias y que está liderado en España por la Dra. Candelas Pérez del Villar Moro, desde el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), y por el físico e investigador de datos Antonio Sánchez Puente, desde el Centro de investigación Biomédica en Red en Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV).

La prueba realizada en el hospital de Salamanca, pionera a nivel mundial, de esta innovadora tecnología se engloba dentro del programa de la primera reunión del consorcio europeo tras seis meses de la puesta en marcha del proyecto COMBINE-CT, cofinanciado con 6,5 millones en la convocatoria Innovative Health Initiative del Horizonte Europa, y por parte de la compañía Philips, hasta alcanzar una inversión cercana a los 10 millones de euros.

Durante dos jornadas de trabajo, una treintena de investigadores de seis países europeos evalúan los primeros avances del proyecto, entre ellos el plan de comunicación y difusión, la recopilación de datos clínicos e imágenes del TAC, la presentación de la infraestructura técnica desarrollada por Philips para el manejo de estos datos y el estreno de la mencionada tecnología en el Servicio de Cardiología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, donde, tras la inauguración oficial del encuentro, se ha trasladado la comitiva para conocer 'in situ' las instalaciones.

En la apertura del encuentro, tanto la subdirectora médica del CAUSA, la Dra. María Díez Campelo, como el director científico del IBSAL, el Dr. Luis García Ortiz, han resaltado la relevancia de esta jornada de trabajo de un proyecto europeo de tanta envergadura dentro de uno de los servicios más punteros del hospital a nivel internacional.

Como explican la Dra. Candelas Pérez del Villar Moro y Antonio Sánchez Puente, la evaluación se desarrolla en siete mesas en relación a los paquetes de trabajo previstos para desarrollo del proyecto, desde las herramientas tecnológicas para validar el uso del TAC en el diagnóstico y tratamiento de isquemia, pasando por la plataforma de datos donde se incorporarán la imágenes anonimizadas, hasta la planificación de ensayos clínicos: cinco previstos para validar todo el proceso de implementación del TAC en el tratamiento de la enfermedad isquémica del corazón.

Ensayos clínicos

Entre ellos, el IBSAL liderará el CODEX-1, un estudio retrospectivo multicéntrico cuyos objetivos, como explica la Dra. Pérez del Villar, pasan por valorar «la exactitud diagnóstica del escáner y la posibilidad que nos brinda de discernir qué pacientes necesitan intervención percutánea», lo que, además, será la base de otro estudio de inteligencia artificial que permitirá «afinar incluso más el diagnóstico» de esta enfermedad arterial coronaria.

En este proceso tampoco es casualidad que haya sido el Hospital de Salamanca el lugar elegido para llevar a cabo la primera reunión del consorcio el que participan 11 partner, entre ellos, aparte del IBSAL, centros de investigación, universidades y hospitales de Países Bajos (Academisch Medisch Centrum bij de Universiteit van Amsterdam y Cardiologie Centra Nederland), Francia (Université Lyon 1 Claude Bernard y Hospices Civils De Lyon), Alemania (Klinikum Der Universitaet Zu Koeln), Israel (Medical Research Infrastructure Development and Health Services Fund by the Sheba Medical Center) y España (Centro de Investigación Biomédica en Red, CIBERCV), además de la compañía tecnológica Philips, la industria farmacéutica (Novo Nordisk) y la Fundación EUPATI.

El Servicio de Cardiolología salmantino es desde hace 15 años un ejemplo real de la integración de la imagen cardiaca en el seguimiento de los pacientes con enfermedades del corazón, una forma de trabajar de la que parte precisamente el proyecto COMBINE-CT, con el que se persigue acabar demostrando de forma científica, contrastada y con la experiencia real de los pacientes participantes en los diferentes ensayos clínicos que el TAC es un aliado imprescindible no solo como prueba inicial para descartar o no la enfermedad coronaria, sino también para el tratamiento intervencionista y el seguimiento posterior de los pacientes.

Salamanca cuenta con un escáner espectral de última generación, Philips Spectral CT 7500, con un detector de doble capa, que permite realizar una caracterización tisular más precisa de la estructura y la función del tejido miocárdico, y determinar mejor la extensión y la identificación de la enfermedad coronaria ateroesclerótica. Unas ventajas que, gracias a la visión acertada del Profesor Pedro L. Sánchez, jefe del Servicio de Cardiología, llevaron a integrar el escáner en la práctica clínica diaria en 2014.

Desde entonces, el TAC en Cardiología está incorporado al manejo del paciente con dolor torácico que acude a Urgencias y existe sospecha de enfermedad coronaria. Esto permite descartarla de forma muy eficiente y derivar al paciente que lo requiere a la sala de Hemodinámica con una información precisa de la extensión de la ateroesclerosis coronaria.

Integración total

El siguiente paso será lograr una integración global a nivel tecnológico gracias a los resultados previstos en el proyecto COMBINE-CT, lo que repercutirá en un mejor abordaje de la cardiopatía isquémica, una patología que surge de la acumulación de grasa y calcio en las arterias coronarias que las estrecha gradualmente y obstruye el flujo sanguíneo al corazón, dando lugar a la angina de pecho o al infarto de corazón, la primera causa de muerte en adultos en el mundo, tanto en hombres como en mujeres. La enfermedad afecta al 7% de la población mundial y se cobra más de nueve millones de vidas al año. Se espera, además, que el número de pacientes siga creciendo debido al aumento de la obesidad y la diabetes, entre otros factores de riesgo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios