Borrar
SH
El IPC de los alimentos sube en febrero un 4,6% en Salamanca, frente al 17,5% de 2023

El IPC de los alimentos sube en febrero un 4,6% en Salamanca, frente al 17,5% de 2023

El índice general subió cinco décimas con respecto al mes de enero situándose en el 3,1%, pero con subidas por encima del 8,3% en ropa y calzado y del 7,9% en bares y restaurantes

Isidro Serrano

Salamanca

Jueves, 14 de marzo 2024, 12:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Salamanca fue una de las provincias de Castilla y León, e incluso del país, donde más subieron los precios en el mes de febrero. Concretamente repuntaron medio punto con respecto al mes anterior, lo que representa un crecimiento de un 0,3 desde que comenzó el año lo que deja la inflación en el 3,1%, un porcentaje superado en Castilla y León solo por Burgos, con un 3,2%. Tanto en Castilla y León como en el conjunto de España el índice general es del 2.8% en febrero, tras un incremento del 0,3 y 0,4 respectivamente en realación con el mes de enero.

Sin embargo, a nivel general, este incremento de precios es uno de los más bajos de los últimos años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que aporta otra serie de informaciones como que el IPC de los productos de la la cesta de la compra, el IPC del epígrafe de Alimentos y bebidas no alcohólicas se situó en febrero en un 4.6%. un porcentaje mucho más bajo que hace unos meses, cuando por ejemplo llegó a ser del 17% en los primeros meses de 2023.

Los productos en los que el IPC es más alto en Salamanca siguen siendo vestido y calzado, con un 8,3% y bares y restaurantes, que son ahora un 7,9% más caros que hace un año. También están por encima de la media el transporte (4,1%) y las bebidas alcohólicas (3,2%). Los muebles, la sanidad, las comunicaciones y el ocio y la cultura registraron subidas mucho más moderadas, mientras las bajadas del IPC con respecto al año pasado re registraron en enseñanza (-01%) y sobre todo en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustible donde cayo un 2% respecto a febrero de 2023.

Castilla y León

Por otra parte, el Índice de Precios al Consumo (IPC) creció en Castilla y León un 2,8 por ciento en febrero en términos interanuales, el mismo porcentaje que la media nacional. Se trata de una subida que está seis décimas por debajo de la registrada en diciembre, y supone el séptimo aumento más alto de España, aunque igualado no solo con la media nacional sino con Asturias, Cantabria y Murcia, según los datos del INE.

Por comunidades, el aumento interanual fue generalizado en febrero, con un crecimiento de los precios liderado por Extremadura (3,3 por ciento), seguida de Galicia (3,2 por ciento), Canarias y País Vasco (3,1 por ciento), Castilla-La Mancha (3 por ciento) y Andalucía (2,9 por ciento). En el extremo opuesto se situaron la ciudad autónoma de Melilla, con una subida del 2,3 por ciento, y La Rioja y la Comunidad Foral de Navarra, que experimentaron un crecimiento interanual de los precios del 2,5 por ciento.

En la evolución mensual de Castilla y León, los precios crecieron un 0,3 por ciento de media, con las bebidas alcohólicas y el tabaco liderando el crecimiento con un 1,8 por ciento, seguidas del transporte (1,4 por ciento) y de los hoteles, cafés y restaurantes (1,3 por ciento). El ocio y la cultura también subió un 0,9 por ciento desde enero, así como las medicinas (0,2 por ciento) y el mensaje (0,1 por ciento). Se mantuvieron estables los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas y de la enseñanza, mientras que se redujeron, en relación a enero, el vestido y el calzado (-2 por ciento), la vivienda (-1,3 por ciento) y las comunicaciones (-0,1 por ciento).

En la variación anual, sin embargo, el IPC de Castilla y León registró los mayores crecimientos en hoteles, cafés y restaurantes (6,4 por ciento), alimentos y bebidas no alcohólicas (5,8 por ciento) y bebidas alcohólicas y tabaco (5 por ciento). También subieron los precios, con respecto al pasado año, de vestido y calzado (2,8 por ciento), medicinas y ocio y cultura (2,2 por ciento), transporte (2,1 por ciento) y menaje (1,4 por ciento), mientras que los aumentos en comunicaciones y enseñanza (0,4 por ciento) fueron más moderados y la vivienda bajó un 3,1 por ciento interanual.

Burgos, a la cabeza

Por provincias, la variación interanual estuvo por encima del 2 por ciento en los nueve territorios de Castilla y León. Los incrementos más pronunciados fueron los de Burgos (3,2 por ciento), Ávila y Salamanca (3,1 por ciento) y Segovia (3 por ciento), mientras que en Zamora los precios crecieron un 2,9 por ciento, en León y Palencia un 2,7, en Soria un 2,6 por ciento y en Valladolid un 2,3.

En la comparativa con el mes de enero de este año, sin embargo, la subida fue más moderada: un 0,5 por ciento en Salamanca; un 0,4 por ciento en León y Palencia; y un 0,3 por ciento en el resto de provincias, a excepción de Burgos y Valladolid, donde los precios solo subieron un 0,2 por ciento intermensual.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios