Agricultores alertan de que las restricciones de riego pueden acabar con algunos cultivos