Borrar
Un hombre mata a tiros a su mujer y a su hijastro y luego se suicida en Valencia

Un hombre mata a tiros a su mujer y a su hijastro y luego se suicida en Valencia

Los tres cadáveres han sido localizados en un chalé de Benaguasil y la Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones

J. M.

Viernes, 7 de junio 2024, 18:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Voy a matar a tu madre y a tu hermano». La llamada de Vicente hiela la sangre de la hija de Florica. Son poco antes de las 15 horas. Ella, que vive en Caudete, avisa a sus tías, que viven en localidades próximas a la caseta de Benaguasil donde sabe que su madre y su hermano están en ese momento, con Vicente, que está armado. Pero no pueden hacer nada. Por desgracia, están lejos. Dos disparos sellan el futuro de Florica y su hijo. Un tercero, el de su verdugo. Son poco antes de las 15.30 horas de este viernes. Dos detonaciones rompen la calma en un camino que sale de la CV-50, a 3 kilómetros de Benaguasil, cerca de unos viveros. Acaba de cometerse un nuevo crimen machista en la Comunitat Valenciana. Un hombre de 64 años ha matado a su pareja y al hijo de ella en una casa de campo en obras y luego se ha suicidado.

La tragedia podía haber sido peor aún, al menos a nivel meramente cuantitativo: en la caseta estaban, en el momento de los hechos, la novia del hijo y un trabajador, que salieron corriendo despavoridos. «Él les deja ir, les dice que no tiene nada contra ellos», explican fuentes de la investigación. Los tres cadáveres han sido encontrados por la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación de este nuevo caso que, todo parece indicar, es violencia machista. Otra vez.

Tras recibir el aviso del trágico suceso a través del 112, varias patrullas de la Guardia Civil y la Policía Local de Benaguasil se han desplazado con urgencia al lugar. El autor del doble crimen es español y residía en Llíria con la mujer asesinada y el hijo de esta, ambos de nacionalidad rumana. La mujer tenía otra hija, mayor de edad, que residía en Caudete y dos hermanas que vivían cerca. Son ellas las que han vivido instantes de angustia tras recibir la llamada. Él, según ha podido saber este diario, tenía un hermano.

Los primeros agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Benaguasil, que han llegado casi a la vez, se han encontrado los cuerpos con disparos y el arma de fuego, una escopeta de caza, que estaba al lado del cadáver del hombre. Los tres estaban, según las primeras investigaciones, fuera del domicilio y no había signos de lucha, por lo que parece que la mujer y su hijo no se pudieron defender. Según las primeras investigaciones, el hombre de 64 años se suicidó con la misma escopeta que utilizó para acabar con la vida de su pareja, de 55 años, y el hijo de esta, un joven de 26 años.

Tras ser informada del grave suceso, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha acudido también al lugar, junto a la alcalde de Benaguasil, Joaquín Segarra. Ambos se han entrevistado con los mandos de la Guardia Civil. Posteriormente, a eso de las 21 horas y tras una tarda larga y tensa bajo la luz mortecina de finales de primavera, la delegada ha confirmado algunos detalles del asesinato. Aunque la titular del juzgado de guardia de Llíria que se ha hecho cargo de las investigaciones ha decretado el secreto de las actuaciones, Bernabé ha explicado que no había alerta previa. Ni sospechoso ni víctima estaban en el llamado sistema Viogen, el protocolo de Interior que controla los casos más graves de maltrato. «No hay denuncias previas», ha señalado la delegada del Gobierno. Además del joven que ha sido asesinado en la caseta de Benaguasil, Bernabé ha señalado que la mujer muerta a tiros tenía otra hija, también mayor de edad. «No estaba en el lugar de los hechos», ha señalado la delegada.

De hecho, tal como ha confirmado el alcalde de Benaguasil, los servicios psicológicos han tenido que atender a algunos familiares. Según ha podido saber este diario de fuentes de toda solvencia, se trataban de las dos hermanas de la mujer, que viven en Ribarroja y Vilamarxant, así como de la hija de ella, que ha llegado desde la provincia de Albacete tras recibir la llamada de su padrastro. De hecho, a última hora de la tarde ha llegado otra persona que ha sido derivada por los agentes de la Guardia Civil al cuartel de Llíria. La sorpresa entre los familiares era absoluta. «Estaban en shock», han contado testigos presenciales. No se esperaban el desenlace: parece ser que no había habido discusiones previas que pudieran hacer esperar el macabro resultado.

El presunto autor de las muertes era cazador. Y Bernabé ha confirmado que tenía licencia de armas. Un extremo que reabre el debate sobre el control que se ejerce sobre el uso adecuado de este tipo de armamento y las personas que lo poseen.

Los agentes del instituto armado han acordado la escena del crimen para preservar las pruebas y vestigios mientras esperaban la llegada de los especialistas de Policía Judicial y del Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia.

Cerca de lugar donde fueron hallados los cadáveres, una patrulla de la Guardia Civil cortó el acceso en un acceso a la carretera CV-50 y lleva a unos viveros, a unos tres kilómetros del casco urbano de Benaguasil y cerca de un desguace, en una zona de viviendas diseminadas. Aunque vivían en Llíria, estaban realizando obras en una caseta de aperos junto al vivero, con la intención de convertirla en una segunda residencia, por lo que estos días los vecinos habían visto trabajadores en la zona. Las tres personas halladas muertas no dormían en la casa. «Venían algunos días, pero solían irse antes de anochecer», manifestó un vecino de los alrededores.

Una vez que los agentes han inspeccionado la escena del crimen y han tomado fotografías de los cuerpos y la escopeta, los tres cadáveres han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarles las autopsias. Al filo de las 20.15 horas dos furgonetas han salido del camino dirección al Cap i casal.

La víctima número 13

Con este nuevo crimen de violencia de género, el número de mujeres asesinadas en España asciende a 13 en lo que llevamos de 2024 y a 1.257 desde el año 2003.

Ante cualquier situación de emergencia o sospecha de maltrato hay que llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y la Guardia Civil (062), pero el 016 también ofrece información, asesoramiento jurídico sobre todas las formas de violencia contra las mujeres y atención psicosocial inmediata a las víctimas.

En caso de que no se pueda realizar una llamada telefónica y ante cualquier situación de peligro, se puede utilizar la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía de forma inmediata una señal de alerta a la Policía con la geolocalización de la persona que solicita ayuda.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios