Borrar
Imagen de archivo de un mecánico reparando un vehículo. LP
Un mecánico muere aplastado por el coche que reparaba en Requena

Un mecánico muere aplastado por el coche que reparaba en Requena

La víctima estaba trabajando debajo del vehículo con un gato elevador en una nave de San Antonio y la Guardia Civil investiga si se trata de un taller ilegal

Juan Antonio Marrahí y Javier Martínez

Valencia

Domingo, 16 de junio 2024, 12:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tragedia en la aldea valenciana de San Antonio de Requena. Un joven de 21 años de edad, Brian C. N., perdió la vida aplastado por un coche en lo que parece ser un desgraciado accidente cuando la víctima se encontraba debajo del vehículo, según ha podido saber LAS PROVINCIAS de fuentes próximas al caso.

Los hechos sucedieron en la tarde del viernes 14 de junio en una nave de la calle Libertad. Un amigo de la víctima encontró el cadáver sobre las 21:40 horas y llamó al teléfono de emergencias 112 para pedir una ambulancia.

Poco después de que el testigo diera la voz de alarma, una patrulla de la Policía Local de Requena, un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) y una dotación de bomberos del parque de Requena se desplazaron con urgencia al lugar.

A la llegada de los efectivos de emergencias, el vehículo ya había sido izado por el joven que había llamado ala 112, que también había logrado sacar a la víctima. Por ello, los bomberos no tuvieron que realizar operación de rescate y se retiraron.

Según detallaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia, el aviso se recibió sobre las 21.40 horas. Hasta la nave se desplazaron dos dotaciones y un sargento del parque de Requena. Al parecer, un joven había quedado aplastado por un vehículo sostenido con un gato elevador, si bien no ha trascendido si fue este dispositivo el que falló o el coche venció sobre él por otro motivo mecánico.

A pesar de los esfuerzos, el amigo de la víctima y los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para reanimar al joven, ya que este había fallecido horas antes tras ser aplastado por el vehículo que estaba reparando.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones. Tras la toma de los primeros testimonios, los agentes han encontrado indicios que apuntan a que podría tratarse de un taller ilegal, si bien el caso está ahora judicializado para esclarecer posibles responsabilidades del responsable del establecimiento clandestino.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios