Borrar
[The Rolling Stones] [12x5] [The Rolling Stones 2] [Out of our heads] [Aftermath] [Between the buttons] [Their Satanic Majesties Request] [Beggars Banquet] [Let it bledd] [Sticky fingers] [Exile on main Strees] [Goats Head Soup] [Its only rocknroll] [Black and blue] [Some Girls] [Emotional Rescue] [‘Tattoo You] [Undercover] [Dirty Work] [Steels Wheels] [Voodoo Lounge] [Bridges to Babylon] [A Bigger Bang] [Blue Lonesome] [Hackney Diamonds]
[A Bigger Bang]

¿Así que crees que conoces a los Rolling Stones?

¿Así que crees que conoces a los Rolling Stones?

Ponte a prueba con este desafío sonoro y repasa la discografía de Jagger y compañía, la mejor manera de celebrar la llegada de su nuevo álbum

Luigi Gómez Cerezo, Carlos G. Fernández, Álex Sánchez y Sara I. Belled

Madrid

Martes, 31 de octubre 2023, 00:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un nuevo disco. Motivo de alegría y síntoma de que el espíritu de toda una generación sigue vivo. Con 'Hackney Diamonds' los Stones publican un racimo de canciones originales por primera vez desde hace casi veinte años. En este juego, pues a Jagger, Richards y Wood siempre les gustó mucho jugar, vamos a evaluar cuánto sabes de los discos más legendarios de la mítica banda de la lengua y los labios. En cada pregunta encontrarás cuatro canciones, pero solo una de ellas fue publicada en ese disco. ¿Las adivinarás todas? ¡Buena suerte!

¿Cómo jugar?

Escucha las canciones

Arrastra la que pertenece al disco

[ALTERNATIVE TEXT]
[ALTERNATIVE TEXT]
#3C3C3C
He hecho el #QuizRollingStones y he acertado [CORRECTAS] de [TOTALES]

1/15

‘The Rolling Stones’

1964

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Aquí empezó todo. El reinado de los melenudos. El sueño de las jóvenes de la época y la pesadilla de sus padres. «¿Pero dejaría que sus hijas se casaran con uno?» rezaba un artículo publicado ese mismo año. The Rolling Stones no necesitaron más que una única canción original para consolidarse como uno de los mayores ‘ojitos derechos’ de la industria musical, llegando a permanecer 12 semanas en el puesto Nº1 de ventas en Inglaterra.

La legendaria formación integrada por Mick Jagger a la voz, Keith Richards y Brian Jones a las guitarras, Charlie Watts a la batería y Bill Wymann al bajo, echa a rodar. Y de qué manera.

2/15

‘Out Of Our Heads’

1965

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

‘Out of Our Heads’, algo así cómo ‘Locos de la cabeza’. Casi una premonición del futuro de unos chavales que, a pesar de estar empezando, estaban llamados a convertirse en una de las bandas más excesivas, polémicas y desvergonzadas de la historia del rock&roll.

Un millón de copias vendidas, y en su interior uno de sus hits más emblemáticos que llegó a alcanzar el Nº1 en 11 países incluidos los Estados Unidos. ¿Ya sabes cuál es?

3/15

‘Aftermath’

1966

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

El álbum fue concebido originalmente como la banda sonora para una película que nunca fue filmada llamada ‘Back, Behind And In Front’. Contribuyó a aumentar una fama y riqueza que ya competía con la de los reverenciados The Beatles. El disco no puede entenderse sin el empeño de Brian Jones por introducir un sinfín de instrumentos étnicos como el sitar, las marimbas o el koto japonés. Todo esto mientras eran agasajados en los legendarios estudios RCA de Hollywood, California, donde les dieron por primera vez el tiempo suficiente para trabajar con calma las canciones...

4/15

‘Between The Buttons’

1967

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Los ‘cantos rodados’ se entregan a la psicodelia (con todo lo que eso significa). Escándalos varios, excesos y detenciones por posesión de sustancias estupefacientes. Hubo incluso puestas en libertad por la presión de manifestaciones multitudinarias de fans encolerizados.

Brian Jones sigue haciendo de las suyas sobre un lienzo de canciones más maduras con influencias que van desde Bob Dylan a los Beach Boys. El disco fue recibido con críticas mixtas, mientras unos lo consideraban un paso adelante en su sonido, otros echaban de menos la inmediatez y crudeza de sus discos anteriores. Para gustos colores, decían «sus satánicas majestades».

5/15

‘Their Satanic Majesties Request’

1967

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Uno de los discos más extraños, queridos y odiados de nuestros amigos londinenses. La portada sigue la estela del ‘Sgt. Pepper’s…’ de los Beatles, publicado y alabado por todos unos meses antes. En lugar de intentar un disco total como los de Liverpool, se salen por la tangente con una especie de ritual chamánico experimental, con pistas muy marcianas y algunos destellos de genialidad.

Si el disco parece incomprensible, es porque eso se pretendía. Pero con varias escuchas, claro, va ganando cuerpo. No sería la única referencia satánica de la carrera de los Stones. Una vez más, Brian Jones se había encargado de la mayoría de sonidos exóticos que hacen único al disco, pero en lo personal no quedó muy contento: su novia se lió con Richards (y acabarían teniendo tres hijos juntos).

6/15

‘Beggar’s Banquet’

1968

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

El banquete de los mendigos. ¿Referencia a Viridiana? Tan impíos y blasfemos como la cinta de Buñuel se mostraban los Stones con el espectacular primer tema, que esperemos que acabes de acertar. Si mencionas al diablo, tendrás escándalo seguro. Bien de gente estará dispuesta a acusarte de adorador de Satán y de corruptor de jovenzuelos: un éxito. Hasta Jean-Luc Godard entró a filmarles durante estas grabaciones, pues ya eran sensación mundial y con este disco arranca la época más gloriosa, acierto tras acierto. Incluso se permitieron que la genialidad que es ‘Jumpin’ Jack Flash’ saliera como single de anticipo sin incluirlo en el disco.

7/15

‘Let It Bleed’

1969

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

En algún punto durante la grabación perdemos a Brian Jones, ahogado en una piscina, en otra de esas muertes del «Club de los 27» que tantas leyendas urbanas generarían. Pero los Stones no pararon y Mick Taylor fue su reemplazo (técnicamente ya habían expulsado meses antes a Jones y contratado a Taylor). ‘Let it Bleed’ es un puente perfecto entre el blues del que venimos y el rock al que iremos, añadiendo además gospel, country y hasta una canción contra la guerra de Vietnam. Para la revista que se llama casi como el grupo, este es el 32º mejor disco de la historia.

8/15

‘Sticky Fingers’

1971

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

El cine comienza a llamar a la puerta de Jagger como icono mundial con el estreno de la escandalosa ‘Performance’. Y en lo musical, llegamos al rock más canónico, aunque nunca plano. Inmenso éxito. La jugosa portada de Andy Warhol, con cremallera real para ver si encontrábamos algo bajo la bragueta, fue por algún extraño motivo censurada en España, sustituyéndose por unos asquerosos ‘Dedos pegajosos’ que salían de una lata de conservas. Se cansaron de discográficas: este es el primer disco de ‘Rolling Stones Records’. Además, aquí se utilizó por primera vez el famosísimo icono de la lengua. Otro triunfo.

9/15

‘Exile on Main St.’

1972

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Un exilio… real. Abandonaron la Gran Bretaña —diferencias de opiniones con Hacienda— para recalar en Francia. Y como los mejores discos, lo grabaron en un sótano, en el sótano de una mansión. La grabación acumuló tanta mística y tantos episodios estrambóticos, tantas peleas y sustancias, que fue un absoluto milagro que saliera. Y mucho más que saliera tan bien. Además de mastodóntico —18 canciones— es una de esas obras con espíritu, con duende, con una garra que deja entrever el descontrol que sobrevolaba el ambiente. En definitiva, una obra que rezuma vida por todos los surcos. La crítica lo odió… para luego amarlo locamente. Y, de nuevo, la revista que se llama casi como el grupo lo colocó como el octavo mejor disco de todos los tiempos.

10/15

‘Goats Head Soup’

1973

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Aunque funcionó muy bien en su día, este ‘Sopa de cabeza de cabra’ no aguantó tan bien el examen del tiempo. Pero con el primer sencillo que acabas de adivinar (¿verdad?) tuvieron el camino mucho más allanado. No tiene nada de malo, es un gran disco, incluso reivindicativo —las historias tras la aparentemente inocente ‘Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)’ así lo demuestran—, pero simplemente le falta ese swing inesperadamente genial al que tan adictos nos habían hecho. Jagger casi desecha la portada: le dijeron que parecía Katharine Hepburn en ‘La reina de África’. Nadie se habría quejado.

11/15

‘It’s Only Rock’n’Roll'

1974

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Los Rolling Stones van de cara. Solo es rock&roll, pero nos gusta lo que oímos. Ellos se lo guisaron y ellos se lo comieron, es el primer disco que produjeron ellos mismos, cosa que harían siempre desde ese momento. En la receta de ese pastel conceptual que es la discografía de los británicos rara vez se tenía en consideración al guitarrista Mick Taylor, que harto de no ser reconocido en los créditos y de sus incesantes roces con Richards decidió abandonar la banda.

Se abría una suculenta vacante. El sueño húmedo de todo guitarrista que se precie: pertenecer al elenco de dioses del olimpo del rock&roll. Pero estas mieles no estaban a disposición de cualquier mortal. Entre los elegidos para las audiciones se encontraban nombres selectos como Peter Frampton, Eric Clapton, Rory Gallagher o Jeff Beck. Curiosamente no fue ninguno de estos él que se unió a las filas «stonianas». Comenzaba a resonar un nombre, un tal Ronnie Wood.

12/15

‘Black and Blue’

1976

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

The Rolling Stones publican ‘Black and Blue’ con Ronnie Wood, antiguo amigo de la banda, ya unido a la fiesta. El disco estuvo muy influenciado por la música negra, ¿sus majestades haciendo jazz, reggae o funk? Pues eso… imaginaros su acogida: el crítico Lester Bangs lo calificó como «el último álbum de los Stones que importe». La banda se lanzó a la carretera y a mitad de gira muere el tercer hijo de Keith Richards por problemas respiratorios, pasados poco menos de tres meses desde su nacimiento. Esto separará al guitarrista de sus compañeros temporalmente.

13/15

‘Some Girls’

1978

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Pues parece que Lester Bangs se equivocaba. 9 millones de copias vendidas en todo el mundo. Casi nada. Al parecer Mick Jagger se creció ante las críticas, por parte de las nuevas generaciones, de ser un «grupo de dinosaurios» y se marcó un disco nominado a la categoría de mejor álbum en los Premios Grammy de ese año. La clave reside en la mezcla del blues y el rock&roll característicos de la banda con los nuevos y frescos sonidos de la música disco y el punk rock que emergían a finales de los años 70. No olvidemos las controversias por el contenido de las letras del tema homónimo del disco que llevó a varios grupos a protestar entre los que se encontraba la organización PUSH de Jesse Jackson.

14/15

‘Tattoo You’

1981

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

The Rolling Stones volvían a triunfar. ‘Tattoo You’ fue enormemente bien recibido por parte de la crítica, y las ventas fueron extraordinarias. El disco estaba compuesto en su mayoría por descartes de canciones creadas durante la década de los 70. Esto fue así porque se conoce que por la época Mick Jagger y Keith Richards no podían ni verse. Entre otras cosas hubo lío con el título del disco que estaba planeado para ser simplemente ‘Tattoo’. Jagger jura y perjura que no tiene ni idea de como aquel «You» furtivo terminó por imponerse en las portadas, pero Richards no terminó de creérselo. Estaba convencido de que el cantante lo cambió a traición. Sea como fuere estos abuelos del rock habían logrado crear un gran álbum una vez más.

No vamos a mentir, la verdad es que a partir de aquí la cosa va un poco cuesta abajo. Pero tampoco nos pongamos exquisitos que llevan dándonos alegrías durante casi 7 décadas, que se dice rápido.

15/15

‘Bridges to Babylon’

1997

Mostrar títulos
[ALTERNATIVE TEXT]

Los noventa, que tan mal sentaron a tantos, acabaron bien para los Stones. Este disco es una pequeña joya oculta. Angelina Jolie protagonizaba el videoclip de ‘Anybody Seen My Baby’, cosa que después harían otras actrices del momento, como Kristen Stewart o ahora Sydney Sweeney. Hay muy buen rock en este álbum, pero también rarezas electrónicas o una tonada isleña estilo Barbados cantada por Keith Richards. Un diamante inesperado, solvente y sorprendente, para celebrar el fin de siglo.

Resultados

0/15

  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]
  • [ALTERNATIVE TEXT]

Estos son 15. Los 15 discos más influyentes. Imprescindibles. Pero faltarían otros 10 para llegar a la publicación de este disco, 'Hackney Diamonds', el último de una de las bandas obligatorias para explicar qué ha pasado en el mundo en estos últimos 100 años.

Se le preguntó a un jovencísimo Mick Jagger, líder de la jovencísima banda The Rolling Stones: «¿Cuánto creeis que puede durar todo esto que os está pasando?». Él, humilde, mira al entrevistador y responde: «Esto es un pequeño milagro, aún así yo creo que al menos nos queda un año fuerte por delante». De eso hace ya 58 años, y desde entonces no ha habido silencio. Música, excesos, admiración, polémicas, adicciones, culto, muerte… pero nunca silencio. Larga vida al rock&roll. Larga vida a los Rolling Stones.

Créditos

  • Narrativa y diseño Sara I. Belled y Álex Sánchez

  • Redacción y selección musical Carlos G. Fernández y Luigi Gómez Cerezo

  • Maquetación Belén Almendros

  • Desarrollo Raúl Rivas

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios