Borrar
Consulta quién ha ganado las elecciones en tu pueblo
Imagen de archivo de unas elecciones. Salamancahoy
En qué se diferencia el voto nulo, el voto en blanco y la abstención

En qué se diferencia el voto nulo, el voto en blanco y la abstención

Los ciudadanos pueden expresar su descontecto político de diferentes maneras y a través de las urnas, el próximo 28 de mayo

Nerea Fernández

Lunes, 22 de mayo 2023, 21:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A pocos días para que más de 35 millones de españoles ejerzan su derecho al voto, existen varias alternativas para manifestar una posición u otra en el próximo proceso electoral y sin necesidad de elegir a ningún candidato. El domingo 28 de mayo, 35 millones de españoles serán llamados a las urnas para elegir a los candidatos adecuados para los próximos cuatro años. Así, como en cada cita, vuelven a surgir las dudas sobre cuándo un voto de considera nulo o en blanco.

Voto nulo

El voto nulo no tiene validez y no es realmente una elección, pues se refiere a aquellas papeletas que no cumplen con los requisitos legales o han sido emitidas de forma incorrecta. Cabe destacar que no se contabilizan como votos válidos y no influyen en el resultado final de la elección, tan solo no se tendrán en cuenta para realizar el reparto de escaños y a la hora de hacer el escrutinio serán desechados. Según el artículo 96 de la Legislación electoral española existen varios supuestos en los que un voto no tendría validez.

Nulidad de un voto:

  1. 1

    Si se emite en sobre o papeleta diferente del modelo oficial.

  2. 2

    Si la papeleta se emite sin sobre o si el sobre contiene más de una papeleta con distintas candidaturas. Si el sobre contiene varias papeletas de una misma candidatura se computaría como único y voto válido.

  3. 3

    Si la papeleta ha sido modificada, añadido o tachado nombres de candidatos o alterado su orden de colocación.

  4. 4

    Si el sobre o la papeleta contiene algún tipo de expresión.

Voto en blanco

El voto en blanco es una opción válida que indica la voluntad de la persona de no apoyar a ningún candidato. Según el artículo 96 de la Ley Orgánica, se considera voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta. Esta forma de ejercer el derecho puede interpretarse como un mensaje de desacuerdo con todas las opciones disponibles.

Su validez le permite entrar dentro del cálculo para repartir escaños, y pese a no tener un impacto directo en la determinación del ganador, tiende a perjudicar a los partidos minoritarios. Esto se debe a que eleva el total de votos y obliga a todos los partidos a obtener más votos para conseguir un escaño en las elecciones. Esto quiere decir que, el voto el blanco repercute en la barrera del 5% de los votos que un partido debe alcanzar en unas elecciones municipales para tener representación. Así, votar en blanco puede dificultar el logro de ese 5% de los votos totales.

Abstención

La no participación implica no participar en absoluto en la elección de un candidato, pues ocurre cuando los ciudadanos deciden no ejercer su derecho al voto, esto puede deberse a la apatía política, el descontento generalizado o la falta de confianza en el sistema electoral. Esta postura tiene repercusión en la participación electoral y, a mayor porcentaje de abstención, menos electores. Cabe destacar que el número de personas que no quiere ejercer su derecho no repercute de manera directa en el reparto de los escaños.

La mesa electoral, formada por el presidente y los vocales, es la encargada en exclusiva de decidir sobre la validez o nulidad de un voto en un proceso electoral acorde a la Ley Electoral vigente, según explica la Junta Electoral Central.

Noticia patrocinada

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios