Borrar
La prohibición bajo vigilancia que condena a Salamanca a otro verano de baños furtivos

La prohibición bajo vigilancia que condena a Salamanca a otro verano de baños furtivos

Pese a intentos y propuestas, la capital se queda un año más sin playas autorizadas por la tensa relación de la CHD con el Ayuntamiento, al que ordenó instalar las señales que prohiben chapuzones que la Policía Local controla y que se hacen sin garantía de calidad del agua del Tormes

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 2 de junio 2024, 10:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En plena subida de temperaturas, Salamanca se prepara para una nueva temporada de baño que tendrá que ser en piscinas, públicas o privadas, o en las numerosas playas naturales de las que disponen la capital y la provincia. Sin embargo, en estos casos serán baños furtivos porque ningún municipio cuenta con zonas autorizadas, aunque las ubicaciones y la costumbre existen. Una circunstancia que implica riesgos por la seguridad o por la salubridad y que, en el caso de la capital, también para el bolsillo, porque bañarse en el Tormes está prohibo desde hace años.

En el caso de la capital, su ribera tiene unos 9,6 kilómetros pero está totalmente vedada a los chapuzones desde hace años. Y la situación no va a cambiar por las tensas relaciones entre el Ayuntamiento de Salamanca y la CHD, que tienen empantanados varios proyectos por la falta de entendimiento.

De hecho, la prohibición del baño es, según fuentes municipales, cosa de la confederación. Fue a instancias del organismo de la cuenca del Duero que se instaló la actual señalización que recuerda la prohibición de bañarse en toda la ribera del Tormes en el municipio. Las señales mandaron a la furtividad una costumbre muy salmantina, practicada en varias zonas durante décadas sin necesidad de cumplir con ningún requisito.

La zona del club de piragüismo en La Aldehuela o el pantalán junto a Mirat, zonas para disfrutar del agua bajo la prohibición en toda la ribera del Tormes. JM García
Imagen principal - La zona del club de piragüismo en La Aldehuela o el pantalán junto a Mirat, zonas para disfrutar del agua bajo la prohibición en toda la ribera del Tormes.
Imagen secundaria 1 - La zona del club de piragüismo en La Aldehuela o el pantalán junto a Mirat, zonas para disfrutar del agua bajo la prohibición en toda la ribera del Tormes.
Imagen secundaria 2 - La zona del club de piragüismo en La Aldehuela o el pantalán junto a Mirat, zonas para disfrutar del agua bajo la prohibición en toda la ribera del Tormes.

Salamanca tenía sus playas en arenales que todavía se ven como las de La Aldehuela, el molino del Arrabal, en el pantalán junto a la antigua aceña de San Jerónimo o la pesquera de Tejares y que encontraban su continuidad en localidades como Cabrerizos, Aldealengua o Huerta, también con lugares tradicionales y habilitados de una u otra forma. En todos los casos, se hacía con el riesgo de carecer de vigilancia o seguridad y sin garantías de calidad del agua.

  1. En la capital

    Playas en el Tormes

Lo mismo ocurre en la capital. Las señales colocadas a lo largo de toda la ribera lo advierten de manera tajante: está prohibido bañarse en el río. Una norma cuya observación se vigila. Según fuentes municipales, la Policía Local se ocupa de que se cumpla.

No obstante, no hay noticia sobre la multa que supondría saltarse esta prohibición y tampoco hay rastros en la memoria de la Policía Local de que estos comportamientos se estén sancionando.

Sí está contemplada en la ordenanza de convivencia la sanción por bañarse en fuentes o estanques de la capital. Según el artículo 12 de la ordenanza de Convivencia Ciudadana, está prohibido «lavar cualquier objeto en las fuentes y estanques, abrevar y/o bañar animales, practicar juegos y/o introducirse en tales instalaciones». Se trata de una infracción leve con multa de hasta 750 euros.

  1. Chapuzones regulados

    Censo de zonas de baño

Sin embargo, no es lo mismo una gamberrada en una fuente pública que bañarse en el río, lo que ha animado en los últimos años varios proyectos para contar con zonas de baño autorizadas y reguladas, sin que ninguno haya prosperado.

La intención era dotar de nuevo a la ciudad de zonas para este tipo de actividad y que pudieran entrar en el censo oficial que hace la Junta con zonas de baño autorizadas en las que se controla, entre otras cosas, la calidad del agua.

Este es uno de los puntos más delicados de las playas de ríos, pantanos o pozas ya que no todas pueden garantizar la salubridad de los usuarios. Para ello, Sanidad establece controles y vigila cada semana de la temporada de baños, de junio a septiembre, los diferentes parámetros. Cuando no se cumple, se advierte de que la zona en cuestión no es apta para el baño, como ha ocurrido en Las Moreras de Valladolid.

  1. Intentos sin éxito

    Proyectos de playa en Salamanca

Sin embargo, hace años que ninguna playa de Salamanca solicita entrar en el listado oficial en el que, en el pasado, sí estuvieron algunas zonas como la de Puente del Congosto. El motivo es que es complicado y, además de los controles de agua, supone cumplir algunas recomendaciones como señalizar, tener vigilancia e informar si el lugar deja de ser apto por mala calidad del agua.

A pesar de ello, la capital salmantina se ha planteado solicitar alguna zona de baño. Estaba previsto en el proyecto para reformar la zona de la pesquera de Tejares, lugar tradicional de baño desde hace siglos, y que iba a quedar en condiciones óptimas con un pantalán y el arreglo del dique.

Sin embargo, la obligación de vérselas con la CHD ha frenado cualquier intención porque tener esa playa requiere realizar un proyecto y tener el ok del organismo gestor de cuenca. También lo planteó el candidato socialista a la alcaldía, José Luis Mateos, que propuso en las últimas elecciones contar con una playa autorizada y propuso la zona de La Aldehuela para ello. Nada de esto ha fructificado y Salamanca se acerca a un nuevo verano de baños furtivos por una prohibición cuyo origen ya nadie conoce.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios