Borrar
El dragón azul, la criatura que vuelve a la costa española tras 100 años

El dragón azul, la criatura que vuelve a la costa española tras 100 años

Tiene el cuerpo aplanado, es muy pequeño y vive en la superficie, donde es difícil de detectar para sus principales depredadores

Alberto Flores y Carlos Valdemoros

Martes, 16 de mayo 2023, 00:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hace un par de años, durante el verano de 2021, aparecieron en las playas de la costa de Alicante varios ejemplares de dragón azul un siglo después de su último avistamiento, que tuvo lugar en 1925 en las Islas Baleares. Previamente, en 1705, también habían sido vistos en Ibiza, algo que confirmó el botánico Johann Philipp Breyne. Pero, ¿qué es exactamente este animal y porque aparece excepcionalmente en las costas de España?

Tal y como detalla Luis Sánchez Tocino, profesor colaborador del departamento de Zoología de la Universidad de Granada, el dragón azul, cuyo nombre común es Glaucus atlanticus, es un gasterópodo que no tiene concha y que ha desarrollado una serie de sistemas de defensa precisamente al no tenerla.

Las características del ‘dragón azul’

Glaucus atlanticus

Es una especie de gasterópodo nudibranquio (caracoles marinos que han perdido su concha en una temprana historia evolutiva)

6

Tiene

apéndices que se ramifican en rayos cerata

Concentra el veneno en su especie de dedos o apéndices

3 o 4

Su armadura bucal se basa en unas mandíbulas muy bien desarrolladas en forma de sierra

cm de largo

Flota sobre la tensión superficial del océano gracias a un saco lleno de gas en su estómago

Tiene 45 dentículos y cuando cierra la boca quedan encajados

Las características del ‘dragón azul’

Glaucus atlanticus

Es una especie de gasterópodo nudibranquio (caracoles marinos que han perdido su concha en una temprana historia evolutiva)

6

Tiene

apéndices que se ramifican en rayos cerata

Concentra el veneno en su especie de dedos o apéndices

3 o 4

Su armadura bucal se basa en unas mandíbulas muy bien desarrolladas en forma de sierra

cm de largo

Flota sobre la tensión superficial del océano gracias a un saco lleno de gas en su estómago

Tiene 45 dentículos y cuando cierra la boca quedan encajados

Las características del ‘dragón azul’

Es una especie de gasterópodo nudibranquio (caracoles marinos que han perdido su concha en una temprana historia evolutiva)

Glaucus atlanticus

6

Tiene

apéndices que se ramifican en rayos cerata

Concentra el veneno en su especie de dedos o apéndices

Su armadura bucal se basa en unas mandíbulas muy bien desarrolladas en forma de sierra

3 o 4

cm de largo

Flota sobre la tensión superficial del océano gracias a un saco lleno de gas en su estómago

Tiene 45 dentículos y cuando cierra la boca quedan encajados

Las características del ‘dragón azul’

Es una especie de gasterópodo nudibranquio (caracoles marinos que han perdido su concha en una temprana historia evolutiva)

Glaucus atlanticus

6

Tiene

apéndices que se ramifican en rayos cerata

Concentra el veneno en su especie de dedos o apéndices

Flota sobre la tensión superficial del océano gracias a un saco lleno de gas en su estómago

Su armadura bucal se basa en unas mandíbulas muy bien desarrolladas en forma de sierra

3 o 4

cm de largo

Tiene 45 dentículos y cuando cierra la boca quedan encajados

AUX STEP FOR JS

Alimentación

Es un depredador que se alimenta de presas grandes y venenosas, como la carabela portuguesa u otras medusas

Si no encuentra alimento se puede volver caníbal

Alimentación

Es un depredador que se alimenta de presas grandes y venenosas, como la carabela portuguesa u otras medusas

Si no encuentra alimento se puede volver caníbal

Alimentación

Es un depredador que se alimenta de presas grandes y venenosas, como la carabela portuguesa u otras medusas

Si no encuentra alimento se puede volver caníbal

Alimentación

Es un depredador que se alimenta de presas grandes y venenosas, como la carabela portuguesa u otras medusas

Si no encuentra alimento se puede volver caníbal

Veneno

La toxina de las medusas no le afecta, es capaz de seleccionar las células urticantes de sus víctimas y quedárselas para su propio uso

Además, es capaz de concentrar el veneno, aumentando con ello el daño que puede producir

Tocarlo puede resultar en una picadura dolorosa, con síntomas similares a los causados ​​por la carabela portuguesa

Los síntomas

Dolor

Dermatitis, eritema, pápulas urticarianas, vesícula de formación potencial e hiperpigmentación posinflamatoria

Náuseas y vómitos

Reproducción

Hábitat

Es hermafrodita, conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos

El Este y la costa Sur de Sudáfrica, aguas europeas, la costa Este de Australia y Mozambique

Una vez fertilizado libera una cadena de huevos que flotan en la superficie del agua, o se adhieren a madera flotante o colocan en los restos de sus víctimas

CARLOS J. VALDEMOROS

Veneno

La toxina de las medusas no le afecta, es capaz de seleccionar las células urticantes de sus víctimas y quedárselas para su propio uso

Además, es capaz de concentrar el veneno, aumentando con ello el daño que puede producir

Tocarlo puede resultar en una picadura dolorosa, con síntomas similares a los causados ​​por la carabela portuguesa

Los síntomas

Dolor

Dermatitis, eritema, pápulas urticarianas, vesícula de formación potencial e hiperpigmentación posinflamatoria

Náuseas y vómitos

Reproducción

Es hermafrodita, conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos

Una vez fertilizado libera una cadena de huevos que flotan en la superficie del agua, o se adhieren a madera flotante o colocan en los restos de sus víctimas

Hábitat

El Este y la costa Sur de Sudáfrica, aguas europeas, la costa Este de Australia y Mozambique

CARLOS J. VALDEMOROS

Veneno

La toxina de las medusas no le afecta, es capaz de seleccionar las células urticantes de sus víctimas y quedárselas para su propio uso

Además, es capaz de concentrar el veneno, aumentando con ello el daño que puede producir

Tocarlo puede resultar en una picadura dolorosa, con síntomas similares a los causados ​​por la carabela portuguesa

Los síntomas

Náuseas y vómitos

Dermatitis, eritema, pápulas urticarianas, vesícula de formación potencial e hiperpigmentación posinflamatoria

Dolor

Reproducción

Es hermafrodita, conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos

Una vez fertilizado libera una cadena de huevos que flotan en la superficie del agua, o se adhieren a madera flotante o colocan en los restos de sus víctimas

Hábitat

El Este y la costa Sur de Sudáfrica, aguas europeas, la costa Este de Australia y Mozambique

CARLOS J. VALDEMOROS

Veneno

La toxina de las medusas no le afecta, es capaz de seleccionar las células urticantes de sus víctimas y quedárselas para su propio uso

Además, es capaz de concentrar el veneno, aumentando con ello el daño que puede producir

Tocarlo puede resultar en una picadura dolorosa, con síntomas similares a los causados ​​por la carabela portuguesa

Los síntomas

Náuseas y vómitos

Dermatitis, eritema, pápulas urticarianas, vesícula de formación potencial e hiperpigmentación posinflamatoria

Dolor

Reproducción

Es hermafrodita, conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos

Una vez fertilizado libera una cadena de huevos que flotan en la superficie del agua, o se adhieren a madera flotante o colocan en los restos de sus víctimas

Hábitat

El Este y la costa Sur de Sudáfrica, aguas europeas, la costa Este de Australia y Mozambique

CARLOS J. VALDEMOROS

Mientras que algunos animales similares cuentan con sistemas mecánicos defensivos, como la generación de pequeñas espinas de carbonato cálcico, hay otros que desarrollan una defensa química mediante la que segregan sustancias que utilizan como repelente contra sus depredadores. Pero en el caso del dragón azul no usa ninguna de estas defensas.

«Su sistema de defensa se basa en las células urticantes de los animales que se alimentan. Las almacenan en su sistema digestivo y actúan cuando necesitan defenderse», explica Sánchez. Y para ello se alimenta de diferentes animales como la carabela portuguesa (Physalia physalis), la medusa botón azul (Porpita porpita) o la vela de mar (Velella velella).

Principales características

Tal y como explica el profesor de Zoología marina de la UGR, que cita datos de www.oceanografica.com, el tamaño del dragón azul es de entre 20 y 30 milímetros y destaca por tener el cuerpo muy aplanado. «Vive justo debajo de la superficie, que es donde están sus presas», mientras que se valen de su color para pasar desapercibidos frente a sus depredadores. «Su color azul hace que desde el aire se confunda con el color del mar, mientras que por debajo es de color plateado, por lo que a contraluz cuesta diferenciarlo de los rayos de sol», argumenta.

Sobre si se trata o no de un animal peligroso, Sánchez dice que «hay que evitarlos y no molestarles», como a todos los animales salvajes. Sin embargo, de nuevo citando al estudio de Oceanográfica, detalla que el contacto con ellos suele ser inocuo para la mayoría de personas por el escaso tamaño que tiene. Eso sí, hay que tener cuidado si se tiene la piel sensible o si se es alérgico, pero salvo estos casos o el contacto con ojos u otras mucosas, no suelen revestir grandes problemas. De hecho, considera que se ha creado un «alarmismo infundado» al aparecer algunas noticias que tachaban al dragón azul como un animal mortal cuando otros como la carabela portuguesa «son más peligrosos».

«Ya apareció en Baleares en 1914, por lo que no creo que tenga nada que ver con el cambio climático»

Luis Sánchez Tocino

Profesor colaborador del departamento de Zoología de la UGR

Diversos expertos apuntan a que las últimas detecciones del dragón azul podían tener que ver con el calentamiento global y el incremento de la temperatura del mar. Sin embargo, el experto en zoología marina cree que este hecho «no tiene ninguna relevancia». «Ya apareció en Baleares en 1914, por lo que no creo que tenga nada que ver con el cambio climático», en su opinión tiene más que ver con las corrientes marinas, que son las que arrastran y desplazan al dragón azul, y con la presencia de sus presas. «Hace unos años aparecieron muchas carabelas portuguesas, así que lo más seguro es que entonces llegaran acompañadas de dragones azules», finaliza.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios