Borrar
Alejandro Sánchez Alarcón
Croacia, Italia y Albania, el inicio de la difícil hoja de ruta para España hacia el Olímpico de Berlín

Croacia, Italia y Albania, el inicio de la difícil hoja de ruta para España hacia el Olímpico de Berlín

Los pupilos de Luis de la Fuente debutarán en la Eurocopa de Alemania ante la semifinalista del último Mundial de Catar día 15 de junio

Isaac Asenjo

Madrid

Sábado, 2 de diciembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Croacia, Italia, y Albania. Estos son los tres rivales que le cayó con poca gracia a España en el sorteo de la fase final de la Eurocopa 2024 celebrado en la majestuosa Filarmónica del Elba de Hamburgo con unos bombos llenos de veneno. A menos de una semana de que Luis de la Fuente (Haro, 1961) cumpla su primer año como seleccionador, La Roja ya conoce la complicada hoja de ruta a cumplir en el camino hacia el Olímpico de Berlín, punto final de un torneo que se inaugurará con un Alemania - Escocia en el Allianz Arena de Múnich, y se jugará el próximo año de forma íntegra en tierras germanas, lejos de la dispersión de la cita de 2021, entre el 14 de junio y el 14 de julio. La última vez que el país organizó la gran cita futbolística continental se aceleraban los últimos tiempos del Telón de Acero en 1988, la nación estaba dividida en dos, y la final la jugó una selección que ya no existe, la URSS.

La selección española, tercera más goleadora de la clasificación con una media de más tres goles por partido, quedó encuadrada en el grupo B, y jugará los tres primeros partidos en Berlín, Gelsenkirchen y Düsseldorf (los 15, 20 y 24 de junio). España evitó a la buena parte de la nobleza del fútbol continental al ser cabeza de serie, al igual que Alemania como anfitriona, la Portugal de Cristiano Ronaldo, la Bélgica de De Bruyne, la Inglaterra de Bellingham y la Francia de Mbappé, actual subcampeón del mundo, pero los caprichos del sorteo hicieron que no le tocaran los mejores compañeros de viaje. El debut de La Roja será ante el veterano combinado ajedrezado que lidera Luka Modric, semifinalista en el último Mundial de Catar; posteriormente tocará el turno ante la vigente campeona de Europa, que se enganchó al torneo 'in extremis' para defender su corona; y finalizará la fase de grupo ante la sorprendente selección del águila bicéfala, liderada por Silvinho -ex del Barça y Celta- desde el banquillo.

«Seguramente este sea el grupo más difícil o uno de los más difíciles de la Eurocopa; no es ningún tópico decir que aquí estamos grandísimas selecciones, y todos los partidos van a ser complicados. Los tres rivales nos van a exigir aplicarnos con las mejores de nuestras condiciones y ofrecer la mejor imagen que tenemos que ofrecer», valoró ante las cámaras de televisión el preparador jarrero, que hace días defendió estar en disposición de pelear por ganar esta competición junto a las grandes potencias continentales.

Cuestionado por el grupo de la muerte que le ha tocado en suerte, no dudó en elogiar a Albania, primera de su grupo de clasificación, Italia, «una selección a la que nadie quiere enfrentarse», así como Croacia, que en los últimos tiempos «ha hecho unos resultados espectaculares y tiene grandes jugadores». El seleccionador aseguró también que a falta de siete meses para la competición, su equipo aún se encuentra en una fase de crecimiento como conjunto y advirtió sobre posibles cambios en la convocatoria definitiva en caso de que existan más lesiones como la de Gavi. «Podemos estar tranquilos pues hay mucha calidad y gran talento», sentenció el riojano, que le ha devuelto el crédito a un equipo al que ha guiado con pulso firme hacia la Eurocopa, gracias a Dios. Creyente convencido, el De la Fuente tiene una fe inquebrantable en un bloque consolidado y que invita a un optimismo que se inició con la corona de la Liga de Naciones el pasado mes de junio ante Croacia, precisamente el primer rival a batir en el sinuoso camino hacia el título.

A priori, los cruces más difíciles se concentrarán en el citado grupo de España y en el D, que opositan a ser el grupo de la muerte, y que reunirá a Francia, Holanda, Austria y un cuarto equipo pendiente de clasificar a través de los play-offs de la repesca, que se jugarán en marzo. Los bombos quisieron que la anfitriona Alemania tuviera también compromisos exigentes frente a Hungría y Suiza, dos habituales en la élite europea y que crecen de forma notable. Inglaterra, vigente subcampeona de Europa, a priori no debería tener problemas para superar un grupo C en el que quedó expuesta junto a Eslovenia, Serbia y Dinamarca, rival complicado que fue revelación de la última Eurocopa pero que decepcionó sobremanera en la última Copa del Mundo.

En el Grupo E, la suerte cruzó a Bélgica con Eslovaquia y Rumania, dos selecciones que no atraviesan sus mejores momentos. Portugal, en el Grupo F, tendrá que vérselas con la República Checa y Turquía.

Las manos inocentes que repartieron más o menos suerte fueron las de 11 ex campeones de la Eurocopa (David Silva, Gianluigi Buffon, Wesley Sneijder, Sami Khedira, Angelos Charisteas, Blaise Matuidi, Brian Laudrup, Lukas Podolski, Tomáš Rosický, Ricardo Quaresma y Steve McManaman) que además de la conformación de los grupos, determinaron las sedes de cada uno. La competición se disputará en diez estadios durante la fase de grupos: Berlín, Colonia, Dortmund, Düsseldorf, Frankfurt, Hamburgo, Stuttgart, Gelsenkirchen, Leipzig y Múnich.

Los dos primeros clasificados de cada grupo, y los tres mejores segundos pasarán a los octavos de final, que se disputarán en Berlín, Düsseldorf, Hamburgo y Stuttgart. Las semifinales viajarán al estadio del Borussia Dortmund y el Arena de Múnich. Para la final del 14 de julio se reserva el Olímpico de Berlín, donde ya se disputó la final de un Mundial 2006 con el éxito organizativo de la fiabilidad alemana. Los 51 partidos del torneo serán emitidos en abierto por RTVE a través de La 1, La 2 y Teledeporte.

Croacia: El ocaso no alcanza a unos guerrilleros que quieren otra gesta

La selección balcánica fue la última en lograr el billete hacia Alemania y el último rival ante el que España volvió a reinar en Europa con la conquista de la Liga de Naciones. La selección croata es un equipo que necesita poca presentación. Se trata de un país con menos de cuatro millones de habitantes que va de gesta en gesta. El veterano combinado ajedrezado se quedó a las puertas de levantar el Mundial en Rusia perdiendo en la final ante Francia y en Catar fue semifinalista.

Liderados por el sempiterno Luka Modric buscarán sorprender de nuevo al mundo del fútbol. El equipo que dirige Zlatko Dalić compite de forma máxima con gladiadores que lo dan todo por el tradicional color blanco con cuadros rojos. Aparte del centrocampista del Real Madrid, destacan los Brozovic, Perisic, Kramaric o Budimir, de la antigua usanza, más los nuevos valores encabezados por el guardameta Livakovic o el defensa Gvardiol, que será el capitán cuando se retire la generación del genio de Zadar. Un equipo con el que nadie cuenta, pero siempre acaba apareciendo. El balance de La Roja ante Croacia es de cinco triunfos, dos empates y tres derrotas.

Italia: Viejos conocidos y alguna que otra cuenta pendiente

El equipo que dirige Luciano Spalletti se enganchó 'in extremis' al grupo de privilegiados para defender la corona lograda en 2021 en Wembley ante Inglaterra. Alojado en el bombo de las supuestas marías, poca broma para España, que se medirá por quinta Eurocopa consecutiva ante los transalpinos, a los que nadie quería. Y eso a pesar de que lleva más de dos años en constante crisis y dos Mundiales sin clasificarse. No obstante se trata de los actuales campeones continentales y es el equipo que ha arruinado las esperanzas de la afición española en las dos últimas ediciones del torneo, eliminando al combinado nacional en octavos en 2016 y en semifinales en 2021.Spaletti, seleccionador desde el pasado agosto tras ganar la Serie A con el histórico Nápoles, buscará poner orden en un equipo plagado de talento, pero que en nada se parece a la Italia competitiva de siempre. Federico Chiesa, Donnarumma, Jorginho o Nicolo Barella deberán dar un paso al frente para conseguirlo después de vivir más de una pesadilla hasta clasificarse con tintes dramáticos para la cita germana. Trece victorias, dieciséis empates y once derrotas es el bagaje ante la selección 'azzurra'.

Albania: Una selección sin estrellas pero con un buen bloque

La selección del águila bicéfala liderada por Silvinho -ex del Barça y Celta- desde el banquillo y encabezada por Uzuni (Granada) o Asllani (Inter) junto a otros jugadores con ascendencia albanesa como el español del Rayo Vallecano Iván Balliu, tienen una notoria presencia de jugadores en las grandes ligas europeas. Un sorprendente equipo que en la fase de clasificación quedó primero de grupo, por encima de la Polonia de Lewandowski y de República Checa. Albania reeditó el miagro para disputar su segunda Eurocopa, después de caer en la fase de grupos de Francia 2016. Ocho años después regresa a la élite y lo hace como cenicienta de un grupo en el que no debería tener opciones. Será el noveno duelo con los albaneses, con un balance demoledor para España: 8-0, con un 9-0 el 19 de diciembre de 1990 como la mayor goleada.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios