Borrar

Episodio 1

Historias tras 'La Casa'

Viajamos a la Sierra Calderona, donde se ubica la casa que inspiró el cómic y donde se ha rodado la película

podcast background

Martes, 7 de mayo 2024, 00:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'La Casa' fue el cómic que despertó a Paco Roca el interés por la memoria familiar. Publicado en 2015, es una de las obras mayores del cómic español, ahora trasladada a la gran pantalla. Recorremos la casa en la que veraneaba el ilustrador valenciano para conocer qué sucedió realmente con ella, algo que ni la novela ni la película terminan de aclarar.

Créditos

  • Guion y narración Mikel Labastida y Carmen Velasco

  • Montaje y diseño sonoro Amalia Yusta

  • Mezcla final Rodrigo Ortiz de Zárate

  • Dirección Mikel Labastida

  • Intervienen Manolo Martínez, Marina Costa

  • Con la colaboración de Paco Roca

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Transcripción

Episodio 1

Historias tras 'La Casa'

Podcast | Historias tras Paco Roca
Episodio 01: «La Casa»
AMBIENTE SIERRA CALDERONA Y PASOS ANDANDO
PACO ROCA: Esta casa estaba abandonada durante un año y tuvimos que venir por eso, por algún problema que había. Yo ni me acordaba de la casa ni nada de todo esto. Entonces a partir de ahí es cuando empecé a reconciliarme con la casa. Empiezas a ver que por un lado a ti te afecta todo esto, pero por otro lado, que puede haber una historia ahí, ¿no? Pensé que la mejor manera de contar esta historia era venirme aquí…
TÍO MANOLO: ¿Queréis una copita de coñac, de whisky…?
PACO ROCA: Una… ¡Jo! Sí que vas fuerte
TÍO MANOLO: Yo qué sé, yo pregunto…
CARMEN: Me has visto con cara de bebedora…
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Se preguntarán cómo hemos llegado hasta aquí. Qué hacía yo -soy Mikel Labastida por cierto- en mitad de la sierra Calderona, en un chalé perdido, sentado de buena mañana junto a Paco Roca y su tío, que era el que nos estaba ofreciendo el whisky y el carajillo. Para explicarlo tengo que retroceder unas cuantas semanas. Este viaje, este podcast, nace de la manera más casual. Yo tenía una tarde sobre mi mesa de trabajo el cómic «La Casa» de Paco Roca. Lo había llevado al periódico porque iba a escribir un artículo en el que lo quería citar.
AMBIENTE REDACCIÓN LAS PROVINCIAS
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: El caso es que una compañera, Marina Costa, al pasar por mi lado y ver el cómic sobre mi mesa me confesó que era uno de sus libros favoritos.
MARINA COSTA: Lo leí hace mucho tiempo, pero me encantó porque me pareció una genialidad. O sea, es un libro tan de detalle, tan emotivo, de sentimientos,... Tengo también una casita que mi familia ha estado currandosela mucho tiempo y entonces me identifiqué un montón con el libro.
MIKEL LABASTIDA: ¿Dónde tienes tú la casa?
MARINA COSTA: Pues la tengo cerquita de Sueca y es una casa que… mi hija es la 5.ª generación y entonces yo para mí es como un tesoro. Entonces, después de leer el libro, porque además lo leí allí, quería leerlo allí.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: «La Casa» se publica en 2015. Ahora vuelve a estar de actualidad por la adaptación al cine que se ha hecho. En ella Paco Roca habla sobre su vínculo real con la casa de veraneo de su familia y sobre la relación con su padre. En 2015 Paco ya había triunfado con «Arrugas», había ganado el Premio Nacional y había alcanzado una gran popularidad entre los amantes del formato. Entre un título y otro había publicado seis obras más.
MARINA COSTA: Me esperaba que no vendieran la casa porque era como cerrar del todo el ciclo. Tampoco se sabe al final si se acaba vendiendo o no, pero no me gustó que los hijos tomaran esa decisión.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Esa frase, ya ves, dicha sin intención, me hizo reflexionar sobre una idea realmente loca y atractiva: lo tentador que sería tener la posibilidad de cambiar el final de algunos libros que leemos. Yo tenía la opción de cambiarle a Marina el final de su libro, el final de «La Casa». Conocía a Paco y sabía lo que había sucedido realmente con esa casa…
SE ABRE UNA PUERTA METÁLICA
PACO ROCA: Esta es la la entrada, esta es la… eso, la parra y la pérgola en la que me basé un poco para… para el cómic, que como veis aquí, o sea, estética no hay, no hay nada. No todo es funcional. La pérgola está hecha con tubos de PVC rellenos de cemento. Somiers…, todo es como reciclado. Aquí no hay nada que tenga una función estética. O sea, el espacio que tienes lo tienes para algo que produzca, no tienes un árbol por el hecho de ser bonito.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: ¿Y si pudiésemos decidir, cambiar el destino de algunos protagonistas de las novelas y cómics que tenemos entre manos? Esta vez estaba en mi mano, nunca mejor dicho, porque tenía a mi alcance acudir hasta el autor y pedirle que me contase bien, que fuese más allá de lo que narraba en las páginas. Y pensé que ese era un viaje que merecía la pena hacer, porque me serviría además para conocer mejor a Paco Roca. Así que me fui hasta La Casa.
SONIDO PASOS ANDANDO HACIA EL COCHE
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Nos vamos hasta la sierra de Calderona, que es donde está la casa.
SONIDO ABRIR PUERTAS COCHE
CARMEN VELASCO: Entra Mikel.
MIKE LABASTIDA: Hola.
CARMEN VELASCO:¿Qué tal?
SONIDO ARRANCAR COCHE
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Y digo «nos vamos» porque no voy solo. Esta historia me va a ayudar a contarla Carmen Velasco, periodista cultural y con muy buena relación con Paco Roca.
CARMEN VELASCO: Ahora salgo por la autovía, pero no pongas el GPS ni nada. Luego, ya cuando estemos un poquito ya más hacia... hayamos pasado l'Eliana y tal, pues ponemos el GPS, ¿vale?
MIKE LABASTIDA: ¿Está lejos?
CARMEN VELASCO: No, yo creo que 30 minutos. Lo que pasa es que igual lo de encontrar la casa en concreto sí que nos cuesta un poquito más porque son algunas rotondas y tal. Pero hoy no hay mucho tráfico.
MIKE LABASTIDA: Me hace ilusión conocer la casa, la casa de «La Casa».
MIKE LABASTIDA: Yo siempre he pensado que ese cómic es el más emocional de Paco, incluso más que «Arrugas».
CARMEN VELASCO: Puede ser. ¿Sabes qué pasa? Que él tiene... Paco Roca tiene cierto talento para dar con temas muy cotidianos que nos pasan a todos y que… de un caso particular lo hace todo muy global y muy universal. Con el de su madre, «El regreso al Edén», que lo protagonizaba su madre pasó algo parecido. Todos tenemos ahí, eh... pues no sé, paraísos perdidos, ¿no? de la infancia…
MIKE LABASTIDA: Yo por esta zona vengo súper poco. Está muy bien. Mira ese carril bici que está ahí.
CARMEN VELASCO: Pues esta zona en los... Yo creo que sería en los 80, mucha gente que vivía en Valencia se compraba una parcelita y los fines de semana, un poco lo que cuenta Paco en la novela, se iba construyendo la casa y se utilizaba pues para pasar la Semana Santa, el verano... Eran casas muy modestas, con cuatro cosas, pero bueno, a poca distancia de Valencia, bien comunicada… Fue una época de una expansión de la zona de Camp de Túria de Olocau, Llíria, Bétera, Náquera...
AMBIENTE NAVEGADOR ROTONDA
NAVEGADOR COCHE: En la rotonda, tome la segunda salida.
AMBIENTE COCHE LLEGANDO Y PASOS ANDANDO
PACO ROCA: ¡Buenos días!
CARMEN VELASCO: Buenos días, Paco.
PACO ROCA: ¿Qué pasa, que no ha sido fácil?
MIKEL LABASTIDA: Había alguna trampa en el camino.
PACO ROCA: ¿Ah, sí? ¿Dónde, dónde?
MIKEL LABASTIDA: En la última… nos habíamos ido hacia Olocau.
PACO ROCA: ¿Qué tal, qué tal? Ah, vale, es antes de llegar a Olocau.
PACO ROCA: Pues nada, pues vamos.
AMBIENTE SIERRA
PACO ROCA: Este camino solamente es de nuestra familia. O sea, todos son tíos. Este es mi tío. Aquí pues está otro tío que bueno, murió hace un par de años, pero ahora lo tiene mi primo. Arriba está mi tía… O sea, que era un terreno que compró a mi abuelo y le dio un trozo a cada uno.
AMBIENTE PASOS EN LA CASA
PACO ROCA: Lo único que tiene un cierto encanto es que está, pues en una montaña, en la ladera de una montaña. Entonces está todo con diferentes niveles. Y el ambiente que tiene, ¿no? está en la Sierra de la Calderona, con lo cual todo alrededor pues son pinos... Digamos que el entorno es bonito geográficamente digamos, pero lo que es en sí la casa no tiene nada de especial, ¿no?
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Al ver a Paco es inevitable reconocer a Jose, el protagonista de «La Casa», por sus hechuras, por su barba, incluso por la camisa de cuadros. El protagonista de la novela vuelve, un año después de la muerte de su padre, al lugar donde pasó los veranos durante su adolescencia. Él, junto a sus hermanos, pretenden adecentar ese espacio para poder venderlo, aunque una vez allí es inevitable que los recuerdos se agolpen.
NARRADORA CARMEN VELASCO: En la visita a la casa nos espera junto a su tío Manolo, que también tiene casa en la zona y que por cierto aparece como personaje en la novela.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Es el que nos va a ofrecer el whisky ¿no?
NARRADORA CARMEN VELASCO: Sí, ese
PACO ROCA: Bueno, mi tío Manolo, que es que ya veréis que es uno de los de los personajes del cómic de «La Casa». Lo cambié un poco.
CARMEN VELASCO: Buenos días, Manolo
NARRADORA CARMEN VELASCO: En el cómic aparece como un vecino que ayuda al protagonista con labores de la casa que normalmente realizaba el padre. El tío Manolo nos va a contar cómo era el Paco que veraneaba aquí de joven y el que años más tarde regresó a esta casa para verla de un modo totalmente diferente.
TÍO MANOLO: Venía aquí con mi hija, la pequeña y se largaban por el monte por ahí para no estar por aquí es así, ¿no?
PACO ROCA: Claro, es que no había nada aquí.
TÍO MANOLO: No había nada.
PACO ROCA: Es que aquí no había nada. Yo creo que no teníamos ni luz. Con esa edad adolescente no quieres estar aquí para nada.
NARRADORA CARMEN VELASCO: Paco y esa casa de verano no se llevaban bien. Para Paco era casi un castigo pasar sus días de vacaciones en aquel lugar que él consideraba inhóspito.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: En el libro se explica bien, cómo el padre de Paco. Se pasaba el día allí trabajando, arreglando desconchados, levantando una pared, reparando la cisterna. Y obligaba a sus hijos a arrimar el hombro, a trabajar también.
AMBIENTE TRABAJO EN EL CAMPO
PACO ROCA: Estas son casas que se hicieron por encima de sus posibilidades porque está hecho con… de la forma más cutre, con cable reciclado, vamos, es una barbaridad. O sea lo raro es que todo funcione. Era terreno rústico.
TÍO MANOLO: Era terreno alto y luego claro, había que hacer escalones.
PACO ROCA: Había que hacer los bancales, había que cementarlo todo, o sea que aquí nunca terminabas de hacer nada, ¿no? De hecho, pues bueno, cuando ya parecía que estaba todo terminado, mi padre como se aburría, pues bueno, tenía este garaje que estaba lleno de trastos, ¿no? tanto de herramientas para trabajar como de todas esas cosas que decíamos que no quieres en casa y que acaban aquí. Tenía espacio de sobra. Pero cuando ya empezaba a quedarse sin cosas que hacer, decidió hacer un búnker. Esto es como… como en la película «Top Secret», cuando se hace un túnel de fuga con una cuchara… pues con el pico y pala. Y dices qué necesidad tienes de hacer esto, ¿no? de crear un espacio más espacio para almacenar.
SONIDO PASAR PÁGINAS DEL CÓMIC
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Los lectores de «La Casa» sabrán que al padre del protagonista lo de sentarse a disfrutar del paisaje no le gustaba, él siempre tenía que estar en acción. Vamos con Paco, que está recorriendo la casa y va rememorando todas las tareas que su padre fue acometiendo allí.
PACO ROCA: Le dijimos a mi padre que aquí no veníamos si no teníamos piscina. Entonces mi padre dijo si queréis piscina, la hacemos. Nos dio un pico y una pala y nos puso ahí a picar. O sea, un terreno que está lleno de rocas, ¿no? Llegó un punto en el que dijimos «se acabó». Da igual, tira hacia arriba. Entonces la piscina ya fue hacia arriba. Imagínate lo que es una superficie grande con roca, que… que picar un palmo ya es una barbaridad, entonces llegó un momento en el que dijimos «se acabó».
AMBIENTE SIERRA CALDERONA
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Son 700 metros cuadrados de terreno. La casa se divide en dos plantas. La de abajo sirve de garaje y de trastero y la de arriba de vivienda familiar, una vivienda que iba evolucionando. Miguel, el padre de Paco, la apañaba como podía.
PACO ROCA: Era…. es su proyecto de vida, ¿no? Es algo que vas haciendo. Con esa visión de darles a tus hijos algo más de lo que te dieron a ti.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Mientras recorremos la casa me vuelvo a acordar de Marina y de lo que le había llamado la atención en el cómic.
MARINA COSTA: Me gustó mucho el tratamiento de los colores, cómo va evolucionando el color de la obra a medida que cada uno de los hijos va teniendo sus propios recuerdos. Luego me gustó también el detalle de la naturaleza, ¿no? Cómo el limonero florece, cómo la higuera... No sé, son cosas en las que todo el mundo nos hemos visto identificados muchas veces. Por eso me gustó, porque pude… pude viajar a mi infancia. Siempre hay rifirrafes entre padres e hijos y sobre todo las diferentes visiones que tienen los padres que han estado construyendo este tipo de… de refugios y cómo los hijos lo ven de otra manera.
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: A Paco, inevitablemente, su padre le ha marcado mucho en su obra.
MIKEL LABASTIDA: A tu padre, ¿que le parecía tu trabajo, Paco?
PACO ROCA: Le costó, le costó entenderlo en un principio. Claro, no son profesiones que sobre todo para alguien de esa generación y mi padre, vamos, la cultura... En mi casa habría mucho cariño, pero libros no había ni uno, ¿no? Mi padre quería que hiciese una profesión, quería que estuviese en Ford junto a mi hermano. Sí que le gustaba, era electricista, había estudiado electrónica y demás. Entonces había becas en for para entrar ahí a trabajar y de hecho mi hermano sigue trabajando en Ford gracias a eso. Entonces mi padre decía que bueno no, dibujar no, dibujar como hobby, pero una profesión de verdad vente a Ford a trabajar como el resto de la familia. Entonces tuve que hacer durante tres años una FP. No me acuerdo de nada. Esto es como cuando le preguntan a los a los Rolling Stone por los 70 y no se acuerdan de nada. Pues lo mismo con esos tres años de electricidad, o sea, no me acuerdo absolutamente de nada. O sea, los tres años tirados a la basura. Como suspendí varias veces el exámen de ingreso en Ford, al final mi padre me dijo «haz lo que quieras».
NARRADORA CARMEN VELASCO: El futuro de Paco Roca no estaba en una fábrica. Su destino era otro. Muy diferente, sobre todo, muy distinto al de su padre.
PACO ROCA: Empecé a estudiar Artes y Oficios. Lo bueno es que enseguida empecé a trabajar en una agencia de publicidad. Entonces mi padre vio que podía trabajar de eso, pero yo creo que siempre tuvo la idea de que eso no iba a ningún lado, que en algún momento volvería a estudiar o que entraría en Ford que eso sí que era un trabajo de verdad. Lo de los cómics y demás a mi padre le costó mucho llegar a entender que…
TÍO MANOLO: No quería quería.
PACO ROCA: No, no, no, que esto era una profesión,
TÍO MANOLO: Había conocido pues a muchos dibujantes y no quería que su hijo fuera dibujante porque es más, cuando hacían concursos allí de la falla de dibujos, yo le decía a mi hermano «envíalos a fer la mar a tots» porque claro, decían que no entrar a él porque todos los años ganaba.
PACO ROCA: Yo creo que por lo menos al final sí que tengo la sensación de que… bueno, de que estaba tranquilo y con la profesión de su hijo incluso orgulloso.
TÍO MANOLO: Sí, estaba orgulloso y tal.
CARMEN VELASCO: Porque, ¿él llegó a conocer tu despunte, tu reconocimiento público?
PACO ROCA: Sí, por lo menos todo, todo lo que surgió alrededor de «Arrugas».
AUDIO PREMIOS GOYA: «Arrugas» Y ahora es el turno del Goya al Mejor Guion Adaptado. Ignacio Ferreras, Paco Roca y Rosanna Cecchini por «Arrugas».
PACO ROCA PREMIOS GOYA: Muchísimas gracias a todos los que han hecho más grande este proyecto, que empezó siendo algo muy personal, una historia que trataba sobre mis padres…
NARRADORA CARMEN VELASCO: Miguel, el padre de Paco, murió en 2012. Fue meses después de la Gala de los Goya. Una ceremonia en la que la adaptación al cine de «Arrugas» logró dos 'cabezones'. Paco Roca no trabajaba en la Ford pero su padre estaba orgulloso de él.
TÍO MANOLO: No bebía cerveza mi hermano de nunca, jamás, jamás, y al final cirrosis.
NARRADORA CARMEN VELASCO: Pudo, aunque por poco tiempo, disfrutar del éxito de su hijo, incluso le acompañó a la entrega del Premio Nacional del cómic por parte del Rey.
CARMEN VELASCO: ¿Tu padre llegó a verbalizar que qué bien habías hecho dedicándote al dibujo?
PACO ROCA: Bueno, mi padre es que pocas veces se abría. También es verdad que yo no he sido el hijo ideal, pero mi padre no… vamos. Yo no recuerdo ningún abrazo de mi padre ni…
TÍO MANOLO: Ni ninguna broma.
PACO ROCA: No. Era bastante reservado,¿no? Las veces que venía a mi casa y estaba trabajando y se quedaba en silencio un rato al lado mirando lo que hacía, para mí eso era como vamos, como lo más, ¿no? como si me hubiese dado un abrazo y me hubiese dicho «hijo, estoy muy orgulloso de ti», ¿no? O sea, cada uno lo expresa de la forma en la que sabe…
NARRADORA CARMEN VELASCO: Su muerte fue un punto de inflexión en la carrera de Paco y lo que impulsó su regreso a la casa.
PACO ROCA: Empecé a hacerlo a los pocos meses de haber muerto mi padre. Para mí fue como una especie de de luto, ¿no? de poner en orden todo eso que te movía. Y luego por el camino sí que empiezas a encontrar el camino, ¿no? por miedo a ver cómo hablo de mi padre. Luego pues pensé en la casa, en esta casa. Qué hacer con esa casa que está llena de recuerdos, que aquí era una especie de cajón de sastre, porque aquí acababa todo, todo lo que no querías en casa acababa aquí. Entonces, cuando tienes que plantearte empezar a limpiar, a tirar cosas, joder, todo tiene como una parte emotiva. Entonces todo eso es lo que me llevó a situar la historia aquí. Claro, es lo que tiene hacer una historia de estas que te pones en la piel de tu padre, con lo cual tú te puedes ver desde fuera y entonces sí que empieza a redimirte, ¿no? a verte lo que lo que hacías, el por qué, el analizarte también. Y luego tiene como… como una parte muy sanadora en la que puedes poner en orden todo eso. Todos los cómics en un principio te cambian de principio a final, pero yo creo que este es el que más me ha cambiado, ¿no? hasta el punto de eso, de acabar quedándome esa casa que no estaba ni previsto en un inicio ni… ni nada. Incluso a partir de aquí ha habido como… como un reencuentro también con mi familia.
AMBIENTE REDACCIÓN
MARINA COSTA: Vaya… pues entonces no vendieron la casa, ¿no?
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Efectivamente, Marina: Paco compró sus partes a sus hermanos. Y ahora es él el que pasa los veranos allí con su mujer y sus dos hijas, el que mantiene vivo ese lugar. Esta vez, como ves, he podido cambiar el final del libro.
PACO ROCA: Ni a mis hermanos ni a mí… habíamos perdido un poco el contacto con esto. Cuando llegas aquí, esto está abandonado… Una vez murió mi padre, ¿qué haces con esto?
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: Porque hay libros que nunca se terminan, que siguen manteniéndose vivos a través de sus lectores y que guardan sorpresas, como éste, que no estaba del todo acabado.
PACO ROCA: Hay un montón de cosas que tienes que mantener. Entonces dijimos bueno, ¿para qué?, si ninguno de nosotros viene, ¿para qué? Pero justamente en mi caso, claro, el haber venido aquí dos veranos para hacer el cómic, el hacer el cómic, el ponerme en la piel de mi padre para hacer la historia, empiezas a ver la casa de otra manera, ¿no? Y también te pilla en otro momento de la vida. Acababa de ser padre…
TÍO MANOLO: Si mi hermano levantara la cabeza diría «¡joder, lo que hace Paco hoy en día aquí!»
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: La ha ido haciendo suya, convirtiendo ese lugar en un rincón más cómodo, en el que poder descansar, en el que pasar el tiempo libre, disfrutar de las comodidades… esas cosas.
PACO ROCA: Es un entorno totalmente diferente, que estás con la familia, que normalmente nadie te habla de trabajo, ni de cómics, ni de nada… Entonces estás como… como eso… como en otro mundo.
SONIDO PROYECTOR CINE
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: La casa al final ha tenido muchas vidas. Ha saltado incluso al cine con una adaptación dirigida por Álex Montoya y rodada en la casa original.
RODAJE: «Y acción»
PACO ROCA: Veo el espíritu que hay detrás, los temas que trataba en el cómic, como es el paso del tiempo… Todos los temas que yo quería tratar en el cómic están en la película. Álex ha añadido cosas suyas. Yo creo que las buenas adaptaciones son las que cuando acabas de… habiendo, ¿no? visto la obra original, lees la adaptación o ves la adaptación y ya no sabes qué estaba en una y qué estaba en otra, ¿no? Y de las primeras cosas que me dijo es que la quería rodar en la casa real porque quería estar lo más cerca posible al cómic.
RODAJE: «Corta. Corten. Hemos cortado»
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: La casa sirvió para que Paco y su padre se reconciliasen. Nunca se pelearon, pero no llegaron a conocerse ni a hablarse lo suficiente. De las anécdotas que recuerda de él hay una que le hace especialmente feliz.
PACO ROCA: Cuando la ceremonia de los Goya, bueno, un poquito después sería, él ya enfermó y estaba en el,... estaba en el hospital. Entonces me acuerdo que tenía los dos Goya, que me… el de guion y el de película, y se los llevé ahí al hospital, que los tenía ahí en la mesita de del hospital. Y él estaba encantado porque pasaban los médicos, se hacían fotos con los Goya y mi padre estaba encantado.
MIKEL LABASTIDA: Pues aquí estoy con todos los libros de Paco Roca.
MARINA COSTA: Ah, pues mira, precisamente quería leer el de «Arrugas».
MIKEL LABASTIDA: ¿No te lo has leído?
MARINA COSTA: No, pero me han dicho que está muy bien y me apetece mucho.
MIKEL LABASTIDA: La verdad es que sí que está bien y también tiene una historia detrás que es muy interesante, que me parecido...
NARRADOR MIKEL LABASTIDA: En el próximo capítulo de este podcast vamos atrás, a los inicios de Paco como dibujante, a sus primeros trabajos sin demasiada repercusión hasta el éxito de «Arrugas». Y claro, hablaremos de «Arrugas» largo y tendido, la historia de dos ancianos que pasan sus días en una residencia para mayores. Y que no, no es una historia basada en el padre de Paco, aunque mucha gente lo crea así.
«Historias tras Paco Roca» es un podcast con guion y narración de Mikel Labastida y Carmen Velasco. Montaje y el diseño, Amalia Yusta. Música original, David Barberá. Mezcla final Rodrigo Ortiz de Zárate. Dirección, Mikel Labastida. Con la colaboración de Paco Roca.