Borrar

La empresa de mi vida

'La empresa de mi vida'

La empresa de mi vida
Jacobo Siruela: el conde de las letras

El tercer hijo de la Duquesa de Alba cambió los palacios por los libros. Fascinado por la Edad Media y preocupado por el dominio de la tecnología, que considera un nuevo feudalismo, ahora se ha adentrado en el mundo de los sueños

podcast background

Sábado, 10 de junio 2023, 00:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Jacobo Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, conde de Siruela, nació en la Casa de Alba pero se reinventó como editor y escritor en la República de las letras. Ha levantado dos editoriales de prestigio (Siruela y Atalanta) en las que ha publicado joyas literarias, algunas vistas como una locura. También se ha embarcado en un proyecto agrícola y ganadero. Y, al fondo, la búsqueda del sentido de la vida.

Créditos

  • Una historia de Amparo Estrada

  • Edición Carlos G. Fernández y Luis Gómez Cerezo

  • Producción técnica Iñigo Martín Ciordia

  • Diseño sonoro y mezcla Rodrigo Ortiz de Zárate

  • Fotografía de Jacobo Siruela Inka Martí

  • Ilustración Alex Sánchez

  • Coordinación general Andrea Morán

  • Producción ejecutiva José Ángel Esteban

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Transcripción

La empresa de mi vida

Jacobo Siruela: el conde de las letras

PODCAST | JACOBO SIRUELA, EL CONDE DE LAS LETRAS
AMPARO ESTRADA: En una masía del siglo XVII en el Ampurdán vive desde hace más de veinte años Jacobo Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, conde de Siruela, tercer hijo de la duquesa de Alba y editor de renombre.
JACOBO SIRUELA: Yo llevo 22 años en el Ampurdán. Es un lugar muy hermoso, de gente educada y discreta.
AE: Sus libros son diferentes.
JS: La gente lo que aprecia es que esto es distinto.
AE: Porque su visión también es particular.
JS: En realidad, lo que sucede es que nuestro mundo no tiene sentido.
AE: Estamos en el pueblo de Vilahur, en la provincia de Girona. El pueblo tiene solo 160 habitantes y la villa, rodeada de campos de cultivo, conserva su encanto medieval. En Mas Pou, la masía que está al inicio del pueblo, encontró su refugio alejado de la contaminación y el bullicio el conde de Siruela.
JS: Ya no quería vivir en las ciudades y descubrí esta casa en el Ampurdán.
AE: Vive recogido en el campo para dedicarse a sus libros.
JS: Tenía todo el tiempo del mundo para leer, que era lo que yo quería.
AE: Porque los libros han marcado su vida. Sobre todo el primero que editó: una novela artúrica.
JS: El primer libro que hice era una locura juvenil.
AE: La masía ha sido restaurada poco a poco: se han recuperado los suelos de barro antiguos y las paredes están pintadas de colores fuertes: azul klein, rojo inglés, amarillo mostaza. La verdad es que hay color en todo. Y están los cuadros, auténticas obras de arte, algunas traídas del Palacio de Liria, la residencia de la Casa de Alba.
JS: Mis obras de arte son mis casas y mis jardines.
AE: Hay bibliotecas en todas las estancias y en cada sala, un rincón para leer.
JS: Aquí hay muchos libros. No lo sé, los libros que habrá. No sé si habrá 6000 libros… no lo sé.
AE: Fuera está el jardín. Un jardín diseñado para la armonía. Salpicado de figuras geométricas perfectas: esferas doradas, un esbozo aún de pirámide, y una gran fuente romana rescatada del Palacio de Liria. Estatuas griegas, romanas, hindúes, hasta un totem indio se reparten el espacio.
JS: Ahora estoy haciendo un jardín aquí en Mas Pou. El jardín con los años ha cobrado una dimensión en mi vida.
AE: Un jardín es también el inicio de esta historia.
CABECERA
AE: Hola, ¿qué tal? Soy Amparo Estrada y esta es una historia de 'LA EMPRESA DE MI VIDA', el podcast donde contamos las vidas que hay detrás de las empresas. hoy viajamos con Jacobo Siruela, el conde de las letras, por un universo mágico donde los libros te transportan a cualquier época y lugar.
JS: Uno de los primeros recuerdos que tengo es en el jardín de Liria, en Madrid.
AE: Liria es el Palacio de Liria, construido en el siglo XVIII en el centro de Madrid y residencia oficial de la Casa de Alba. Y es la casa de su niñez.
JS: Es un poco como si lo llevara en la sangre.
AE: Donde leía.
JS: Desde los 15 años que empecé a leer libros de una calidad literaria ya interesante, pues he estado muy vinculado a la cultura, a la literatura, al arte y a la filosofía, y también a las religiones antiguas y a la antigüedad.
AE: Donde ya apuntaba maneras.
JS: Yo llevaba pelo largo en los años 70. Pero rebelde no, porque mi madre en eso no… no tenía ningún problema. Independiente sí.
AE: Pero se fue de Liria.
JS: Yo me independicé de mi casa a los 24 años. Me fui. Mi madre no quería, pero bueno yo me fui.
AE: Porque siempre ha vivido a su manera.
JS: He sido independiente con mi familia, he sido independiente con mis compañeros de profesión, he sido independiente en todos los niveles de mi vida.
AE: Es su forma de ser.
JS: Como decía Heráclito: «Carácter es destino». Entonces mi destino ha sido la independencia.
AE: Una independencia más fácil porque tenía dinero.
JS: Lo que pasa es que mi padre muere en 1972 y nos deja una pequeña herencia a los hijos.
AE: Que le da para vivir en Londres y para empezar su viaje editorial.
JS: Eso me vino muy bien porque me hizo ver el valor que tenía el dinero y que me tuve que espabilar pronto.
AE: El primer libro que editó fue un éxito. 'La muerte del rey Arturo', una traducción del romance del siglo XIII en una edición numerada muy especial.
JS: Al principio vendíamos poco, pero resulta que ganó el primer premio al libro mejor editado del año.
AE: El Premio Nacional de Edición le da impulso.
JS: Se vendió todo rapidisimamente.
AE: Es un libro hermoso. Con las guardas y tapas en terciopelo damasquinado y las hojas en papel de pergamino. Un libro tan grande que hay que leerlo apoyado en una mesa.
JS: Yo estaba fascinado con la Edad Media.
AE: Con una composición geométrica a dos columnas que va variando y bellísimas capitulares como los libros antiguos. En contraste, las ilustraciones son modernas, más bien expresionistas.
JS: Era un libro de 500 ejemplares. Carísimo, numerado…
AE: Muy pocas librerías lo vendían.
JS: Valía 18.000 pesetas de la época. Claro, estamos hablando del año 80, 1980. Entonces era un libro caro, pero llamaba la atención y como era algo original y la Edad media, pues bueno, pues lo logramos vender. Pero sobre todo cuando ganó el premio se vendió rápidamente.
AE: Jacobo tenía 26 años y con 28 llegó la editorial a la que dio el nombre de su título nobiliario: Siruela.
JS: En lugar de dejarlo ahí y gastarme mi dinero en un viaje o en algo interesante, pensé: «¿Y por qué no hago una editorial ya de libros normales?, no de libros de tiradas limitadas, sino ya de libros que entran en librerías.
AE: Con la editorial publicó una colección de libros medievales, a la que siguió la Biblioteca de Babel, una colección de literatura fantástica, dirigida por Jorge Luis Borges.
JS: Ha sido mi maestro literario. Es decir, yo descubrí a Borges a los 17 años y desde entonces no solamente he leído toda su obra, sino que he seguido las directrices de sus refinados gustos que a mí me han formado.
AE: Pero, en persona, con Borges no hubo cercanía.
JS: Era un hombre un poco distante. Y yo tuve relación superficial con él.
AE: Aunque le llevó a la casa familiar.
JS: Ahí en Sevilla, le enseñamos la casa de mi madre, Dueñas, donde nació Antonio Machado. Él era ciego. Entonces, claro, pues él no pudo apreciarlo. Le llevamos en coche de caballos, que era una cosa muy común en ciertos momentos en Sevilla. Él estaba encantado.
AE: Jacobo Siruela es alto y delgado, con el pelo largo blanco y grandes patillas. Habla pausado y tiene un andar lento y un poco etéreo. Desde luego no parece de esta época.
JS: Yo por eso el móvil lo detesto. Creo que ahí empezó lo malo.
AE: En realidad, su interés vuelve muchas veces a la época medieval
JS: La ilustración dijo que era la época oscura, yo siempre digo cómo va a ser una época oscura, una época que hace catedrales góticas. Una época oscura es cuando ves los puentes llenos de grafitis, pero no una época que hace catedrales.
AE: Una época oscura en la que ve un fondo brillante.
JS: Evidentemente era una época muy violenta, muy injusta socialmente, pero que tenía un enorme sentido. La gente era muy religiosa. Las religiones y los mitos estaban muy vivos y entonces internamente la gente estaba bien, yo creo, porque tenía este sentido profundo de la vida, que hemos perdido.
AE: De la Edad Media saltó a los vampiros y publicó una antología, varias veces reeditada, de textos cortos de los siglos XIX y XX.
JS: Drácula me parece una novela espléndida y los relatos de vampiros dentro de la literatura fantástica…
AE: Un relato que seduce y fascina.
JS: Es curioso, sí, la fascinación que despiertan, yo he hecho esta antología, que es la más completa que hay.
AE: El mito vampírico como expresión interior.
JS: El vampiro está hablando de la parte oscura del ser humano y luego también habla de los miedos que llevamos dentro, los miedos que puede tener la mujer a ciertas partes del hombre y las perversiones que ciertos hombres pueden hacer con las mujeres.
AE: El tercer hijo de la duquesa de Alba, la principal familia de la nobleza española, está alejado del mundo aristócrata.
JS: Eso es una forma de pensar del pasado.
AE: Pero es su mundo al fin y al cabo.
JS: Eso no quiere decir que yo no valore el significado de ser conde ni desvalore la aristocracia.
AE: Aunque solo sea por sus antepasados.
JS: Por mi padre y por mi abuelo. Pues eran verdaderos aristócratas en el sentido antiguo de la palabra, ¿no? Es decir, de nobleza obliga. Nobleza obliga ¿no? Entonces esa moral interna de que la nobleza obliga es muy interesante. Porque no tiene nada de sentimentalismo ni de beatería, sino de forma de comportarse en el mundo y, sobre todo, de comportarse con dignidad.
AE: Jacobo Fitz-James Stuart (por parte de madre) y Martínez de Irujo (por parte de padre) cambió el orden de sus apellidos.
JS: No tiene nada que ver con un rechazo a mi padre. Al revés. Yo a mi padre le tengo en la memoria, le respeto mucho. Fue un hombre que hizo una labor extraordinaria, no pensaba como yo, era muy conservador, pero vamos, de una rectitud y un buen hacer... Tremendo.
AE: Pudo más la estirpe de la Casa de Alba.
JS: Conozco la historia de mi familia, vamos de la familia Alba y me siento más identificado con ella. Entonces por eso mi hermano mayor cambió los apellidos, que era lógico que el duque de Alba tuviera el apellido de Alba y dijo a mi madre si alguno queríamos también cambiarlo y el único fui yo.
AE: A él le gusta decir que es de la República de las Letras. Noble o no llevó a la editorial que creó al máximo prestigio y los libros recibieron una gran acogida por el público lector. Pero llegó un momento que la editorial Siruela no le llenaba.
JS: Cada vez había más, más trabajo, más trabajo empresarial. Y yo la actividad que me gusta es cultural. A mí me gusta leer, me gusta aprender, me gusta difundir ideas.
AE: Así que decidió vender la editorial.
JS: Estaba estresado y estaba insatisfecho, a pesar de que las cosas me iban bien. Pues yo decidí vender. Decidí vender y cambiar de vida.
AE: Y buscó una casa en el campo.
JS: El Ampurdán me gustó mucho. Y yo he vivido muy tranquilamente estos años aquí.
AE: Pero el impulso editorial volvió a brotar.
JS: En el año 2005 abrí una nueva editorial. Porque también eso lo llevo en la sangre.
AE: Ediciones Atalanta toma el nombre de la mitología griega. Atalanta era una veloz cazadora que retaba a sus pretendientes que querían desposarla a que la ganaran en una carrera, pero nunca lo conseguían. Hasta que se enamoró de Hipómenes. La dicha de los enamorados mitológicos duró poco. Cibeles, enfadada porque habían profanado su santuario, los transformó en leones y los ató a su carro. Con Atalanta como inspiración, Jacobo Siruela inició su segunda aventura editorial y eligió de nuevo una novela medieval para comenzar.
JS: Es esta larga, larga, muy larga novela medieval japonesa del siglo nueve que esta mujer, Murasaki Sikivu hizo. Escribió la primera novela psicológica de la historia y la escribe una mujer en el siglo IX y esto es curioso e irónico: gracias a una prohibición. Resulta que en esa época solamente podían dedicarse a la literatura los hombres.
AE: Por supuesto, la prohibición tuvo el efecto contrario.
JS: Entonces ella dijo: «Ah, bueno, pues si no me dejan escribir, voy a contar como es mi vida y como es mi mundo», y entonces se inventa la narración que conocemos ahora y es una novela muy refinada.
AE: Es un diario.
JS: Describiendo, esta mujer: los amores, las desgracias, en una de las cortes más refinadas que jamás han existido.
PAUSA
AE: A pesar de haber emprendido negocios con éxito, Jacobo Siruela no se ve como empresario.
JS: No me ha quedado más remedio pero no es, digamos, la actividad que a mí más me llena. No, porque mi empresa los productos que vende son productos intelectuales con una carga artística. Entonces, lo que me llena es justamente el objeto y su contenido. La forma de vender es como una carga que tengo y no tengo más remedio que hacerlo, pero yo por mí me la quitaría.
AE: Su objetivo, dice, no son los beneficios.
JS: Yo, Atalanta lo he hecho para no perder, no para ganar. Entonces gano, pero no es mi finalidad. Por eso no soy empresario.
AE: No ganar pero tampoco perder dinero. Así que la solución ha sido recortar los gastos. Las oficinas de la editorial están instaladas en su casa y cuenta con dos personas a tiempo parcial para la organización. Porque el fin siempre son los libros.
JS: Mi finalidad es el gozo mismo de editar, y eso es lo que aprecia la gente y por eso es una editorial distinta y por eso tiene éxito, porque si solamente pensara en vender, a lo mejor me iría muy bien, pero sería otra cosa.
AE: Jacobo no solo edita, también escribe. Su segundo libro como autor se titula 'El mundo bajo los párpados'. Habla, claro, de los sueños.De los sueños y la historia.
JS: Me inventé la categoría de sueño histórico y entonces voy narrando todos los sueños que a lo largo de la historia han tenido repercusión, ¿no?. Es decir, que guerras y batallas han sido ganadas gracias a que generales han hecho caso de los sueños.
AE: También de cómo los sueños curan.
JS: En la antigüedad estaban los templos de Asclepio, que era el dios de la medicina en Grecia, donde iban todos los enfermos a dormir y a soñar. Y entonces ellos decían que el dios les ha dado la enfermedad y el dios se la ha quitado…
AE: La mente cura.
JS: Si tú interpretas esto, literalmente, parece una fantasía. Pero, ¿qué quiere decir? ¿Qué el dios te da la enfermedad y que el dios te la quita? Quiere decir que la enfermedad viene de tu propia psique y tu propia psique la puede curar.
AE: Unas historias mitológicas y religiosas que tenían un significado.
JS: Uno encuentra un enorme sentido a todo eso. Y ese enorme sentido es el que ha perdido el mundo moderno.
AE: Como los sueños.
JS: Los sueños son absurdos, pero también están cargados de sentido si los interpretamos. Es decir, es nuestra segunda vida y es una segunda vida que parte de lo más profundo de nuestro inconsciente y que nos está diciendo en qué debemos de cambiar. En qué nos estamos equivocando.
AE: La vida es sueño decía Calderón de la Barca. Y la muerte es sueño para Siruela.
JS: Hay gente que piensa que la muerte es el final de todo. Yo pienso que no. Yo pienso que cuando te mueres tienes algo parecido a los sueños y hay cantidad de pruebas al respecto de gente que ha muerto y han vuelto y han contado las experiencias que han tenido. Pero evidentemente, la ortodoxia materialista se niega a admitir eso.
AE: Ya hemos comentado que Jacobo Siruela es más de otra época. O mejor dicho, no es de algunas cosas de estos tiempos.
JS: Yo, por ejemplo, correos no me gusta recibir en mi teléfono, yo lo recibo como al principio en el ordenador, porque estar todo el rato recibiendo cosas, mensajes… es un mundo de locos y es un mundo al que hay que tomar distancia porque va a crear muchos desequilibrios.
AE: Le gusta guardar distancias con la tecnología.
JS: Por otro lado, la tecnología hay que regularla, porque son unas multinacionales que quieren dominarlo todo y quieren acabar con lo humano, o que lo humano esté totalmente esclavizado y dependiente de las máquinas y del mundo que ellos están haciendo, ¿no?. Y eso es una especie de nuevo feudalismo.
AE: Defensor a ultranza del libro en papel, el de toda la vida.
JS: El libro no se ha acabado. Quieren acabar con él. Hay cierta gente modernilla que quiere acabar con él pero es absurdo.
AE: Cree que deben cambiar nuestros nuevos hábitos.
JS: Se debería de empezar a estudiar los efectos que tiene la tecnología para la salud y para la psicología. Es decir, tener a un niño entretenido con un ordenador cuando tiene cinco años es lo peor que se puede hacer.
AE: Y poner límites a la contaminación electrónica.
JS: Vemos la contaminación visible y olemos la contaminación visible de los coches, pero somos totalmente inconscientes de la contaminación invisible de todas nuestras máquinas electrónicas. Un móvil encendido es un tubo de escape que jamás se debe aplicar al oído. Va directamente al cerebro y puede crear perturbaciones.
AE: Naturaleza y tecnología, las dos preocupaciones.
JS: La naturaleza está tocada. Es decir, en los próximos años, si no cambiamos lo vamos a pasar mal. Incluso el mundo puede llegar a un colapso.
AE: A pesar de ello, piensa que no hay que ser ni optimista ni pesimista, pero sí estar informado para poder actuar
JS: La ciencia no nos va a dar el sentido. La ciencia unida a la tecnología, lo que nos ha dado es un cambio y un progreso muy grande que la gente ve y contempla pero vamos a ver a dónde nos lleva este progreso y esta tecnología. Porque el mundo está muy mal.
AE: Su aportación para cambiar el mundo es ahora la ganadería y agricultura ecológica.
JS: Esta herencia que yo he tenido de las fincas con la muerte de mi madre… Yo vivía muy, muy tranquilo aquí con mis libros y nos hemos tenido que ocupar de convertir esas fincas en ecológicas.
AE: Los terrenos heredados de la duquesa de Alba están situados en la provincia de Salamanca.
JS: No son fincas pequeñas. Lo estamos convirtiendo en un proyecto ecológico de gran envergadura. Las vacas están sueltas con sus hijos y luego comen pienso ecológico y están tomando pasto. Es decir, es una carne absolutamente sana.
AE: Mil hectáreas de bosque bravo también para el lobo.
JS: Estamos demostrando que las vacas pueden vivir con el lobo salvaje. En los alrededores, la gente lo único que quiere es cazar lobos y solamente hay dos lobos ahí. Es una especie en extinción, rodeada de cazadores. Entonces claro, nosotros estamos protegiendo a estos lobos. Y en una zona que es salvaje, pues ahí hay zorros. Queremos también cultivar eso de acuerdo con Europa y recibir ayudas.
AE: Fincas, libros…Todo junto da mucho trabajo.
JS: Estamos en un proyecto agotador para dos editores, duro, porque aterrizar en el campo es duro con los problemas que hay ahí. Pero el proyecto es tan sumamente estimulante y necesario que bueno, tenemos el vigor para seguir adelante.
AE: Aunque quiere bajar el pistón.
JS: He salido adelante perfectamente, pero he trabajado mucho en mi vida, soy muy trabajador, incluso ahora trabajo. Inka y yo trabajamos mucho y siempre digo: «Tenemos que trabajar menos». Yo, este año cumplo 69 años y tengo que trabajar menos.
AE: Pero los libros seguirán porque, al final, lo que siempre se busca es el sentido de la vida.
JS: Yo les he inculcado la cultura. Mi hijo es galerista y mi hija es artista y son lectores.
AE: Y la familia forma parte de él.
JS: El buen padre siempre busca lo mejor para sus hijos, pero nunca sabes si lo has hecho del todo bien o lo podrías haber hecho mejor.
AE: Jacobo Siruela, aristócrata, innovador de la letra impresa y descubridor de joyas literarias. Entre letras y tierras se mueve. Entre el pasado y un futuro del que nos previene. Como editor y escritor ha dado a conocer libros profundos y bellos y ha buceado en lo más hondo del ser humano. Porque, en realidad, la literatura es una buena empresa.
AE: Este es otro capítulo de La empresa de mi vida, el podcast que habla de las vidas y las historias que hay detrás de los negocios y las empresas.
CARLOS G. FERNÁNDEZ: 'La empresa de mi vida' es un podcast escrito y narrado por Amparo Estrada. La edición es de Carlos G. Fernández y Luis Gómez Cerezo. Iñigo Martin Ciordia hace la producción técnica y Rodrigo Ortiz de Zárate la mezcla final. La coordinación general es de Andrea Morán. José Ángel Esteban es el productor ejecutivo.