Borrar
Elon Musk, CEO de Tesla. Tesla
El suculento negocio de Tesla: vender 'créditos' para que otros contaminen más

El suculento negocio de Tesla: vender 'créditos' para que otros contaminen más

ODS 13 | Acción por el clima ·

Esta fuente de ingresos le ha permitido en varias ocasiones cerrar sus números en negro

Jueves, 20 de abril 2023, 14:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En los últimos años, el gigante de los coches eléctricos, Tesla, se ha asentado en los números negros. El beneficio neto de la compañía no ha parado de crecer en los últimos años y las ventas de sus modelos eléctricos, de momento, salvan los obstáculos económicos y de suministros. En los primeros tres meses de este año, la división de automóviles ingresó 18.194 millones de euros de los que 17.205 millones se corresponden con la venta de sus vehículos. Sin embargo, dentro de este apartado, Tesla se anota su segundo mejor resultado de los últimos años y se refiere al «Automotive regulatory credits».

La traducción más simple al castellano es «créditos reglamentarios de automoción», pero que en los informes enviados a la Securities and Exchange Commission (SEC), similar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española, lo explica con estas palabras: «Obtenemos créditos negociables en la actividad de nuestro negocio bajo diferentes regulaciones relacionadas con los vehículos de cero emisiones, los gases con efecto invernadero y los combustibles limpios. Vendemos estos créditos a otras entidades reguladas que pueden emplear estos créditos para cumplir con la normativa de emisiones y otros requisitos regulatorios», añade la firma automovilística. Traducido: venta de créditos de emisiones para que otras firmas contaminen más.

En más de una decena de estados norteamericanos, los fabricantes de vehículos han de vender un cierto número de coches cero emisiones para seguir en su mercado tradicional, el de motores de combustión. Sin embargo, muchos de ellos no cumplen con este requisito o no logran alcanzar las ventas suficientes. Es ahí dónde Tesla, que no los necesita, ha encontrado un negocio.

Aunque la firma de Musk no detalla cuáles son sus clientes, sí han trascendido varios nombres. Stellantis, el gigante automovilístico surgido de la fusión entre Fiat Chrysler (FCA) y Peugeot (PSA), era uno de los compradores de esos «derechos de emisión» al menos lo fue hasta finales de 2020. Según el director financiero de Stellantis, Richard Palmer, la compañía gastó aproximadamente 291,6 millones de euros en comprar créditos a Tesla durante ese ejercicio.

Noticia Relacionada

En aquel año, según los datos publicados por Tesla, la compañía de Musk ingresó un total de 1439,8 millones de euros, donde el 20% correspondían a las compras de Stellantis. Según los datos que accedió la agencia Reuters hace unos años, en el periodo 2019-2021, los pagos de FCA y PSA a Tesla llegaron a los 2.000 millones de euros. Sin embargo, con la creación de Stellantis se puso fin a este negocio. «Con la tecnología eléctrica que PSA trajo a Stellantis, cumpliremos de manera autónoma las regulaciones de emisión de dióxido de carbono a partir de este año«, apuntó el jefe de Stellantis, Carlos Tavares, en una entrevista a medios franceses. «Por lo tanto, no tendremos que recurrir a los créditos de CO2 europeos y FCA ya no tendrá que agruparse con Tesla ni con nadie».

A pesar de esta pérdida, esta fuente de ingresos no ha parado de crecer en los últimos cinco años y que, incluso, ha sido la tabla de salvavidas para presentar ganancias a final de cada ejercicio.

Precisamente en 2020, los «automotive regulatory credits» se multiplicaron por 3 en comparación con los ingresados un año antes y permitió cerrar el primer año pandémico con un beneficio neto superior a los 700 millones de euros. Desde este año, los ingresos por venta de derechos de emisiones de Tesla no han caído de la barrera psicológica de los 1.000 millones de euros.

Son significativos los números conseguidos en 2022, año en el que las ventas de vehículos eléctricos alcanzaron su récord histórico. «El 10% del total de adquisiciones de automóviles fueron cero emisiones», rezan las estadísticas del sector. Sin embargo, en esos mismos doce meses, Tesla ganó un total de 1618,5 millones de euros vendiendo créditos de emisiones de CO2. Expansión que parece no tener fin porque en los primeros tres meses de 2023 ha ganado con este negocio 474,8 millones de euros, un 11,5% más que en el trimestre anterior.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios