Borrar
Centro de salud de la alamedilla Salamancahoy
Castilla y León destina cerca de 360 euros más que hace cinco años a la salud de cada ciudadano, hasta los 1.879

Castilla y León destina cerca de 360 euros más que hace cinco años a la salud de cada ciudadano, hasta los 1.879

Pese a subir el gasto, con 163 euros más que la media, pierde fuelle y retrocede del tercer al séptimo puesto entre 2020 y 2021

Domingo, 9 de abril 2023, 12:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Castilla y León invirtió en la salud de cada ciudadano en el año de la reconstrucción del sistema sanitario 357 euros más que hace cinco, incluso por encima del dato sin precedentes del ejercicio de la pandemia, el peor de la salud pública que implicó créditos y refuerzos extraordinarios. En concreto, destinó 1.879 euros por persona en 2021, lejos de los 1.522 euros del año 2017, y por encima de los 1.863 del año del Covid. Con estas cifras, que acaba de publicar el Ministerio de Sanidad, la Comunidad se sitúa por encima de la media nacional de 1.716 euros y se coloca en el séptimo puesto del conjunto de autonomías, pero pierde posiciones respecto a los datos anteriores, que la situaron en el tercero.

Las Estadísticas de Gasto Sanitario Público analizadas por Ical arrojan que en 2017 la Consejería de Sanidad cerró un presupuesto de 3.687 millones de euros, con un peso en el Producto Interior Bruto de la Comunidad del 6,6 por ciento. En aquel ejercicio, los datos eran muy similares a los del conjunto del país, con una representación del gasto sanitario en el PIB del 5,9 por ciento, y una inversión media de 1.472 euros, lo que supuso 50 euros menos que en Castilla y León.

Aunque el gasto ha subido lentamente, en todos los ejercicios estudiados la inversión de Castilla y León ha sido ligeramente mayor, con una clara diferencia en el año del COVID de 93 euros sobre la media de España, que en 2019 fue de 68, pero que en 2021 marcó mayor distancia, con 163 euros más.

La Comunidad logró cerrar un presupuesto consolidado de 4.472 millones de euros, mayor al de 2020, cuando fueron 4.454 millones en el año de la pandemia, con un impacto del 7,7 por ciento del PIB, por debajo del ocho por ciento de año anterior, pero un punto por encima del 6,7 por ciento de España.

No obstante, pese a tratarse del mayor presupuesto de su historia hasta esa fecha, los datos por comunidades autónomas en 2021 revelan que Castilla y León, con 1.879 euros por habitante, perdió fuelle. El último estudio la coloca por detrás de País Vasco (2.073 euros), el Principado de Asturias (1.965 euros), Comunidad Foral de Navarra (1.941 euros), así como Región de Murcia (1.909), Extremadura (1.895) y Aragón (1.894).

Estos datos contrastan con las comunidades con menor gasto sanitario público que fueron Andalucía (1.486 euros), la Comunidad de Madrid (1.536 euros) y las Islas Baleares Baleares (1.644 euros), pese a que las dos primeras fueron de las que contaron con presupuestos globales más elevados, en concreto, 12.638 y 10.353, respectivamente. La que lideró la tabla por presupuesto fue Cataluña, con 14.017 millones. Entre las dos anteriores y esta última originaron un 45,7 por ciento del gasto sanitario público. Mientras, en valores absolutos la Rioja (524 millones), Cantabria y la Comunidad Foral de Navarra fueron las comunidades con el gasto más bajo, con 524 millones, en el primer caso, y 1.089 y 1.275, en los otros dos.

Peso en la economía

El indicador del PIB, que arroja la importancia que la sanidad tiene en cada economía autonómica, arroja, en este caso, que Castilla y León se situó en 2020 en puestos intermedios, por encima de la media de España, con el 7,7 por ciento citado, frente al 6,7 por ciento del país.

En este caso, la tabla la lideró Extremadura, con un 9,9 por ciento, seguida por Canarias (9,1 por ciento) y la Región de Murcia (9 por ciento. Mientras, la Comunidad de Madrid (4,4 por ciento), y La Rioja y Cataluña (ambas con un 6,1 por ciento) se situaron en el extremo opuesto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios