Borrar
La comitiva judicial retira el cadáver del fallecido Efe
La Policía Nacional abate en A Coruña a un individuo que atacó a un agente

La Policía Nacional abate en A Coruña a un individuo que atacó a un agente

Los funcionarios no lograron frenar al fallecido ni después de dispararle con una pistola táser

Lunes, 25 de diciembre 2023, 17:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Policía Nacional abatió a tiros la mañana de este lunes en A Coruña a un individuo que, según diversos testigos presenciales, atacó con una gran violencia con una barra de hierro a un agente que trataba reducirlo. El funcionario en apuros recurrió a su arma reglamentaria después de no lograr frenar al sospecho ni disparándole con una pistola táser.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 10 de la mañana de la mañana de Navidad en el polígono industrial A Grela, al sur de A Coruña. A esas horas, una de las únicas dos patrullas del 091 de la Policía Nacional en la ciudad, acudió a esa zona, tras recibir una llamada que alertaba de que un hombre, armado con una barra de hierro, había protagonizado un altercado en una gasolinera cercana y que luego, aparentemente fuera de sí, estaba golpeando con esa misma barrio los cristales de los vehículos que transitaban entonces por la calle Gambrinus de ese polígono.

Allí, los agentes, se encontraron con 'viejo conocido'. El hombre, Henry C.C., de 34 años y de origen cubano, tenía varios antecedentes policiales, el último muy reciente, cuando el pasado 22 de diciembre intentó agredir a un agente. El individuo, con aparentes problemas mentales, residía hasta hace tres meses en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, de donde había desaparecido, tal y como habían denunciado sus familiares. Henry había sido localizado hace ya días en Galicia después de protagonizar un incidente en un cajero.

Demasiada ropa

De acuerdo con la versión de los testigos y de los propios funcionarios, los dos policías intentaron primero sin ningún éxito que el individuo depusiera su actitud. Lejos de apaciguarse, Henry C.C. amenazó a los dos agentes e intentó abalanzarse contra ellos, momento en el que fue disparado con una pistola táser. Pero la descarga eléctrica paralizante de 50.000 voltios no tuvo ningún efecto, ya que el individuo, de mucha envergadura, llevaba además gran cantidad de ropa, entre ella en un gran plumas.

La reacción del sospechoso, tras ese intento de inmovilizarle, fue todavía más airada y tras varias carreras e idas y venidas, ya en la cercana calle Severo Ochoa, embistió, barra de hierro en mano, contra uno de los dos policías que había caído al suelo. En ese momento el funcionario le disparó, entre otros lugares, en el tronco, hiriéndole mortalmente.

Fuentes policiales, y del Sindicato Unificado de Policía (SUP) destacaron que la intención del fallecido fue matar al agente y que el funcionario, en principio, disparó a partes no vitales del sospechoso, aunque éste, para tratar de esquivar las balas, se movió y, finalmente, los proyectiles le alcanzaron en órganos vitales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios