Borrar
Francisco Rico, académico de la RAE. R. C.
Muere a los 81 años el académico Francisco Rico, el gran conocedor del Quijote

Muere a los 81 años el académico Francisco Rico, el gran conocedor del Quijote

Buena parte de su trabajo se dirigió a divulgar la universal obra de Cervantes, que él mismo había revisado eliminando todos los añadidos de la imprenta

José Antonio Guerrero

Madrid

Sábado, 27 de abril 2024, 17:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El académico de la Real Academia Española (RAE), historiador de la literatura y filólogo Francisco Rico Manrique ha muerto este sábado por la mañana a los 81 años de edad en el Hospital de Barcelona, tras haber ingresado de urgencia hace diez días. Nacido en 1942 en Barcelona, Rico fue el gran divulgador del Quijote y uno de los grandes especialistas del Siglo de Oro. A la universal obra cervantina consagró varios de sus estudios y obras de divulgación, entre ellas la más completa edición crítica del Quijote, que él dirigió, publicada en 2015 por la RAE con las aportaciones de un centenar de especialistas. Además, hizo su propia revisión sobre las andanzas del caballero de la triste figura, eliminando lo que se añadió en la imprenta y que Cervantes nunca escribió.

A Rico, catedrático de Literaturas Hispánicas Medievales en la Universidad Autónoma de Barcelona, se deben también abundantes estudios con especial influencia en la renovación de los métodos de la historiografía literaria y en el conocimiento de materias como las letras en la Edad Media y Petrarca y el humanismo europeo. Precisamente al humanista italiano está dedicado su último libro publicado este mismo año, 'Petrarca. Poeta, pensador, personaje'.

Pero la debilidad del «último caballero andante», como se le ha llegado a calificar, fue siempre el Quijote (se enfadaba si se escribía 'El Quijote'). «Es un libro muy divertido, entretenidísimo y muy sencillo», decía en todas las entrevistas, aunque en alguna llegó a comentar que ya no leía el Quijote porque se lo sabía. También solía contar que uno de sus pasajes favoritos era cuando don Quijote, en los capítulos finales, regresa a la aldea y escucha a unos niños decir «ya no la verás más» refiriéndose a una liebre, pero él cree que se refieren a su Dulcinea, y se pone muy melancólico. Rico creía que la gran lección de la obra de Cervantes es que «lo mira todo con gran comprensión y humanidad. Siempre ve los dos lados, positivo y negativo, del punto de vista de uno y de otro», apuntaba en una entrevista.

Eso sí, el gran especialista en las andanzas del viejo hidalgo pensaba que a los jóvenes no se les podía obligar a leer a Don Quijote de golpe, sino que lo que había que hacer desde los colegios e institutos era «darles el Quijote a trocitos, y así acabarán enganchándose».

Polémicas

De verbo afilado y fumador empedernido, Rico protagonizó curiosas polémicas, como aquella del año 2011 en la que ridiculizaba la ley del tabaco y decía que él no fumaba cuando lo hacía «como una chimenea». Años más tarde, en 2016, se enzarzó en otro duelo dialéctico, esta vez con su compañero en la RAE Arturo Pérez-Reverte, a cuenta de si los académicos tenían que meterse en los asuntos políticos y de actualidad del país. Rico, además, se convirtió, en personaje literario en varias novelas de Javier Marías, gran amigo, por cierto, de él y de Pérez-Reverte.

Y en cierto modo le gustaba cultivar esa fama de gruñón, como se ha encargado de recordar el filósofo Javier Gomá con una anécdota en su cuenta de X (antes Twitter). «Un día vino a mi despacho Francisco Rico y en el curso de la conversación me felicitó por mi primer libro, 'Imitación y experiencia'. Es usted muy bondadoso, le dije. ¿Bondadoso? Usted no sabe con quién está hablando, replicó, visiblemente molesto«. Así era Rico.

El filológo fue elegido académico de la RAE el 13 de marzo de 1986 y tomó posesión el 4 de junio de 1987 con el discurso titulado 'Lázaro de Tormes y el lugar de la novela'. Ocupaba el sillón p minúscula. Le respondió, en nombre de la corporación, Fernando Lázaro Carreter. En la RAE se encargó de dirigir la colección Biblioteca Clásica, que incluye, entre sus 111 títulos, las obras completas de Miguel de Cervantes.

El académico estaba en posesión de numerosos premios y distinciones. En 2015 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes que otorga el Gobierno; en 2013 recibió el Premio Alfonso Reyes en el Colegio de México (Colmex); y en 2016 fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Bolonia (Italia). Tenía, además, el Premio De Sanctis por su ensayo I venerdì del Petrarca (Los viernes de Petrarca).

El experto cervantista, colaborador de El País, estaba casado con la filósofa Victoria Camps, junto a la que vivía en la casa que el matrimonio tiene en las afueras de Barcelona.

En los últimos años publicó diversas obras. En marzo de 2017 salió a la luz 'Anales cervantinos', compilación de los artículos escritos en El País a propósito de los centenarios del Quijote y de su autor. En mayo de 2018 aparecieron sus obras 'Paradojas del independentismo' y 'Escritores en la Autónoma. La tertulia de Letras'. En 2022 publicó 'Lección y herencia de Elio Antonio de Nebrija' y 'El primer siglo de la literatura española' y, en 2024, el libro 'Petrarca. Poeta, pensador, personaje'.

 

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios