Borrar
Bob Dylan. en uno de sus últimos conciertos. E. P.
Bob Dylan cautiva sin margen para la nostalgia en el inicio de su gira por España

Bob Dylan cautiva sin margen para la nostalgia en el inicio de su gira por España

El trovador estadounidense reúne a 2.000 personas en una cita madrileña con guiño ecológico y teléfonos móviles prohibidos

E. P.

Jueves, 8 de junio 2023, 01:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La lluvia dio una tregua este miércoles por la noche en Madrid para que Bob Dylan cautivase al público de la primera jornada del festival Las Noches del Botánico, un espacio con claro guiño al ecologismo y alejado de los grandes recintos que suelen albergar macroconciertos. El trovador estadounidense encandiló a los presentes como se esperaba, sin dejar espacio a la nostalgia en su repertorio, siempre al piano y en un espacio no invadido por las pantallas de los teléfonos móviles, algo poco habitual en estos tiempos.

Con retraso, a las 21:45 horas, el músico asaltaba el escenario ubicado en el inigualable Real Jardín Botánico Alfonso XIII junto a su banda, todos de negro, para dar inicio en España a su gira 'Rough and Rowdy Ways', con la que recorre el mundo desde noviembre de 2021. Lo hizo justo al parar la lluvia y a ritmo de la versión de 'Watching the River Flow' de su reciente publicación 'Shadow Kingdom' (2023), álbum en el que reinterpreta canciones de su histórico catálogo.

Entre las 2.200 personas que ocupaban al completo el aforo del recinto, reinaba la calma y el entusiasmo a la vez, se mezclaban el respeto y el fanatismo por ver a uno de los grandes iconos musicales del siglo XX. El concierto más caro de Noches del Botánico (las entradas valían entre 80 y 220 euros) se hizo aún más inigualable al no interferir las pantallas de los dispositivos móviles entre los asistentes y el artista, para quien esto se ha convertido ya en requisito indispensable. No hay vídeos ni fotos. No es la primera vez en España en la que los protagonistas toman esta decisión, ya lo hicieron hace algunos meses Bono o Quentin Tarantino.

En total orden, con los teléfonos guardados desde la entrada en bolsas precintadas personales, continuó la noche con un Dylan que no invierte tiempo en dirigirse a su público y por el que se nota el paso de los años. Nada menos que 82 recién cumplidos. Sin embargo, también se le vió un poco simpático, algo agradecido, alejándose por pequeños momentos de esa imagen de arisco con el público que ha alimentado a lo largo de su trayectoria.

Paz y serenidad

En una concierto en el que no se despegó del piano, el Nobel de Literatura tocó una versión de su canción de los setenta 'Most Likely You Go Your Way and I'll Go Mine ' para inundar de paz y serenidad después recitando 'I Contain Multitudes'. Fue un tema muy aplaudido perteneciente al álbum que da título a la gira, un trigésimo noveno trabajo de estudio irremediablemente relacionado con la pandemia -se publicó en junio de 2020-.

Y es que Robert Zimmerman -nombre real de Bob Dylan- se sostuvo precisamente en ese disco, su último de canciones nuevas y propias, tras 'Tempest' (2012), para tejer su espectáculo en la noche madrileña. Hasta nueve de las diez canciones del álbum, muy alabado por la crítica, sonaron en una velada en la que el poeta regala 17 piezas. Solo hay que hacer cuentas.

Varias personas hacen cola antes de emtrar a concierto de Bob Dylan en el Jardín Botánico de Madrid. E. P.

Con su voz agrietada, Dylan cantaba así este trabajo en el que aborda el amor, clama a la vida y conversa con la muerte, envuelto en historia y referentes culturales. De esta forma se pudo escuchar el folk de la potente 'Black rider' o 'Mother of Muses', y el blues de 'False Prophet';« 'Crossing the Rubicon', entre ovaciones, o 'Goodbye Jimmy Reed', entre otros.

No dejó casi espacio a la nostalgia en su repertorio, aunque sí se apreciaron concesiones como las versiones de apertura o el folk rock de 'When I Paint My Masterpiece' (1971), que desde su primera estrofa levanta ovaciones.

Oír la armónica que introduce 'I'll Be Your Baby Tonight' (1967) también hizo vibrar en la noche madrileña a los asistentes a su concierto, en silencio y sentados. Los mismos espectadores también disfrutaron después con el country de 'To Be Alone With You' (1969).

Olvidos perdonables

La más rockera 'Gotta Serve Somebody' (1979) brilló pasado el ecuador de una cita musical en la que muchos se quedaron con ganas de escuchar antiguas joyas como 'Blowin'in The Wind', 'Like a Rolling Stone', 'Forever Young' o 'Desolation Row', entre otras. A buen seguro más de uno de los presentes hubiera hecho varios cambios en el repertorio de la cita, pero eso no significaba que no estuviesen gozando un espectáculo sublime.

Con 'Every Grain of Sand', de su álbum 'Shot of love' (1981), el bardo estadounidense culminó la primera de sus paradas de su gira por España y la apertura de las Noches del Botánico, donde volverá a tocar este jueves. Para despedirse, Dylan se despegó por fin de su piano. Y como si le costase mantenerse en pie frente a su público, saludó de forma tímida. La respuesta que obtuvo fue la tremenda ovación de unos asistentes totalmente entregados y en pie.

El reencuentro de Bob Dylan con sus seguidores españoles se produce después de cuatro años y con un total de 12 conciertos. Tras Madrid, recalará en Sevilla, Granada, Alicante, Huesca, San Sebastián, Logroño y Barcelona. ¿Será esta gira la última del gran trovador estadounidense en estas tierras? Con 82 años se hace cada vez más complicado que pueda repetirse. No obstante, este tour continuará en otros países y se prevé que Dylan siga tocando hasta 2024, tras lo que no sería raro una nueva tirada de conciertos, pues lleva décadas de escenario en escenario, al parecer incansable.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios