Borrar
R. C.
La pianista Lucía Rey presenta nueve viajes musicales en su disco 'Nómadas'

La pianista Lucía Rey presenta nueve viajes musicales en su disco 'Nómadas'

En el Día Internacional del Jazz, la compositora explora temas que surgen de los recorridos vitales «para conocer nuevos territorios o para buscar una vida mejor»

Miércoles, 1 de mayo 2024, 00:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En las teclas del Stainway negro del salón de un palacio de Madrid, Lucía Rey cuenta una historia de peregrinaje, como si describiera aquello que se halla en el camino. Su nuevo disco, 'Nómadas', presentado el Día Internacional del Jazz en la sede de la SGAE, contiene la emoción por la partida anhelada, ya sea «para conocer nuevos territorios o para buscar una vida mejor», dice la pianista; la tensión que precede los pasos, el descanso cuando los compañeros cuentan sus historias -en diálogos intensos entre el piano y la flauta de Jorge Pardo o Juan Carlos Aracil-; los peligros y aliados, la llegada a destino.

En 'Siran', el primero de los nueve surcos de la obra, entremezcla tonalidades de «Oriente y Occidente», arropada por los ritmos del contrabajo y la batería, en un formato trío que deja espacio para que cada voz denote su personalidad, como ya enseñó Bill Evans hace algunos años.

A Lucía Rey la caracteriza la audacia en la improvisación, el contraste que logra con valles de blues, la alegría al tocar. Su jazz tiene reminiscencias de Keith Jarret, pero evoluciona con maestría hacia un sonido actual, como hace, por ejemplo, su contemporáneo Gerald Clayton. No golpea el teclado, lo acaricia, y cada mano aporta una síncopa sutil.

«Todo imaginación»

«Cada canción es un viaje, una narración de esa experiencia», comenta Rey a este periódico. «Pero son todos imaginarios». Antes de tocar 'El viaje del elefante', dice: «Hay otro tipo de viaje, muy bonito, en el que no nos movemos. Es espiritual y metafísico».

En 'Nómadas', que viene acompañado de un cuadernillo con frases poéticas de la autora, hay toques flamencos, árabes, caribeños, y recuerdos de su niñez. Con sus músicos logra crear atmósferas misteriosas y melodías que «no se sabe de cuál orilla son», en 'Colombianas gaditanas' o 'Aliquindoi', dos canciones festivas que sirven de contrapunto a las más introspectivas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios