Borrar
El periodista Jon Sistiaga R. C.
«Hago un periodismo sensato en el que no pregunto para atacar»

Jon Sistiaga

Periodista
«Hago un periodismo sensato en el que no pregunto para atacar»

«Cuatro está generando una parrilla curiosa respecto al periodismo y la información», afirma el conductor de 'Otro enfoque'

J. Moreno

Martes, 14 de mayo 2024, 00:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras una temporada centrándose en los libros, el periodista Jon Sistiaga (Irún, Guipúzcoa, 57 años) regresa a la televisión con 'Otro enfoque', el programa de reportajes de Cuatro con el que vuelve a la cadena que vio nacer. El formato también implica su aterrizaje en Mediaset, grupo al que estuvo ligado en los inicios de su carrera profesional, donde se convirtió en una de las caras de 'Informativos Telecinco' por su cobertura en la guerra de Irak. En la entrega titulada 'Empastillados', que la cadena emite mañana a las 23:00 horas, el programa trata de explicar las causas y consecuencias de que España sea el país del mundo con mayor consumo de benzodiacepinas.

-¿Puso alguna condición para regresar a Cuatro?

-Mediaset contrató a Jon Sistiaga para hacer de Jon Sistiaga, por lo que tampoco hay que pactar demasiado. Yo sé de dónde vengo y sé que ahora ya no estoy en Movistar Plus+, donde se trabaja con otros tiempos y otro tipo de público. Sé que ahora voy a ser rehén de la audiencia y de los cortes para publicidad. Me tengo que adaptar, pero vamos a seguir tratando temazos. Con El Terrat hemos hecho una dupla porque me van a forzar a hacer temas que yo no había pensado.

-¿La vuelta a los orígenes del canal, con regresos como el de 'Callejeros', le ayudó a aceptar la oferta de Mediaset?

-Creo que todo se produjo un poco a la vez. Tras salir de Movistar Plus+ me dediqué a otras cosas, como a hacer un pódcast o publicar una novela. Y este cambio de foco, de Mediaset y de Cuatro en particular, cuadraba en mi forma de entender el periodismo. Ha sido volver a casa, no ir a un sitio en el que nunca había trabajado. En los estudios de Mediaset he pasado mucho tiempo. Enseguida se produjo una sinergia. Creo que Cuatro está generando una parrilla curiosa que me interesa respecto al mundo del periodismo y la información.

-Comenzó con la crispación política. ¿Cree que la polarización llegará a un tope en el que deje de funcionar?

-El tope no existe, ni siquiera en Estados Unidos, donde la polarización llegó al extremo al asaltar el Capitolio porque alguien se creyó un mensaje. No veo que exista una estrategia de parar. Ahora ya algunos empiezan a reconocer que lo que hacen está mal y comienza la autocrítica, y eso es un buen arranque. No sé si eso significa que se van a empezar a autorregular, o van a empezar a hablar entre ellos para bajar un poco el diapasón del enfrentamiento dialéctico. No creo que vaya a pasar esto, al menos a corta distancia.

Regreso a Irak

-¿Por qué los invitados son tan francos con usted?

-Después de treinta años en el extranjero, estoy satisfecho porque me han dicho que sí. Creo que hago un periodismo honesto, sensato, en el que no me importa meterme en una trinchera. Te voy a hacer las preguntas sin atacarte y con cierta sensibilidad si estás hablando de un tema potente. Creo que ven en mí un tipo que no está politizado, que no es un periodista activista, que mi propuesta es a largo plazo, que no estoy buscando titular, sino que estoy buscando hablar. Me perciben como un tipo que no lleva teléfono, no llevo notas, miro a los ojos directamente y ellos se abren. Que alguien te abra su alma y permita meter la mano dentro y después extraerla, es un lujo como periodista.

-Comentó que se le resiste un invitado para 'Otro enfoque'. ¿Quién es?

-No lo voy a decir, pero creo que al final me va a decir que sí. Ahora no es el momento. Hay muchos que me dicen que sí, pero que ahora no.

-Le recordamos por su implicación profesional y personal en la guerra de Irak. ¿Cómo ha sido revisionar el conflicto dos décadas después para este programa?

-Para mí tiene un significado especial. Es volver a un conflicto que me marcó personalmente y que para Telecinco fue importante. Tenemos al único superviviente del atentado a 'los ochos de Irak' que, por primera vez, da la cara. Y en la grabación se produjo una especie de contraentrevista. Me dijo: «Jon, tenemos las mismas experiencias, en el mismo año y misma guerra. Los dos perdimos a alguien allí, pero yo me he tratado. ¿Y tú?». Me hizo como una terapia… Después también hemos hablado con aquellos militares a los que el Ministerio de Defensa no reconoce un trastorno de estrés postraumático y se encuentran en tratamiento psicológico y psiquiátrico desde hace muchos años. También contaremos con el expresidente Zapatero, que va a decir cosas que nunca ha contado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios