Borrar

Nuestros periodistas analizan y recomiendan de manera independiente productos o servicios que pueden ayudarte en la decisión de compra. Cuando compras a través de alguno de nuestros enlaces, la sociedad editora de SALAMANCAHOY puede recibir una comisión. Más información sobre nuestra política de afiliación

Gamepads pro: ¿valen la pena?

Gaming

Gamepads pro: ¿valen la pena?

Prestaciones de nivel profesional por el precio de entre 3 y 4 juegos nuevos… ¿Valen los gamepads pro lo que cuestan?

Lunes, 10 de junio 2024, 08:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Esta generación de consolas ha traído la popularización de algo que hasta ahora estaba reservado a los jugadores profesionales más exigentes: los mandos modulares. Se trata de gamepads que ofrecen una configuración y experiencia personalizable, tanto en sus funciones como en la disposición de estas.

Una idea no tan nueva

Seguro que más de uno por aquí sabe de lo que hablo si digo que nos remontemos a aquella época dorada de las consolas de 16 bits, cuando luchábamos por tener una Super Nintendo o una Sega Mega Drive en casa.

Hasta entonces las videoconsolas habían tenido siempre cada una su mando, pero en cierto momento Sega decidió adelantarse y sustituir su mando de 3 botones clásico por otro con 6. Probablemente no eran conscientes de lo que hacían, pero fue un boom: abrieron la puerta a la posibilidad de variar algo que hasta entonces se daba por fijo.

Aparecieron multitud de gamepads de empresas externas con los famosos botones turbo, que tantas discusiones y peleas provocaron entre amigos en casa por aquel entonces al grito de «¡Tramposo!».

Newsletter

Desde entonces, todos sabemos que las consolas cuentan con sus mandos y periféricos oficiales y otros que, bueno… resultan de calidades y precios diversos. Sin embargo, es en esta generación donde el gran mercado ha empezado a ver algo diferente: gamepads, a veces no oficiales, cuya calidad y precio eran marcadamente superiores a los de los oficiales. Los gamepads pro.

Y la idea cuajó tanto, que las propias Sony y Microsoft no tardaron en ponerse las pilas y sacar sus propios controladores pro: el DualSense Edge y el Xbox Elite, que ya va por su segunda versión.

Qué ofrecen los mandos modulares o pro

Aunque cada producto cuenta con sus peculiaridades, como lo hacen los modelos estándar de PS5 y Xbox Series, hay un gran punto en común: son modulares y personalizables.

Sus piezas son intercambiables y configurables, de modo que permiten elegir dónde colocar cada elemento para adaptarse a cada estilo de juego. Cambiar la cruceta por el stick analógico es sólo una de sus posibilidades más básicas, pero contamos con otras como regular la longitud del recorrido de los gatillos o la inclusión de botones traseros y su activación mediante palancas de tamaño personalizable.

Se trata de arrancarle milisegundos a los tiempos de reacción en el juego competitivo, ayudando a la memoria muscular de los dedos y a que el mando se adapte tanto como sea posible a las manos y costumbres de cada jugador.

Además, son otra forma muy popular de luchar contra el temido drifting de los sticks analógicos, pues si aparece basta con sustituir el módulo del stick y nada más. Estos mandos tienen además numerosos kits de accesorios para personalizar aún más su uso y aspecto.

Por supuesto, nadie da duros a cuatro pesetas, así que estos mandos tienen un precio considerablemente más alto. Por lo general, se mueven por encima de los 150€.

¿Valen la pena? Como ocurre con todos los lujos, a esta pregunta debe responder cada uno con la cartera en la mano. Es cierto que los gamepads pro proporcionan una experiencia notablemente mejor: cualquiera que lleve unos añitos jugando notará claramente la diferencia con el mando en las manos y los ojos cerrados.

¿Es necesario? Evidentemente, no. Los jugadores competitivos son los que más ventajas pueden sacar aquí, pero no están reservados para ellos necesariamente para ellos. Si el gaming es tu afición y quieres hacerte un regalo de calidad, sobre todo si te van los géneros de acción o los juegos exigentes, puede ser un capricho del que nunca te arrepientas.

Sin embargo, si eres más de RPG o juegos tranquilos, probablemente no encuentres justificación en un desembolso así y prefieras gastarte ese dinero en más juegos o cualquier otro accesorio.

Aún así, la oferta de gamepads pro actuales es enorme. Elegir no es sencillo, y menos aún cuando es una compra de precio considerable, por eso te he reunido aquí algunos de los mejores gamepads pro del mercado.

DualSense Edge

El mando pro oficial de PS5 es una maravilla técnica y estética que no decepciona. Si no quieres arriesgarte con terceras marcas, con el controlador modular oficial de Sony no puedes equivocarte. Botones intercambiables, perfiles personalizados y posibilidad de ajustar detalles como la vibración, la sensibilidad del joystick o los gatillos. Además, incluye estuche de transporte y varios accesorios. Su precio en Amazon, con el 17% de descuento, es de 199,99€.

Xbox Elite Series 2 Core

El controlador pro oficial de Xbox Series de segunda generación es el Elite Series 2. Ofrece palancas de mando ajustables, gatillos más cortos de alta sensibilidad y una textura de goma antideslizante en la zona de agarre. Botones con asignacionesexclusivas mediante la app Accesorios de Xbox, cuenta con todos los materiales de primera esperables de un gamepad pro, con la ventaja de que aquí existe la posibilidad de adquirir la versión Core, que no incluye tantos accesorios pero cuyo precio es muy inferior: 112,99€ en PcComponentes gracias al 13% de descuento. Además, siempre estás a tiempo de hacerte con los accesorios deseados por separado cuando sea necesario.

Victrix Pro BFG

Aunque suelo decantarme por los modelos oficiales, lo cierto es que el Victrix Pro BFG es prácticamente uno a estas alturas ya. Con modelos casi idénticos tanto para PS5como para Xbox, PDP ofrece un mando modular a la altura de la etiqueta pro. Módulos reversibles, posibilidad de usar un módulo de 6 botones clásico para juegos de lucha, sticks analógicos y crucetas intercambiables y limitadores, junto con botones traseros personalizables y perfiles configurables. En Amazon puedes encontrar el modelo de PS5 por 159,99€, con un 20% de descuento, y el de Xbox Series por 199,99€.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios