Borrar
Tavares destroza al Barça y permite al Madrid repetir final de la Euroliga

Euroliga | Semifinales

Tavares destroza al Barça y permite al Madrid repetir final de la Euroliga

El gigante caboverdiano resultó demoledor para un rival de nuevo muy frágil mentalmente, con una única canasta de Mirotic en 28 minutos

Amador Gómez

Madrid

Viernes, 19 de mayo 2023, 00:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Edy Tavares, el gigante caboverdiano reconocido como mejor defensor de la Euroliga y jugador más determinante del Real Madrid, destrozó al Barça en las semifinales para llevar a la final al equipo blanco, que este domingo (19:00 h. Dazn) peleará por su undécima Copa de Europa contra el Olympiacos, al que derrotó por última vez en lucha por el máximo título en 2015. Junto al imparable Tavares, que con 20 puntos, 15 rebotes y cuatro tapones logró la segunda mejor marca histórica de valoración en una Final Four (39 puntos), brillaron Sergio Rodríguez, con otra exhibición en el último cuarto, y Mario Hezonja, que también aportó puntos y, sobre todo, defensa, para acabar con el Barça en una excelente segunda parte del equipo de Chus Mateo.

Gracias a la actitud defensiva del Madrid, Nikola Mirotic estuvo de nuevo desaparecido en una cita trascendental para su equipo, de máxima exigencia. El ala-pívot azulgrana acabó frustrado, tras una de las peores actuaciones de su carrera, con una única canasta (0 de 7 en triples) y un rebote en 28 minutos. Al menos Mirotic asumió su responsabilidad, aparte de admitir la clara superioridad de su exequipo. El Barça amenazaba mucho frente a un Real Madrid mermado por sus bajas, pero en el momento de la verdad volvió a fracasar con estrépito contra su eterno rival, el rey de Europa que se sobrepone a todas las adversidades y exhibe siempre carácter y oficio. En esta ocasión, una vez más, relanzado por un pívot demoledor llamado Tavares.

Barcelona

Satoransky (7), Laprovittola (12), Abrines (16), Mirotic (3) y Sanli (-) -quinteto inicial-. Vesely (4), Sergi Martínez (-), Kalinic (6), Kuric (11), Jokubaitis (6) y Nnaji (1).

66

-

78

Real Madrid

Williams-Goss (10), Hanga (-), Musa (7), Ndiaye (2) y Tavares (20) -quinteto inicial-. Causeur (-), Randolph (6), Rudy Fernández (2), Hezonga (14), Sergio Rodríguez (12) y Llull (5).

  • Parciales 18-18, 24,18, 10-22 y 11-20.

  • Árbitros Pukl (Eslovenia), Mogulkoc (Turquía) y Difallah (Francia). Eliminado: Sanli.

  • Incidencias Segunda semifinal de la Final Four de la Euroliga 2023, disputada en el Zalgirio Arena de Kaunas.

Con el Barça otra vez muy frágil de mentalidad, fue muy superior tras el descanso el Madrid, que también empezó más enchufado el duelo, pero los triples de Abrines (tres primeros sin fallo) metieron muy pronto a los azulgranas en el partido, después de una ventaja de siete del vigente subcampeón. El lanzamiento exterior revitalizó entonces al equipo de Sarunas Jasikevicius ante un Real Madrid estrellado con los triples y sostenido siempre por Tavares. El pívot caboverdiano era el gran arma del Madrid para derrotar al Barcelona y ya se fue al descanso con 10 puntos y siete capturas y con los pívots culés incapaces de frenarle.

Ritmo cansino

Fue el Barça el que quiso imponer el ritmo que deseaba ante un Madrid que sin Tavares en pista tenía muchos más problemas, pese a los esfuerzos de Randolph para equilibrar el físico en la zona. Y si al principio fue Abrines, fue Kuric quien tomó el relevo del catalán para comenzar a dinamitar desde fuera a los madridistas. Así, el Barça le dio la vuelta al marcador para alcanzar una máxima diferencia de nueve (40-31), con mucha solidez defensiva y sin necesitar a Mirotic, sin puntos ni rebotes en la primera mitad, pero en la segunda parte se frenó la esperanza.

Durante la escapada azulgrana sin Tavares en pista, el Barça no permitió correr al rival, pero cuando Jakubaitis estaba encendido debió abandonar muchos minutos al romperse dos piezas dentales tras golpearse la cara contra el parqué durante una lucha. El contratiempo y la marcha directa del lituano a los vestuarios dejó lastrado al Barça, sobre todo en un tercer período en el que el Madrid pisó el acelerador y puso una marcha más. Ahí abrió el camino hacia el merecido triunfo.

Fue ese tercer cuarto, con los azulgranas negados ante la canasta blanca, el que devolvió más de una vida al Real Madrid tras acabar el descanso por debajo (42-36). Al Barcelona se le fundieron los plomos en ataque y el conjunto de Chus Mateo encontró la manera de remontar, gracias, no solo a Tavares, sino también, hasta que salió y explotó el Chacho, a su defensa y las canastas de Musa y Williams-Goss.

También, sobre todo, con la defensa de Hezonja sobre Mirotic, que estrenó su casillero con un tiro libre en el último parcial, cuando el Madrid ya ganaba otra vez por siete (60-67), revolucionado de nuevo, al igual que ocurriera en el quinto y definitivo quinto partido de cuartos ante el Partizan, por Sergio Rodríguez. El base tinerfeño jugó e hizo jugar y disfrutar a sus compañeros y cambió por completo lo que hasta entonces era un ritmo cansino que no le estaba sirviendo de nada al Barcelona. La máxima ventaja del Madrid llegó a falta de tres minutos para el final (61-69), cuando el Barça estaba muy tocado anímicamente y los blancos se sentían ya de verdad autoritarios. Tenían muchas razones para ello.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios