Borrar
Nikola Mirotic levanta el trofeo de la Liga ACB ante sus compañeros. Juanjo Martín / EFE
El Barça recupera el trono de la ACB por la vía rápida
Playoff final

El Barça recupera el trono de la ACB por la vía rápida

Una actuación coral de los hombres de Jasikevicius supera el poderío del Real Madrid de Tavares y tiñe de azulgrana el final de temporada

Martes, 20 de junio 2023, 23:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Barça recuperó el trono de la Liga ACB a lo grande. Por la vía rápida y en el hogar del eterno rival, el conjunto de Sarunas Jasikevicius arregló una campaña hasta ahora decepcionante con un inapelable 3-0 en el playoff final. Impuso así su versión coral, con muchos jugadores a gran nivel, frente a todo un campeón de Europa en el que Tavares (19 puntos y 11 rebotes) estuvo muy solo.

Mirotic, en su última aparición como culé, Satoransky, Jokubaitis, Laprovittola y Vesely, incontestable desde el poste bajo en el tramo decisivo, se fueron por encima de los 13 puntos de valoración. Confirmaron que como en los dos partidos del Palau, en esta serie el Madrid ha estado lejos de encontrar soluciones defensivas ante el torrente de armas diferentes con las que ha contado el Barça.

La igualdad fue la nota predominante en la puesta en escena, marcada por la intensidad defensiva. Uno arriba el Madrid (21-20) tras diez minutos en los que sacó rédito del rebote ofensivo y un gran acierto de dos. Toda esa precisión les faltó a los blancos desde la línea de tiros libres, ese goteo de puntos que acaban por ser decisivos, como ya pudieron comprobar en el Palau.

Real Madrid

Williams-Goss (4), Musa (9), Hanga (4), Yabusele (10) y Tavares (19) -quinteto inicial-, Sergio Rodríguez (3), Llull (8), Causeur (11), Rudy Fernández, Hezonja (7), Randolph y Poirier (7).

82

-

93

Barcelona

Satoransky (8), Laprovittola (12), Abrines (2), Mirotic (14) y Vesely (19) -quinteto inicial-, Jokubaitis (13), Kuric (3), Kalinic (10), Paulí, Da Silva (4), Sanli (6) y Nnaji (2).

  • Parciales: 21-20, 20-18, 25-29 y 16-26.

  • Árbitros: Peruga, Jiménez y Torres. Sin eliminados.

  • Incidencias: Tercer partido del playoff final de la Liga ACB disputado en el WiZink Center.

Discurría el duelo entre el toma y daca hasta que el arreón azulgrana para estrenar el segundo parcial le dio al Barça la primera ventaja significativa del duelo (22-29). Chus Mateo torció el gesto y llamó a los suyos a capítulo. Dio resultado. A lomos de la vieja guardia, sello de la casa, el Madrid volvió a ajustar el primer episodio madrileño de la final. Causeur y el incombustible Llull ejercieron de microondas desde el banquillo y tiraron del carro hasta dar la vuelta al calcetín a golpe de acierto en el lanzamiento (41-38).

En una serie final de máxima emoción se mantenía la tónica. La mejoría del Barça en las capturas, aspecto totalmente equilibrado al descanso, la había compensado el Madrid desde la reducción de sus pérdidas, un lastre en los partidos de la Ciudad Condal, a la mínima expresión (2 en los primeros 20 minutos).

Vesely responde

La dinámica de un duelo a tirones continuó en el tercer cuarto. Le tocaba al Barça, con un parcial de 0-6 de salida. Vesely sacaba brillo a su excelente tiro de media distancia y los exmadridistas Laprovittola y Mirotic castigaban desde la distancia. Reaccionó el Madrid con el poderío en la pintura de Tavares y Yabusele, su pareja titular de interiores. Entre el caboverdiano y el francés fabricaron 14 puntos consecutivos y mantuvieron al Madrid en la pomada en mitad de un vistoso intercambio de golpes.

Faltaban solo diez minutos por delante y tras tanta ida y vuelta todo estaba sin definir (66-67). El conjunto de Jasikevicius salió mejor al tramo decisivo y en un visto y no visto acumuló un interesante +7 (72-79) antes de los momentos más calientes. Demasiada concesión al tiro del Barça, en unos porcentajes altísimos. Tavares sostenía como podía a los suyos con canastas bajo el tablero. Vesely, su homólogo azulgrana, respondía una y otra vez en la zona contraria, y la amenaza del KO blanco definitivo aumentaba a medida que el partido se calentaba entre la polémica arbitral.

El Barça logró el jaque con un +8 a dos minutos del final y aunque el Chacho Rodríguez trató de encender la caldera del WiZink Center con un triple el ambiente no era de remontada esta vez. La afición blanca asumió con deportividad la derrota y con la final ya en territorio culé reconoció a los suyos, campeones de la Euroliga, con una gran ovación. Fantástica gestión del equipo de Saras en los últimos minutos. No dio opción a su rival y se proclamó campeón de la Liga ACB con toda justicia tras un playoff final inmaculado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios