Borrar
Los jugadores de Boston defendiendo a Luka Doncic EFE
Unos Celtics intratables no dan opción a Doncic y sus Mavericks
NBA | Las Finales

Unos Celtics intratables no dan opción a Doncic y sus Mavericks

Con un primer cuarto arrollador, Boston se adelanta en el partido inaugural de las Finales

Alberto Rubio

Madrid

Viernes, 7 de junio 2024, 14:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cuando un equipo de baloncesto gana 76 partidos y solo pierde 20 es muy complicado que no termine mostrando una gran superioridad y ganando el campeonato. El primer partido de las Finales ha sido la continuación de una temporada histórica de los Boston Celtics. Los orgullosos verdes vencieron 107 a 89 a unos Dallas Mavericks muy erráticos, quizá hasta nerviosos, y ponen el 1-0 en la serie. «No quieres a Boston», decían las pancartas del TD Garden. Jayson Tatum delegó en Kristaps Porzingis (20) y Jaylen Brown (22) todo el legado Celtic, muy enchufados desde el principio. En el otro lado, Luka Doncic, con muy poca ayuda, hizo sus números pero estuvo muy mal en el tiro. Terminó con 30 puntos y 11 rebotes.

El primer cuarto fue un vendaval, de menos a más. Se fueron calentando poco a poco, como si supieran lo que iba a pasar desde un principio. Los Mavs salieron muy fríos, sin intensidad, como si fuese otro partido más. El partido se rompió cuando Porzingis entró en pista. El letón, totalmente recuperado de su talón de aquiles, llegó a anotar ocho puntos seguidos para su equipo. Entre los rebotes, el gran acierto en triples y una defensa excelsa, terminaron el primer cuarto con una ventaja de +17.

El segundo cuarto fue más de lo mismo. Con un Jaylen Brown perfecto, que anotó todos sus tiros, y Porzingis continuando con su buena racha, llegaron a una máxima de +27. A dos minutos del descanso los Mavericks apretaron, consiguiendo reducir la desventaja al +21. El esloveno estuvo muy solo en ataque. Kyrie Irving estuvo totalmente desaparecido, intimidado por la grada apenas contribuyó.

La pájara de Boston dio falsas esperanzas a Dallas

El tercer cuarto fue totalmente diferente, en gran parte debido a que los hombres de Mazzulla ya estaban casi pensando en el segundo partido. Con un parcial de 20 a 9, los texanos redujeron la distancia considerablemente. Lo llegaron a rozar, a ocho puntos se quedaron. Nadar y nadar para acabar muriendo en la orilla. Muy fallones los Celtics, Dallas no supieron cerrar la remontada, teniendo varios triples liberados para ello.

Ni Irving ni los secundarios estuvieron a la altura. Los puntos fuertes del equipo de Jason Kidd desaparecieron al final del tercer cuarto, como un oasis en el desierto. Se confirmó el análisis que los expertos pronosticaban, el equipo de Massachusetts es muy mal rival para Dallas. Con grandes defensas de las esquinas y evitando los cambios en los bloqueos, fueron una pesadilla para el ataque texano. El único que se puede destacar, aunque tampoco brilló, fue PJ Washington. Boston supo recomponerse y volvió a aumentar la ventaja. Del +8, comenzaron el último periodo con veinte de margen.

El último cuarto fue un paseo triunfal para los Celtics, y finiquitaron toda opción remota de los Mavs. Con el 1-0 en la eliminatoria conservan por el momento el factor cancha. Los Mavericks, en estos playoffs han conseguido ganar partidos como visitantes, por lo que el segundo encuentro será fundamental. En la noche del domingo al lunes veremos si Kidd, Doncic e Irving consiguen darle vida a estas Finales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios