Borrar
Sergio Rodríguez celebra junto a Sergio Llull una canasta. Juanjo Martín / EFE
Gesta del Real Madrid con una remontada memorable
Cuartos de final | Euroliga

Gesta del Real Madrid con una remontada memorable

Sergio Rodríguez lleva al rey de Europa a repetir Final Four tras dar la vuelta el equipo blanco a un marcador adverso de 18 puntos contra el inexperto Partizan

Amador Gómez

Amador Gómez

Madrid

Miércoles, 10 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Real Madrid firmó este miércoles una gesta inédita en la Euroliga, al convertirse en el primer equipo en remontar un 0-2 en una eliminatoria a cinco partidos en la Euroliga para repetir presencia en la Final Four y, en esta ocasión, tras dar la vuelta a un marcador adverso de hasta 18 puntos al inicio de la segunda parte (41-59) contra el inexperto y asustado Partizan. Cuando el equipo blanco estaba contra las cuerdas el rey de Europa volvió a exhibir su envidiable orgullo y, fiel a su incansable gen competitivo, firmó otra hazaña que parecía imposible.

El no va más para el Real Madrid, siempre capaz de resucitar cuando da la impresión de estar muerto al ser sometido por el rival, esta vez por un Partizan al que no le bastó con los 28 puntos de Kevin Punter y sus triples increíbles para enterrarle de forma definitiva. Es lo que tiene un equipo con tantísimo carácter y fe como el madridista, al que en esta ocasión relanzó hacia la Final Four de Kaunas un veterano con muchas batallas y galones ganados: Sergio Rodríguez. Un genio irreductible que se erigió en héroe inesperado y que, junto al poderío interior de Edy Tavares y el talento de Dzanan Musa, acabó por destrozar al conjunto de Zeljko Obradovic.

Fue el Chacho quien, con su experiencia y mentalidad y físicamente como si fuera un chaval y no un base de 36 años, hasta esta tensa eliminatoria de cuartos residual en el Madrid, quien llevó en volandas al Madrid hacia la Final Four, para permitir que el 19 de mayo, se reedite el clásico de las pasadas semifinales de la Euroliga. Con 19 puntos del Chacho en 19 minutos y medio, el irreductible Real Madrid se levantó con grandeza y corazón, reactivado por el base tinerfeño que provocó el éxtasis en el WiZink Center.

Real Madrid

Williams-Goss (10), Musa (20), Hanga (7), Ndiaye (4) y Tavares (12) -quinteto inicial-. Causeur (3), Randolph (2), Rudy Fernández (0), Hezonja (13), Sergio Rodríguez (19) y Llull (8).

98

-

94

Partizan

Madar (5), Punter (28), Leday (9), Papapetrou (10) y Smailagic (4) -quinteto inicial-. Exum (16), Nunnally (9), Lessort (13) y Trifunovic (0).

  • Parciales: 22-23, 17-32, 30-21 y 29-18

  • Árbitros: Ryzhyk (Ucrania), Latisevs (Letonia) y Difallah (Francia). Eliminados: Ndiaye y Smailagic.

  • Incidencias: Quinto partido de cuartos de final de la Euroliga, disputado en el WiZinz Center de Madrid.

Fue una remontada realmente memorable del Madrid, a quien Sergio Rodríguez dirigió con maestría. El canario contagió de espíritu ganador a sus compañeros, para escribir juntos otra histórica página del equipo más laureado del continente. La de un equipo que estaba contra las cuerdas tras perder los dos primeros partidos en el WiZink pero, tras la batalla campal que al final resultó tan beneficiosa para los blancos, tiró de nuevo de oficio para no dejarse vencer. Es lo que tiene este Real Madrid, sea dirigido por Pablo Laso o ahora por Chus Mateo.

El Madrid comenzó a hacer soñar a su afición cuando tiró de épica durante un vibrante intercambio de triples al final del tercer cuarto (69-76). No solo aguantó el Real Madrid al Partizan con Edy Tavares y las cuatro personales del pívot caboverdiano, sino que consiguió acogotar de verdad al atrevido pero débil de cabeza equipo serbio, sobrepasado tras el descanso después de su gran baloncesto en el primer tiempo. Entonces apareció el Madrid del oficio y de tantísimos recursos ofensivos y también defensivos, aunque no tuviese tiro exterior en el primer tiempo y encajase casi un centenar de puntos en duelo tan decisivo. Sin embargo, el Real Madrid disfruta y hace feliz a sus aficionados así. Jugando a lo loco.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios