Borrar

Sábado, 29 de junio 2024, 22:27

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una tormenta eléctrica y una granizada han obligado a detener el partido entre la selección de Alemania y Dinamarca de octavos de final. En el minuto 35, el estruendo de un trueno que ha caído muy cerca del Signal Iduna Park ha sonado como si hubiera estallado una bomba, motivo por el que el árbitro ha decidido detener el partido. Ambos equipos se han ido a los vestuarios mientras empezaba a llover considerablemente y a caer granizo.

Los aficionados se lo han tomado con humor. Se han formado dos cascadas de agua en uno de los laterales que aficionados han utilizado como una ducha gigante. Tras unos minutos de incertidumbre, el partido se ha reanudado al cesar la tormenta.

La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes
La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

La ducha gigante del Alemania-Dinamarca, en imágenes